Acatlán de Osorio, Puebla.- Cerca de las siete de la noche de este miércoles, policías de Acatlán de Osorio, a punta de golpes, detuvieron al joven César Morales Quintana, quien fue trasladado a la comandancia y bajado de la patrulla “como un animal”, de acuerdo con testigos, y fue ingresado al reclusorio; más tarde los mismos policías informaron a la madre del joven que se había “suicidado”.

Los primeros informes recogidos apuntan que fue asesinado por parte del cuerpo de seguridad que abusa de su autoridad y que en esta ocasión terminó en una tragedia para el joven.

Más de un centenar de antorchistas protestan en este momento en la calle principal en donde se encuentra la presidencia municipal para exigir el pronto esclarecimiento de la muerte de Morales Quintana.

El líder del Movimiento Antorchista en el municipio de Acatlán de Osorio, Adrián Carvajal Gómezcaña, reprobó este acontecimiento y exigió que se castigue a los implicados en el caso, independientemente de cuál sea la razón por la que estaba detenido César Morales.

Carvajal Gómezcaña declaró que esto no es un hecho desconocido pues ya anteriormente se han cometido este tipo de agravios por parte de los servidores públicos de Acatlán. “Hago responsable del suceso a los policías y Guillermo Martínez, edil de Acatlán, pues hasta el momento me he tratado de comunicar con él y no ha respondido”.

Afuera de las inmediaciones de la presidencia, los manifestantes piden a la policía del estado de Puebla y a Derechos Humanos que intervengan en este suceso, se esclarezca el hecho y se castigue a los culpables de este asesinato.

Hasta el momento ya se presentó el Ministerio Público y los respectivos peritos para realizar el levantamiento del cadáver.

Deja un comentario