Miguel Ángel Casique Olivos

Mover dependencias federales de la CDMX, ¿cuál es el verdadero fondo?

Aunque se ha dicho que el plan de descentralización de las dependencias federales durará algún tiempo, la mudanza para las Secretarías del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y Turismo (Sectur) encabezará la lista. Esto luego de la propuesta que hizo Andrés Manuel López Obrador antes de la elección y que ahora reafirma, tras los resultados electorales que le favorecieron. Sin embargo, las preguntas de: ¿cuál es el verdadero fondo de la descentralización? y ¿no perjudicará a muchos trabajadores, tanto en la Ciudad de México como en otros estados donde se tienen sucursales?; siguen pendientes y la respuesta no tardará en salir.

Y es que, de darse este proceso, un total de 28 dependencias federales, más las cuatro de nueva creación, se mudarán, es decir que dejarán sus oficinas centrales en la capital; entre todas suman más de un millón de burócratas y un 20% sería el que se tendría que trasladar a las nuevas entidades. Por el momento, la Semarnat será enviada a Mérida, Yucatán y la Sectur a Chetumal, Quintana Roo; así, que los burócratas que se mantengan en esas Secretarías tendrán que comenzar a preparar maletas para irse al sureste mexicano.

Y aunque, según se ha dicho, el objetivo es que “todo el territorio nacional pueda crecer parejo”, pues se asegura que no es justo ni recomendable que la inversión pública o la inversión se concentren solo en unas regiones del país, lo cierto es que hay indicios de que esto podría traer serios problemas de empleo y de reubicación, una tarea difícil y quién sabe si se pueda realizar en su totalidad. También aquí se asoma otra duda: ¿en serio esa medida ayudará? o sólo será un movimiento basado en el “todo cambia para que todo siga igual”.

Según lo proyectado se sabe que Agricultura va para Sonora, Función Pública a Querétaro, Del Trabajo para Guanajuato, Cultura a Tlaxcala, Salud para Guerrero, Desarrollo Social a Oaxaca, Comunicaciones y transporte para San Luis Potosí, Sedatu a Hidalgo, Energía para Tabasco, Educación Pública a Puebla, Economía para Monterrey y Turismo a Quintana Roo. Las de nueva creación podrían quedar: Ganadería en Jalisco, Pesca en Sinaloa, Recursos Forestales en Durango y Minería en Chihuahua, mientras que otras de relevancia como el Inegi y el SAT irán, la primera para Aguascalientes y la segunda para Baja California.

En síntesis habrá una Secretaría por cada estado y en la Metrópoli solo quedarán Gobernación, Hacienda, Relaciones Exteriores, Defensa y Marina y la misma Presidencia. Pero ante esto ya hay voces de políticos y de analistas que señalan que esta podría ser una maniobra para evitar la concentración de las protestas en la Ciudad de México, una maniobra política para descentralizar la exigencia ciudadana que se podría generar tras el no cumplimiento de tantas promesas por parte del gobierno entrante. Sea o no cierto, con o sin dependencias centralizadas en la CDMX, todos los caminos, de lo que no se cumpla, llegarán a Bucareli y al nuevo Presidente de la República.

El clímax no político…

En Ixtapaluca, uno de los dos municipios más grandes que conservó el Institucional gracias a los buenos políticos del Movimiento Antorchista; y que también, gracias a éstos hombres, son zonas que se están desarrollando en obra social y servicios para la población, la presidenta electa, Maricela Serrano, reiteró compromiso con la educación.

La líder social dijo que una aliada de la educación para que “nuestros hijos tengan las mejores condiciones para prepararse” así como del apoyo que debe darse a docentes y alumnos destacados durante la próxima administración 2019-2021”; esto fue comentado al participar como invitada en las ceremonias de clausura de cursos en instituciones públicas en donde dijo que desde la trinchera que le toca encabezar seguirá abonando a lo que desde el 2013 ha sido un verdadero cambio en materia de infraestructura educativa, ya que esa es la congruencia que se tiene que mostrar en la medida de las circunstancias para construir un verdadero bienestar social. Por el momento, querido lector, es todo.

Deja un comentario