Jiquipilco, Méx.- Como parte de las gestiones emprendidas por dirigentes del Movimiento Antorchista, se realizó la entrega de becas a estudiantes indígenas de la Escuela de Nueva Creación, módulo adscrito a la Preparatoria Oficial 215, de San José del Rincón, ubicada en la comunidad de San Bartolomé Oxtotlitlán perteneciente al municipio de Jiquipilco; casa de estudios de reciente apertura impulsada por la organización social, que se ha dado a la tarea de brindar educación a los sitios alejados de las cabeceras municipales.

Las gestiones emprendidas por Leonel Navarrete Lucas, dirigente del trabajo social en el municipio y Francisco Sánchez Hernández, coordinador de la institución educativa ante el Gobierno del Estado, dieron como resultado la entrega de un significativo número de becas para los alumnos de esta casa de estudios.

Al respecto Sánchez Hernández, coordinador de la institución agradeció a los padres de familia por la confianza otorgada y solicitó el respaldo de personal académico y estudiantes para continuar impulsando las tareas gestoras en la zona, lo cual se traducirá en obras y servicios.

En más actividades, estudiantes de la Escuela Preparatoria Oficial Nueva Creación San Bartolo Oxtotitlán, participaron en el encuentro de ajedrez en el municipio de Jiquipilco, demostrando su capacidad, prestos a realizar actividades extracurriculares y mostrando que se encuentran ampliamente preparados.

Es de resaltar que nuestra casa de estudios debido a ser de nueva creación no cuenta con los recursos necesarios para que los jóvenes se puedan desenvolver; sin embargo, esta clase de eventos culturales nos motivan a continuar preparándonos para que en un futuro estemos entre las mejores de la zona. Agradecemos a los organizadores de este magno evento por la invitación y exhortamos a los jóvenes de la región que quieran tener educación con calidez humana, visiten las instalaciones de la escuela donde con gusto se les brindará orientación personalizada”, expresó Francisco Sánchez Hernández, coordinador de la institución.

Como parte de la formación educativa que reciben los estudiantes de las distintas escuelas afines al Movimiento Antorchista del Estado de México, alumnos de la Escuela Preparatoria Oficial Nueva Creación San Bartolo Oxtotitlán, en Jiquipilco, se han sumado a las labores de limpieza de esta institución educativa.

Francisco Sánchez Hernández, coordinador del plantel y dirigente de la organización expresó, “somos una escuela de reciente creación que carece de diversas cosas, sin embargo, esto no nos limita, al contrario, nos motiva para ponerle todo el empeño del mundo para cambiar la imagen de la escuela, solo es cuestión de organizarnos y aquí todos ayudan”.

Explicó que personal docente, directivos y estudiantes, se sumaron a este proyecto innovador de cambio de imagen. Cabe destacar que los padres de familia se han unido a esta tarea de limpieza ya que para ellos es un logro importante que Antorcha Campesina haya llevado educación a su comunidad, misma que antes no contaba con la posibilidad de que los jóvenes se formaran en este grado académico debido a que tenían que trasladarse a la cabecera municipal en busca de nuevas oportunidades.

En Jocotitlán, una de las tareas de la organización, ha sido dotar de diversos servicios a las comunidades apartadas de la cabecera municipal; el servicio de taxis es ya un referente en municipios como Temascalcingo, Atlacomulco, San José del Rincón y Jocotitlán.

Cada base de taxis ofrece servicio de calidad a un precio justo llevando a los usuarios a sus hogares; lugares a los que el transporte público no llega “para los que trabajamos de taxistas es un honor brindar el servicio de operadores del volante, también vamos a reuniones de concientización y podemos disertar diversos temas con nuestros dirigentes”, señaló el taxista David Cruz Juana.

Por su parte el dirigente de los transportistas, Juan Santiago Vargas, expresó que ha sido la preparación y concientización la clave para que los operadores del volante brinden un servicio de calidad y sean considerados como una opción entre los usuarios, por su buen trato y amabilidad.

 Así como en muchas comunidades, el poblado de Piedras Blancas en el municipio de Villa Victoria, no cuenta con servicio médico y medicinas debido a la falta del registro y clave que debe tener una casa de salud, denunciaron los pobladores que se ven afectados por la falta de este servicio.

Piedras Blancas ya tiene la infraestructura y algunos muebles, así como los servicios públicos que se requieren pero hay un inconveniente, que no puede funcionar porque el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), no ha mandado a un doctor y medicamentos por la falta de registro.

Humberto Colín González, agricultor y vecino del lugar explicó que en el año 2009 fungió como subdelegado en la comunidad e hizo las diligencias necesarias para que se dotara al dispensario de fármacos y tuvieran un médico, pero les fue negado por no contar con la clave, aun así dijo, llegó un doctor que sólo se quedó unos cuantos meses y la casa hasta el momento se encuentra abandonada.

Los afectados solicitan a las autoridades locales y de salud que tomen cartas en el asunto y su clínica no pase a ser otro elefante blanco en medio de sus casas.

Cabe mencionar que alrededor de 900 personas son las que requieren del servicio de salud, pero al no funcionar se tienen que trasladar al centro de Villa Victoria o en su defecto a la capital mexiquense, al igual que lo hacen en otras comunidades que padecen de este grave problema sanitario.

En Villa Guerrero, el cultivo de la fresa es una actividad campesina que requiere mucha inversión monetaria, de cuidado y trabajo. Martín Montes de Oca, pequeño productor de la comunidad La Finca en este municipio, explicó que esta es la mejor temporada para ofertar el producto.

Y es que la siembra se realiza a finales de la primavera porque es cuando la tierra se comienza a calentar para que la fresa crezca de mejor tamaño y sabor y se pueda vender más cara. Su cultivo es resistente a todas las estaciones del año, pero para sacarle mayor beneficio, se busca que su siembra y cosecha se realicen en climas de templados a cálidos.

En cuanto al proceso Martín Montes explicó, que primero se necesita preparar la tierra; se voltea con el tractor, se le pone el acolchado, la cinta de goteo y después de cuarenta días la fresa se empieza a dar, es cuando se dice que la siembra está hecha. “Estos frutos necesitan tierra rica en abono que contengan potasio para que crezcan, boro para que no tengan deformaciones y calcio, además del riego que se tiene que hacer en su justa medida porque suelen ser sensibles a demasiada humedad”.

Por otra parte también advirtió, que el sembradío se debe vigilar constantemente debido a que en el proceso se pueden presentar plagas como la trips, palomita blanca, araña roja, y araña ciclamina, que se erradican a tiempo con el uso de herbicidas para evitar la pérdida. Por último, el fruto es recolectado en canastas para después ser almacenado en cajas y distribuirlo a los pequeños productores para venderlo en mercados y supermercados.

Debido al alto costo que representa la siembra de la fresa, don Martín hizo un atento llamado a las autoridades agrarias para que apoyen al campo con fertilizantes y herbicidas porque muchos de sus compañeros campesinos dejan perder sus siembras por no contar con el dinero suficiente para que la cosecha llegue a buen término.

Deja un comentario