Raymundo Medellin

Hace unos días un señor que esperaba que su auto fuera verificado me decía, “por qué gastar tanto en elecciones si la mayoría son acuerdo entre los mismos políticos para gobernar un estado o un municipio; no sería mejor que por consenso, que entre ellos mismos, eligieran al gobernante, creo que nos ahorraríamos los cientos de millones de pesos que se gastan en el Instituto Nacional Electoral –INE-, en las campañas políticas que nadie cree y se evitaría también que ese dinero que podría ser utilizado para educación o creación de empleos, se derrochara en compra de “despensitas” que a nadie ayudan”.

El señor mantenía en sus manos un diario de circulación nacional y estaba leyendo un artículo sobre los costos de lo que serían las oficinas del INE que pretende su presidente Lorenzo Córdova Vianello.

El nuevo conjunto arquitectónico que albergará al Instituto Nacional Electoral, con costo de mil 50 millones de pesos, fue considerado una obra faraónica y muy onerosa por partidos de oposición. De acuerdo con el plan maestro, se construirán dos torres de nueve pisos, es decir, 44 mil metros cuadrados, lo que representará un gasto de 607.2 millones de pesos y se rehabilitarán otros 17 mil 691 metros cuadros, en un precio de 163.9 millones.

Representantes de partidos de oposición como Francisco Gárate, del Partido Acción Nacional y Horacio Duarte de MORENA, se han pronunciado por no permitir una obra tan cara en tiempos de austeridad, ya que se trata de un exceso que ofende a la mayoría de los mexicanos.

La construcción de acuerdo a los lineamientos que se han marcado, cuenta hasta con un espacio deportivo ¿? Para qué, se han preguntado muchossenadores de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) consideran que, debido a las circunstancias económicas por las que atraviesa el país, no es el momento para que el Instituto Nacional Electoral (INE) invierta más de mil 100 millones de pesos en la remodelación de su sede.

El senador panista José Rosas Aispuro, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado, aseguro que no es el momento de que el INE realice esa inversión.

“No dudo de la necesidad de la institución, pero no es el momento para invertir en eso, hay otro tipo de prioridades que hay que atender, eso puede esperar”.

Por separado el coordinador parlamentario del PRD, Miguel Barbosa aseguró que el próximo año debido a las condiciones económicas del país será de austeridad para todos los servidores públicos, por lo que descartó que la Cámara de Diputados otorgues recursos para el INE.

“Primero tiene que ser calculado el presupuesto que recibirá el INE por parte de la Cámara de Diputados, aló mejor es una aspiración sin ninguna posibilidad por el margen que se les autorice o no”.

El senador perredista Armando Ríos Piter coincidió en que el INE debería posponer esa inversión.

“Hay una enorme crítica desde hace mucho tiempo que realizan Instituto Nacional Electoral, no sólo por lo que su operación significa sino también por los recursos que entrega los partidos, por ello hay que hacer lo más que se pueda con la mayor calidad posible, pero con el menor recurso público posible”.

El vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Guadalupe Acosta Naranjo, afirmó que de ser cierta la inversión de mil 100 millones de pesos, que el Instituto Nacional Electoral (INE), erogará para la construcción de la nueva sede, se puede validar cuando se trata de evitar gasto, como el pago de renta por oficinas alternas, pero si es por lujos, entonces se podría hablar de exceso.

“Sí la inversión sirve para mejorar el monitoreo de medios, la fiscalización de los partidos políticos, para mayor transparencia, está bien; pero si hay lujos y cosas innecesarias que no tienen nada qué ver con el trabajo electoral, no debería de ser, y entonces se puede hablar de exceso”, asentó.

Acosta Naranjo afirmó que hay inversiones que son necesarias que el INE realice, las cuales no debiesen ser para una cancha de fútbol, “si es que es cierto que alguien se le ocurrió la peregrina idea de hacer una cancha, está bien que hay que tener cancha pareja pero no tanto”.

Sostuvo que si bien la áreas deportivas no costarán los mil 100 millones, sería interesante revisar qué instalaciones son las que el Instituto necesita.

Lo anterior me llevó a pensar cuanta lógica tiene ese señor que me dio su comentario mientras esperaba que su auto fuera verificado. Mucho dinero para una democracia que no da los frutos de tanto gasto.

Publicidad

Deja un comentario