Chimalhuacán, Méx.- La primera etapa académica de un individuo comienza en el nivel básico educativo, momento en el que se aprende a identificar los colores, pronunciar el abecedario y a leer sus primeras oraciones, es por eso que es tan importante este período de formación, en este sentido en una de las grandes ofertas académicas en Tlaixco, egresaron más de 205 alumnos del Jardín de Niños “Atzin” de la generación 2015-2018.

En el evento cívico-cultural preparado para la ocasión, la directora de la institución Araceli López López, dio la bienvenida a todos los presentes y destacó la ardua labor de

su personal docente, de los padres de familia que estuvieron al pendiente de la educación de sus hijos, por lo que subrayó el esfuerzo y la dedicación de todos los pequeños egresados, “el Movimiento Antorchista ha sido nuestra principal guía para seguir llevando educación de calidad a todo el municipio”.

El padrino de la generación, César Rodríguez Mosco, vocero de la organización en el municipio, habló de la educación como herramienta del futuro: “estos niños son como una semilla que empieza a brotar y si les damos un buen cuidado, en algunos años serán hombres y mujeres buenos, quizás con un trabajo honrado, con una profesión, por lo que hago un llamado a todos los padres de familia para que sigan impulsando los estudios de sus hijos. Aprovechemos los más de 600 centros educativos para que den buenos frutos a la sociedad”, de igual forma invitó a los padres de familia a seguir confiando en la labor que realiza el antorchismo.

El programa cultural estuvo a cargo del grupo de 2 “A” que interpretó el poema titulado “Inquietud” del Ing. Aquiles Córdova Morán, seguido del baile “Que chula es Puebla”. Los alumnos de 3er grado interpretaron dos canciones para despedirse de su institución “Hoy es el último día” y “No olvides nunca”, canciones que a petición de los presentes fueron repetidas.

Finalmente, los alumnos recibieron su certificado de estudios de mano de autoridades locales y se prepararon para asombrar a todos los presentes con un vals, último acto que presentarían en la institución que los inició en su vida académica.

Por otro lado, también en Chimalhuacán, trabajadores adheridos a la Unión de Transportistas del Oriente Mexiquense Ilhuilcamina (UTOMI), participaron en una asamblea convocada por su dirigente local, Isabel Espinoza Ochoa. En esta reunión de trabajo, los líderes de diversas bases de transporte ratificaron el vínculo establecido con el Movimiento Antorchista de Chimalhuacán, en función de continuar en la lucha por un municipio de más avance y progreso.

En su intervención, Espinoza Ochoa destacó el trabajo de los más de setenta líderes presentes en la asamblea, a quienes calificó como la columna vertebral de la organización transportista ante su labor de dirección, tanto en bases como en colonias y barrios de este municipio.

Los transportistas siempre participan de manera activa en diversas actividades de difusión y concientización de las masas; de esta manera seguiremos trabando, unidos fraternamente para continuar con el progreso de nuestro municipio y las familias que habitan en él”, declaró.

Al evento también acudió el vocero de la organización social, César Rodríguez Mosco, quien subrayó la atinada dirección de la licenciada Espinoza Ochoa, que encabeza el gremio antorchista del transporte, destacando a su vez el trabajo social en Chimalhuacán desde hace treinta años, cuando el líder social Jesús Tolentino Román Bojórquez, arribó al municipio para sacarlo del rezago y atraso social en que estaba sumido.

Por último, el director del Organismo Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (ODAPAS), Enrique Garduño Ruiz, resaltó el trabajo que realizan los transportistas en materia cultural y artística, orientado a formar al hombre nuevo que, de manera fraterna, consciente y crítica, establecerá condiciones de vida más dignas para toda la población.

 

Deja un comentario