Huixquilucan, Méx., 23 de junio de 2018.- A escasos días de celebrarse los comicios, la aspiración de Enrique Vargas del Villar, abanderado del PAN a la alcaldía de Huixquilucan, está en peligro.

Podría ser anulada su candidatura debido a que hizo uso de símbolos religiosos para hacer proselitismo electoral en favor de su proyecto de campaña.

El candidato blanquiazul vició todo procedimiento electoral y el principio de laicidad, al mostrarse en fotografías y promoción proselitista con una imagen de la Iglesia católica, en un evento religioso de la festividad patronal de Agua Blanca celebrado en días pasados.

Vargas del Villar se rodeó de parroquianos y tomó entre sus manos una imagen del “Sagrado Corazón de Jesús”, santo patrono de la comunidad, con la cual se tomó varias fotografías y selfies con el fin de conseguir la simpatía hacia su aspiración política. 

Las quejas provinieron de algunos de los propios asistentes al evento católico quienes posteriormente mostraron su molestia ante “la politización de su acto de fé”.

Cabe recordar que un caso similar de supresión de candidatura, fue en el 2015, en Chiautla, cuando le fue anulada la elección al aspirante del PRI-PVEM-Panal, Ángel Melo Rojas, bajo una circunstancia parecida, porque en la celebración de una misa católica, invitó al pueblo a adherirse a su proyecto político, y después iniciar un acto de campaña política.

Son claras las reglas de campaña y a juzgar por las imágenes, el abanderado panista no las respetó.

Deja un comentario