Toluca, Méx.- En lo que va del año, la Secretaría de Salud, a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem), recolectó más de 63 toneladas de medicamentos caducos, mismos que son destruidos en apego a la normatividad ambiental vigente y con apoyo del Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envases y Medicamentos AC (Singrem).

Al encabezar el evento de entrega de estos insumos, el Secretario del ramo en la entidad, Gabriel O’Shea Cuevas, destacó que los fármacos que se captan con mayor frecuencia a través de este programa están relacionados con problemas cardiacos, o se trata de analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticos.

En su intervención, Santiago Ramos Millán, titular de la Coprisem, destacó que gracias a la captación de medicamentos caducos, puede evitarse que lleguen al mercado negro o contaminen el medio ambiente, pues dejan de desecharse como basura común y pueden tener una adecuada disposición final.

En el territorio estatal existen más de 860 contenedores para la recolección de estos productos, distribuidos en farmacias, unidades médicas, tiendas de autoservicio, así como escuelas públicas y privadas, por lo que se encuentran al alcance de más de 13 millones de personas.

O’Shea Cuevas reconoció la labor de quienes integran el equipo de trabajo de Coprisem, pues, dijo, su compromiso y entrega ha convertido a este organismo en una de las instituciones más sólidas y de mayor confianza para los mexiquenses.

Desde hace más de seis años, cuando inició el programa para recolectar medicamentos cuya vida útil terminó, en el estado se han captado más de 510 toneladas, posicionándose en el segundo lugar a nivel nacional en este rubro y se espera que este año, rompa récord en la materia.

Por su parte, José Antonio Aedo, Director General de Singrem, sostuvo que a nivel nacional se han recolectado más de 2 mil 700 toneladas, mismas que se han destruido con apoyo de 85 laboratorios que financian este programa.

Deja un comentario