Chimalhuacán, Méx.- El centro escolar “Josefa Ortiz de Domínguez”, celebró 18 años de realizar una ardua labor por fomentar la educación en la colonia Portezuelos en el municipio de Chimalhuacán. Este logro comenzó con la lucha de los profesores Verónica Soriano Bautista y Jessica Sánchez Molina, que tuvieron el deseo de llevar los ideales educativos del Movimiento Antorchita a esta zona y fundar un preescolar, una primaria y la telesecundaria, formando una institución integral.
El dirigente de la zona Felipe de Jesús Vela Velázquez, expresó el orgullo que se siente de que esta institución cumpla18 años de existencia y mencionó el compromiso que la organización tiene para seguir avivando el proyecto educativo. Motivó a los docentes, padres de familia y alumnos a seguir la lucha, “deseo que esta institución siga creciendo tanto en sus instalaciones como en sus logros académicos, sé que con el trabajo de todos, lo lograremos”.
El profesor Héctor Ramírez González, director de la primaria, dedicó unas palabras a los presentes; subrayó que “el proyecto educativo pretende que todos los alumnos eleven su calidad de conocimientos y sean más críticos y conscientes de su realidad para que puedan transformarla”.

Como parte importante de la ceremonia Ramírez González, en conjunto con el director de la telesecundaria Rafael Sánchez Coria, se encargaron de entregar reconocimientos a la planta docente que ha destacado por su trabajo y vocación educativa en los últimos años, entre ellos Moisés de Benito Hernández por su dedicación y trayectoria académica de igual forma a los alumnos Mauricio Eduardo Esquivel por su participación en “Ya sé leer, escribir y calcular” del proyecto educativo cubano Mejoramiento de la Calidad Educativa (MECE) y a Luis Ángel Juárez García por su participación en el Torneo de Ajedrez.
La parte cultural del evento estuvo a cargo de los grupos de danza del centro educativo, los cuales presentaron cuadros de los estados de Nuevo León y Veracruz, en los que alumnos de diferentes grados, deleitaron a los presentes con su trabajo, alegría y energía, logrando transmitir la belleza cultural del país. Por otro lado, miembros del ballet municipal, dieron una demostración de la danza clásica logrando asombrar a todos con su técnica y elegancia.

Al concluir las competencias de boxeo de la Universiada Nacional 2018, Guadalupe Ayala Lardizábal pugilista chimalhuacana inscrita en la Escuela Normal Ignacio Manuel Altamirano (ENIMA), puso en alto el nombre de su institución y de su municipio al obtener el tercer lugar en esa disciplina, dentro de la división de los 49 a los 51 kilogramos.
En una ceremonia encabezada por autoridades de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx) la joven deportista recibió la presea de bronce que la coloca por segundo año consecutivo, como una de las mejores boxeadoras universitarias a nivel nacional, dado que en la pasada edición de la justa, encabezó el medallero dentro de la misma disciplina y división.
“Di todo lo que tenía que dar en esta competencia y estoy motivada a mejorar” declaró Ayala Lardizábal al tiempo que aseguró, reforzará su preparación deportiva en vista de su participación en próximas competencias de boxeo; asimismo, dedicó el triunfo a su familia, amigos y profesores que siempre han estado al pendiente de sus entrenamientos y de su formación como educadora.
Miguel Patiño Prado, coordinador magistral en la ENIMA, relató que la pugilista se preparó físicamente con mucha disciplina y esfuerzo para triunfar en la Universiada, el logro de Ayala Lardizábal es muestra y ejemplo de la superación de los chimalhuacanos, “de una sociedad que se esfuerza, trabaja y lucha por alcanzar sus metas hasta lograrlas”.
“Un municipio que invierte en deporte empieza a cosechar medallas nacionales; hoy con instalaciones, albercas, polivalentes y complejos deportivos se forman jóvenes destacados a nivel nacional, como en el caso de Lupita, e incluso internacionalmente”.

Haciendo un poco de historia, Guadalupe Ayala Lardizábal, participó por segundo año consecutivo en las competencias de boxeo de la Universiada Nacional; justa reconocida por ser el máximo torneo universitario en el ámbito deportivo, realizado de manera anual entre instituciones de educación pública y privada de todo el país.
Cuando la joven de apenas 21 años de edad, encabezó el medallero en la división de 51 kilogramos de la Universiada Nacional 2017, para la presente edición, se visualizó de nueva cuenta como una de las acreedoras a las preseas principales en la misma categoría.
En entrevista, Ayala Lardizábal describió su práctica deportiva como “amor por el box” cuyo motor principal dijo, son sus padres, hermanos (también pugilistas), compañeros de gimnasio y amigos.
Destacó la importancia de que en su municipio, existan varios espacios dedicados a la práctica del deporte en sus diferentes vertientes, lo que asegura, propicia que la juventud se desenvuelva en el rubro: “eso motiva a los chavos a practicar alguna disciplina y destacar en ello”, como lo han hecho ya varios deportistas de Chimalhuacán.
Su couch, Axel Bautista Collado, destacó el alcance que ha logrado la joven en los últimos años con respecto al proceso de las Universiadas: “en cada etapa desde el proceso municipal hasta el regional, se enfrentan las mejores contra las mejores y en esta fase de la competencia, Guadalupe llega como una de las boxeadoras más preparadas de todo el país tras sobresalir de entre más de mil 650 universidades que lucharon por llegar hasta el medallero”, concluyó.

Con alegría, juegos y rifas se realizan las celebraciones con motivo del Día del Niño, para miles de niños acompañados de los padres de familia que disfrutaron desde el primer evento que el Movimiento Antorchista en conjunto con Antorcha Magisterial organizaron para festejar a los pequeños del municipio de Chimalhuacán.
César Rodríguez Mosco, vocero de la organización, fue el encargado de aperturar la serie de eventos que se efectuarán en la demarcación durante el mes de mayo. Felicitó y aconsejó a los pequeños: “es un día especial, ser niño es una etapa que debemos aprovechar para aprender al máximo, deben disfrutar este momento de su vida, pero siempre manteniendo sus responsabilidades, estudiar, practicar buenos hábitos, obedecer a sus padres y prepararse para que en un futuro sean hombres y mujeres profesionistas”.
Los pequeños disfrutaron de juegos y dinámicas preparadas especialmente para ellos, cada actividad premió a los participantes que compartían para emoción y asombro de todos los presentes. Los profesores se encargaron de repartir dulces y pelotas a cada niño del lugar, cabe destacar que para realizar este evento, previamente se organizó una donación de juguetes y dulces. Como cierre se hizo la rifa de dos bicicletas y se cortó el pastel que llenó de júbilo a todos los pequeños.
Cabe destacar que serán más de cien eventos para festejar el tradicional Día del Niño, en la totalidad de barrios y colonias ubicadas en territorio local; dichos festejos se han programado del viernes 27 de abril hasta finales del mes de mayo, informó Rodríguez Mosco.

Deja un comentario