alejandro barreiro

Muchos han dicho durante Siglo XX que para conocer el estado de la sociedad de un país, basta con echar un vistazo en un estadio o en una plaza de toros.

Lo que vimos ayer en el partido de México y Panamá, es el vivo reflejo de lo que son las privatizaciones a la “mexicana”.

Una federación de futbol digna de una oligarquía que sólo ha sometido a uno de los deportes que mayor interés. Por fortuna es un deporte que no ha dado ninguna gloria a México y esperamos que tanto televisoras y empresarios no se interesen en deportes que verdaderamente han dado gloria a México, como es el caso del frontón y todas sus modalidades.

A veces preguntamos ¿Porqué no hay más apoyo a deportes distintos al futbol? Demos gracias realmente por el bien de muchos deportes.

La situación del país está siendo tan reflejada en el futbol, que surge de nuevo la pregunta que hace unos días hizo Brozo en su programa.

“¿Qué hace falta para que alguien renuncie? Ya sea en el gabinete o en la Federación Mexicana de Futbol.

Veamos lo que ha sido el sexenio, veamos lo que son las reformas y sin temor a equivocarme, el reflejo real y la bola de cristal de nuestro devenir, es no muy lejano al del futbol mexicano.

Deja un comentario