nezt radio001

El aumento a las gasolinas; golpe al bolsillo de los mexicanos

19 / Enero / 2017,

 

Raymundo Medellin

Por: Raymundo Medellín

Definitivamente, el aumento a la gasolina es un duro golpe al bolsillo de los mexicanos, sin embargo y dígase lo que se quiera, se trata de una política recaudatoria, considerando que el impuesto que se paga por el combustible es muy alto; este incremento en el costo de las gasolinas solamente va a producir una mayor desigualdad entre los mexicanos y los efectos se dejarán sentir en la economía de la canasta básica en muy poco tiempo.

Hacienda dio dos razones como causa del aumento a la gasolina: la primera es un incremento reciente en los precios del petróleo a nivel internacional, que sufrieron un desplome el año pasado. Cuando sube el precio del crudo, sube el precio de la gasolina. El precio de la gasolina fluctuará de acuerdo a los precios internacionales, sin embargo Hacienda nada dijo sobre los sueldos de los mexicanos que en nada se parecen a los sueldos internacionales. La otra razón es la estacionalidad en los precios internacionales del combustible, es decir, que en épocas de verano, cuando mucha gente marcha de vacaciones, el precio tiende a aumentar.

Una cuestión que ha causado la irritación de los mexicanos consumidores de gasolina es que, según los diputados, la secretaría de Hacienda recaudará con estos aumentos 75 mil millones de pesos, pero ello nos es lo grave, sino que esos mexicanos solamente ven corrupción de los políticos en los dineros que deberían ser para hacer de México un mejor país, el mexicano ve que las principales informaciones de los gobernantes indican el saqueo indiscriminado de las arcas gubernamentales y las componendas entre los políticos que se cubren unos a otros. ¿Dónde están esos impuestos destinados a dar seguridad a los mexicanos y a sus bienes? Solamente en México se alienta a que políticos como Rubén Moreira, pretendan un puesto de elección popular luego de la millonaria deuda que dejo a Coahuila, el estado en que fue gobernador. No es posible que tanto los congresos locales, como los federales permitan endeudamientos estratosféricos, no solamente en el gobierno federal, sino en los gobiernos estatales y hasta municipales.

De los senadores ni que decir, deberían desaparecer esa figura que tanto cuesta a los mexicanos Pero además, hay gobernantes especializados en economía como el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, que piensan que los mexicanos son retrasados mentales, él asegura que el aumento en los costos de la gasolina no producirán inflación; no se necesita ser muy avezado en economía para saber que la inflación, en economía, es el aumento generalizado y sostenido del precio de los bienes y servicios existentes en el mercado durante un período de tiempo, generalmente un año. Cuando el nivel general de precios sube, con cada unidad de moneda se adquieren menos bienes y servicios.

Es decir, que la inflación refleja la disminución del poder adquisitivo de la moneda: una pérdida del valor real del medio interno de intercambio y unidad de medida de una economía. Una medida frecuente de la inflación es el índice de precios, que corresponde al porcentaje analizado de la variación general de precios en el tiempo (el más común es el índice de precios al consumidor). ¿Acaso no van a aumentar los costos de los productos básicos, cuando el productor tiene que pagar más por el combustible para traerlos al punto de venta? ¿Eso no es inflación?

Declaraciones irresponsables de políticos atentan contra la inteligencia de los mexicanos que pagan impuestos. En días pasados el periódico La Jornada publicó: “El coordinador del PRD, Francisco Martínez Neri, resaltó que se espera un aumento en el precio de la canasta básica y la política oficial "sigue castigando a la población, lo que es inadmisible”. “Recordó que el discurso para impulsar la reforma energética se centró en la promesa de mejorar la economía familiar, al no preverse nuevos aumentos”. Dijo que el PRD exigirá "una revisión a fondo de la reforma, porque ya se demostró que no ha dado los resultados esperados, lo único claro que tenemos es la inefi ciencia para gobernar del actual Ejecutivo”. El coordinador del PAN, Marko Cortés, expuso que el gobierno federal "se aprovecha de las circunstancias para seguir con su política recaudatoria a costa de los bolsillos de los mexicanos”. Refirió, que cuando el precio internacional de barril de petróleo estaba a 100 dólares, en la administración de Felipe Calderón Hinojosa, el de los combustibles era más bajo, aunque fue en ese sexenio cuando se iniciaron los gasolinazos mensuales, cuando Hacienda argumentó un hoyo de 300 mil pesos en el presupuesto, que resultó falso.

Es más que evidente que la política de Hacienda en el mercado de combustibles es únicamente recaudatoria. Las medidas que se han tomado, lo único que reflejan es el fracaso en las políticas económicas que han tomado los gobiernos en los últimos 20 años; se dice que las refinerías no son negocio y ¿entonces porque en Estados Unidos existen tantas? En la actualidad todos esos diputados que avalaron la Reforma Energética se hacen los sorprendidos y pretenden que se dé marcha atrás a lo que ellos firmaron, pero su sorpresa únicamente es en el discurso; si en verdad quisieran hacer algo, el hacer está en sus manos, pero anteponen los intereses personales y del partido que representan. Este año es electoral en varios estados de la república mexicana, ya veremos la respuesta de los consumidores de gasolina. Los gobernantes, quizá sigan gobernando de manera legal, pero enfrentando la ilegitimidad que les da una votación menor al cincuenta por ciento más uno.