nezt radio001

¿Qué tan licito es manejar la técnica de Mahatma Gandhi ante un conflicto?...

25 / Julio / 2016,

 

gotitas de esperanza

Nuevamente esta columna inicia con una incógnita, pues nuestra realidad nacional ha puesto en Jaque Mate a nuestros gobernantes, con los acontecimientos ocasionados por los maestros en Chiapas y Oaxaca, si bien es cierto que para cada problema siempre hay una solución, también es cierto como asevere en una de mis notas anteriores, en política, siempre hay otros parámetros que no hacen posible la aplicación de esta regla, por ello la experiencia, astucia y el conocimiento de técnicas aplicables a problemáticas que dicho sea de paso “han funcionado”  a manera de jurisprudencia en otras ocasiones ante situaciones similares, pueden llevar a solucionar los mismos.

Ciertamente es bien sabido que para conformarse  un conflicto, por lo general están presentes:

  1. Que  se presenta entre dos instancias
  2. Una diferencia de opiniones y criterios entre las partes en conflicto
  3. Una  ambición obstinada de ganar a toda costa entre los participantes
  4. Una negativa a ceder parcial o totalmente a los objetivos planteados de cada una de las partes
  5. Un interés mínimo hacia la negociación de términos y objetivos entre las partes

Mi señora madre tenía un estilo peculiar para evitar que yo entrara en conflicto ante una agresión, o como se dice en la actualidad, evitar que me enganchara y su técnica estaba basada en esta  premisa, me decía: Mira mijo para generar un conflicto se necesitan dos “Uno que busca la camorra y otro estúpido que le sigue la corriente”, déjenme les explico de una manera simple para que lo entiendan mejor, una vez llegue a casa todo golpeado y mi madre asustada me dijo, ¿Qué te paso?... yo furico le conteste, un niño “me la mentó” y tuve que pelear con él, ¡pero quedamos empatados porque el quedo igual que yo!... mi madre extrañamente se rio con muchas ganas y me dijo enfática, pues que te dijo, le conteste “me la mentó”, para los que lean esta nota en otro país, la mentada de madre es la máxima grosería con la que se puede ofender en México, vuelvo al relato, mi madre me dijo ¡no te estoy preguntando!.. ¿Qué te hizo?... sino ¿qué te dijo?... dímelo textualmente, en voz baja conteste para no faltarle al respeto, me dijo “ve y chinga a tu madre”…  y ¡ya analizaste la situación!... tú fuiste el estúpido que le hizo caso al pendenciero, perdiendo y entregando tú poder a tu contraparte, a partir de ahí, tuve el criterio de nunca más perder el control, ni mi poder sobre las situaciones conflictivas, esto es algo así como la técnica que utilizo Mahatma Gandhi, para liberar a la India del yugo inglés, ante un golpe una actitud pasiva, enfurecerá más al oponente, haciéndolo ver mal a todas luces, créanme a mí me conocían como el cabeza de cerillo porque ante cualquier situación me encendía y actuaba impulsivamente, ciertamente lograba una satisfacción personal, pero mi imagen siempre estaba deteriorada por esta forma de actuar, hagamos historia y memoria, si recuerdan, hace algunos años atrás, en el sexenio del Presidente Vicente Fox, nuestro país tuvo un conflicto casualmente en Chiapas  en donde un denominado Ejercito Zapatista de Liberación Nacional,  teniendo como premisa un mejor trato a las etnias indígenas de la zona, se armó para actuar en contra del gobierno que había olvidado sus raíces prehispánicas y descuidando a los indígenas, sin darles oportunidad de crecimiento y subsistencia de manera decorosa, una de las estrategias de este mentado ejercito, fue el utilizar a la globalización, para dar a conocer la situación de los indígenas en nuestro país, y una de las metas era acudir a la máxima autoridad de la ley en México, el Congreso de la Unión y tomar El Palacio Legislativo por la fuerza, utilizando las armas y la amenaza, como vía de apoyo  para que desde la tribuna mencionar la situación que se vivía y de esta manera hacerlo internacional, para que apoyado por las asociaciones de derechos humanos a nivel mundial lograr su objetivo, la reacción a esto del gobierno en turno fue una premisa del arte marcial del yudo “utilizar la fuerza e impulso de su adversario para que con ella misma derribarlo” o mejor dicho la técnica Magandhí  y dijo el Presidente Fox en aquel entonces: ¡ha con que quieren llegar al congreso y tomarlo!...  pues en vez de confrontarlos escoltémoslos y allanemos el camino hacia su objetivo, ciertamente la decisión fue salomónica, y lo que podría haber gestado una guerra civil, no paso de ser más 

