Nicolás Romero, Méx.- Como parte del impulso a la salud que el diputado federal Héctor Javier Álvarez Ortiz promueve en el municipio, se llevó a cabo la revisión de diferentes centros de salud por parte de autoridades del Instituto de Salud del Estado de México con el propósito de afinar los últimos detalles en materia de infraestructura para dar por concluidas las obras.

Durante el recorrido se visitaron los Centros de salud de la colonia Wenceslao Victoria Soto, que lleva un 60 por ciento de avance; la unidad médica de Azotlán la cual cuenta con 90 por ciento de su construcción; además del centro de salud ubicado en la comunidad de Cahuacán donde se ha avanzado hasta en un 70 por ciento.

Israfil Filos Real, jefe del departamento de bienes inmuebles del Instituto de Salud del Estado de México, consideró como un gran mérito la creación de centros de salud, para procurar la salud de los habitantes, con centros de vanguardia que incluirán entre sus servicios, atención de urgencia las 24 horas, ambulancias disponibles, áreas administrativas, farmacia, estacionamiento, en algunos casos, así como estancia para el médico residente.

Actualmente el municipio padece una severa crisis en materia de salud, pues el sistema médico actual se ha visto rebasado por el crecimiento poblacional que genera mayor demanda de servicios sociales, pues sólo existen 26 unidades médicas de carácter público para más de 400 mil habitantes.

En Jocotitlán, Carlos García Ponce, líder social en este municipio del norte del estado, informó que está por concluir la construcción del arco techo ubicado en la comunidad de San Miguel, obra que beneficiará a los habitantes de una de las comunidades más grandes del Jocotitlán, que requerirá una inversión de más de un millón de pesos.

El líder social en Jocotitlán pidió a los antorchistas compromiso y trabajo evitando dejar de trabajar ya que si bien la obra del arco techo será de gran ayuda para las futuras generaciones dotándolas de un espacio adecuado para la realización de su actividades, ésta dijo, no es la solución a la pobreza que se vive diariamente.

 Por su parte los habitantes beneficiados con la obra dijeron encontrarse a la espera de la inauguración la cual contribuirá al fortalecimiento de la organización en la zona, además de dotarlos de un espacio adecuado para sus actividades políticas, culturales y sociales.

Se realizó el corte de listón en la comunidad de Chimojay, perteneciente al municipio de Jilotepec, donde campesinos y dirigentes festejaron en grande este importante logró producto de la lucha organizada.

El evento contó con la asistencia del dirigente municipal, Pedro Álvarez Martínez así como del edil Felipe Vega Becerril quienes arropados por  más de 800 campesinos antorchistas celebraron la apertura de esta importante vialidad, que tuvo un costo de inversión de un millón 500 mil pesos, respaldada a un cincuenta por ciento por el ayuntamiento local.

Señaló que los 800 metros que se inauguraron beneficiarán a cientos de habitantes que diariamente transitan por el lugar, a la vez, exhortó al edil  Felipe Vega Becerril a revisar las obras y servicios manifestados en el pliego petitorio para seguir beneficiando a las familias  de Jilotepec.

Atlacomulco, Méx.-  Derivado de la entrega del pliego petitorio 2018 efectuada en días pasados por el responsable del sector campesino, Carlos García Ponce, la presidenta municipal, Ana María Chimal Velasco accedió a trabajar con la población humilde del municipio.

El dirigente social explicó que se establecieron negociaciones con la presidenta donde se pactaron varios acuerdos en obras y servicios como electrificaciones, terraceados, pavimentos, drenajes, cobijas, despensas, sillas de ruedas, andaderas y más beneficios los cuales se ejecutarán y repartirán según sea el caso, en lo que resta de este 2017 y se continuará el 2018, hasta finalizar. Dijo que el beneficio se traducirá en obras y servicios para las comunidades de San Juan de los Jarros, La Mesa de Chosto, Las Arenas, San Lorenzo, entre otras.

Como parte del trabajo social en Atlacomulco, el dirigente Carlos García Ponce, en colaboración con campesinos de Atlacomulco se han dado a la tarea de realizar reuniones informativas con la finalidad de acercar a la población a un mayor número de personas a integrarse a su organización y ayudarles a gestionar obras y servicios en beneficio de sus comunidades. García Ponce expresó que ha sido por medio de las pláticas informativas como los pobladores hacen conciencia de la situación que atraviesa el país y se deciden a unirse a sus filas.

Añadió que continuarán con esta clase de pláticas para lograr su consolidación en la zona norte del estado, acrecentando las filas en los municipios donde ya se tiene presencia y acercándose a los que no están integrados. Pidió a los presentes continuar trabajando para lograr la transformación de un México justo y equitativo. Cabe señalar que el municipio de Atlacomulco cuenta con más de dos mil antorchistas actualmente, quienes diariamente trabajan para llevar progreso a sus comunidades.

Habitantes de las comunidades de Ojo de Agua, Vaquerías y Palizada, en Villa Victoria, solicitan a las autoridades municipales un sistema de agua de calidad, pues dicen que el abastecimiento del líquido no es apto para el uso y ha causado enfermedades como poliomielitis, meningitis, hepatitis, diarrea entre otras. Solicitan que el abastecimiento del vital líquido sea de los manantiales que se encuentran en la comunidad de Ojo de Agua, pues dijeron el agua si es limpia y apta para el consumo humano.

Blas Alanís, líder en la zona, señaló que la presa que subástese a las comunidades transporta organismos acuáticos que pasan una parte de su ciclo vital en el agua y otra parte como parásitos de animales, como la esquistosomiasis, entre otros, factores que son contaminantes nocivos del agua y que afecta a cientos de familias que hacen uso del producto, porque ante los riesgos de enfermedades, los habitantes tienen que acarrear por kilómetros el agua limpia de los manantiales para su consumo, con gastos tanto físicos como económicos.

Hugo Esquivel Mondragón, vecino de la comunidad de Ojo de Agua, señaló “todos los pobladores de la comunidad coincidimos en que la obra que realizaron las autoridades está mal, ya que la presa no cuenta con los filtros necesarios, es agua estancada y es un problema para nuestra salud”.

Cabe mencionar que se realizó un recorrido con los pobladores a los manantiales, se percató que son kilómetros los que se tienen que recorrer para llegar a los brotes y la gente pueda obtener agua limpia para su consumo.

Deja un comentario