 

Que tan licito

Bien visto por la comunidad internacional, pues el comandante Marcos perdió mucho del poder que tenia, sin embargo, se dio la negociación para la paz que dicho sea de paso nunca fue rota en nuestro país en Larraizar llegándose a un acuerdo y mejorando en algo la situación de los indígenas que representaba el EZLN.

El fiscal del estado de guerrero, Lic. Javier Ignacio Olea Peláez, manifestó que no ejercería acción penal en contra de los maestros que se manifestaron e hicieron destrozos en las oficinas de la SEP del Estado, argumentando y dando a entender que sería como echar gasolina que encendiera una respuesta de mayor agresión, por su parte del gobernador del estado de Chiapas Manuel Velasco sin así quererlo, según corrigió posteriormente al haberlo manifestado, invoco las palabras que repitió el Presidente Gustavo Díaz Ordaz durante el conflicto del año de 1968, que culmino en masacre, “Hemos sido tolerantes, hasta excesos criticables”,

 

 

Que tan licito 2

Ciertamente ya no hay ni para adonde arrimarse ni para donde voltear, pero ambas declaraciones de los funcionarios que el grueso de la sociedad hoy critica, llevan una buena intención, que es el de evitar que el conflicto crezca a grados superlativos.   

A pesar de que pareciera ser que si se les diera a los maestros lo que piden el conflicto amainaría, los estragos efectuados al grueso de la población que han integrado como diría la India María “ah huejotzingo” (ah Huevo), generando desabasto, retardo en actividades, desatención a nuestros hijos retrasos en su educación y otras tantas cosas más, que todos de alguna u otra forma hemos padecido en las diversa ciudades que integran la república mexicana, ¿hasta cuándo parara esto?... ¿cuál será la fórmula mágica para ello?...ciertamente los afectados somos más y aunque en algunas partes se han manifestado para que entiendan las partes en conflicto que la negociación es la vía más viable para terminar  y que el estado de derecho está en jaque de momento, y que se está generando un antecedente de impunidad, que tarde que temprano una vez resuelto el conflicto servirá de escantillón para otros objetivos haciendo jurisprudencia y antecedente de solución, la pregunta lógica es ¿Ahora a los simples ciudadanos quien podrá defendernos?...

Kalíman, el Chapulín Colorado, o como diría en aquellos años del terremoto de 1985 en uno de los puentes de avenida insurgentes: “Santísima Virgen de Guadalupe ¿Salva a la Patria!...”  

            En lo personal yo pienso que ambas partes en conflicto tienen razón en algunos puntos y en otros no, pero el ámbito de solución está en la eventual acción por ambas instancias ¡de estar en disposición de negociar!..., ni la amenaza, ni la presión lleva a nada, ciertamente las leyes se hacen para cumplirse y no ir en contra de ellas, pero si son de reciente cuño, una revisión de las mismas no estaría de más, y el avanzar hacia los objetivos paso a paso no de golpe y porrazo, regularizando y uniformizando los recursos para la educación a nivel nacional en todos los rincones del país y no exigiendo actualizaciones a quienes casualmente el gobierno tiene abandonados en estos rubros, por otra parte, duro contra la corrupción y regresar al sindicalismo nacional a su objetivo honesto y de representatividad, no de enriquecimiento ilícito, si a la recuperación de la rectoría del estado en la educación, en fin su opinión es la más importante, ¿usted qué opina?...  y de qué lado está, hasta otras letras.

  

blog comments powered by Disqus