Por: Miguel Ángel Casique

A dos años de que les destruyeron sus casas, Mancera ignora a familias de “La Ciénega”.

El perredista Miguel Ángel Mancera no ha sido tan popular en la Ciudad de México como él creía, pensaba o esperaba. En una metrópoli con más de 9 millones de habitantes los problemas están más visibles que cuando entró: problemas de movilidad que a diario le reclaman los habitantes, inseguridad y delincuencia casi en todas las delegaciones, destacando Iztapalapa, incluso ahora a unas cuadras del zócalo de la ciudad te pueden asaltar, tanto así que algunos pequeños negocios, tienen que pagar desde 800 hasta 1,500 pesos por mes para que los clientes no sean molestados por los amantes de lo ajeno; de cómo está la ciudad en otros aspectos, ni se diga, baches por todas las calles y un ciudad que sigue siendo sucia por la falta de una política de recolección de basura eficaz.

Dicen que cuando comenzó su administración a Mancera se le veía muy agobiado porque le estallaron problemas, incluso, se dio cuenta de que le hacía falta un proyecto de “ciudad capital” y que no podría gobernar con los resabios del perredismo que le heredó Marcelo Ebrard, pero éste, meses después ser reiría de lo que pasaba. Mancera tenía que gobernar con un PRD sin forma ni liderazgo social, pero hoy los tiempos están peor, la ciudad será entregada y arrebatado por una fuerza política diferente, que de igual forma no sabrá qué hacer con los problemas de la gran metrópoli. Tan sólo en tema de inseguridad, según datos oficiales, en el primer trimestre de 2017 se registró el mayor número de robos denunciados en la capital en los últimos 5 años: 23 mil 400 asaltos de todo tipo, en promedio se cometieron 260 robos diariamente, lo que hizo que la tasa de robos en la CDMX duplicara la tasa nacional. ¡Vaya, qué Ciudad de la Esperanza!.

Los habitantes aún recuerdan que el destrozado y manoseado PRD arribó al gobierno de la CDMX por la vía de las elecciones en 1997 y con las “promesas y compromisos” de “construir un nuevo concepto de sociedad urbana”; ¿Algo más que demagogia y populismo? Pero en lugar de construir lo prometido el PRD desde Cuauhtémoc Cárdenas, López Obrador, Rosario Robles y el mismo Mancera, se  dedicaron a querer el control la estructura urbana para asegurar presencia electoral y el futuro del PRD, ahora eso quedó atrás porque no lo lograron; el mismo Mancera ha sido inmovilizado y no logró lo que se proponía. 

Todavía a la mitad del año anterior, Mancera gritaba a los cuatro vientos que iba a cumplir con la CDMX aunque su imagen política se afectara; esto tras los problemas de contaminación que se le salieron de control entre 2015 y 2017, “nosotros tenemos que cumplir con la Ciudad de México, mi compromiso es por la salud de la gente de la Ciudad de México. Yo no voy a escatimar esfuerzo ni ninguna conservación de imagen política, por no hacer lo que se tiene que hacer”; estas palabras quedaron en el aire y baste verlo con un sólo caso: los habitantes del predio La Ciénaga que ayer 5 de febrero cumplieron dos años de que les fueron destruidas sus viviendas, que se quedaron sin hogar y sin atención mínima por parte de la autoridad capitalina.

Ahí, en La Ciénaga, cientos de granaderos llegaron aquel febrero de 2016, acompañados de maquinaria, que en pocas horas destruyeron cientos de viviendas; ahí se golpeó a mujeres y familias completas, un helicóptero voló el cielo de ese lugar con la intención de atemorizar a las familias; dos años han pasado y Mancera que prometió, a través de sus funcionaros, ayudar y a buscar opciones de vivienda, simplemente los ha ignorado. Dos años han pasado y las familias en completo olvido y abandono.

Nos comentan algunos de los habitantes que 24 meses han pasado desde que Miguel Ángel Mancera mandó a demoler sus 300 viviendas, en un predio ubicado a unos pasos de la estación terminal Tláhuac de la llamada “Línea Dorada” del Metro, la que fue inaugurada  con bombo y platillo por el ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubón, como un adelanto en la infraestructura de transporte público y que veía venir un proyecto de urbanización, con la idea de crear un corredor ecoturístico y centros comerciales, por supuesto siempre beneficiando a quienes son dueños del capital y que se asocian con los políticos para obtener las superficies de terrenos necesarios y así dar rienda suelta a sus ambiciones desmedidas.

Hoy fuentes confiables nos comentan y aseguran que toda esta injusta  operación se debió a que el gobierno de Miguel Ángel Mancera quería y quiere entregar el terreno a la empresa transnacional Walmart, así que no nos sorprenda que en poco tiempo, en donde estuvo ubicado el predio La Ciénega y que ya sólo quede el recuerdo, se vea el capital en acción desarrollándose y llevando a la miseria y pobreza a más mexicanos; todo esto con la complicidad de las autoridades políticas.  

Mancera y el PRD nada de interés tienen con los pobres de la capital, porque sin tocarse el corazón reprimieron y arrebataron su vivienda a familias que tenía 54 años viviendo ahí, otras más entre 10 y 20 años; pero que además han mostrado a la prensa tener documentos que los acredita ser los propietarios de esos espacios, de esos terrenos donde construyeron sus casas para darle cobijo y protección a sus hijos. 

La desesperación e impotencia, el coraje, el enojo y la tristeza que se percibe a simple vista en los rostros de los habitantes de La Ciénega, no deben ser ignorados por Miguel Ángel Mancera pues aseguran volverán a iniciar su lucha hasta que el gobierno capitalino les regrese lo que por años construyeron, su patrimonio. 

Gloria Brito Nájera nos comentó que Antorcha reanudará  movilizaciones porque la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, sólo se ha burlado de los habitantes de La Ciénega comprometiéndose a reubicarlos en otro predio. Las jornadas de protesta iniciarán y Mancera no las debe ignorar, no le hace que ya su corazoncito no vibre por el PRD, porque su imagen como político podría quedar en el bote de la basura de la historia; por lo mientras miles de familias ya están dispuestas a seguir su travesía y seguir luchando hasta recuperar sus viviendas.

El clímax no político…

Las fotomultas son una caja de ahorro electoral y un negociazo a costa de los bolsillos de los Ciudadanos. Y es que desde Tlalpan, Mikel Arriola, ante la crítica de Sheinbaum, aseguró que quienes impusieron y defendieron las fotomultas, los de Morena, pretenden echarles la bolita al PRD, cuando en realidad son los mismos. Lo que si es cierto es lo que dice el candidato priista, “que las fotomultas son un abuso”; lo que si ya no es tan cierto es que se “irán si gana las elecciones”. Buenos deseos y buenas intenciones, pero el tricolor no tienen ninguna posibilidad de ganar en el próximo mes de julio en la capital.

Y quien algo de razón tiene es el presidente Enrique Peña Nieto cuando ayer al encabezar la ceremonia del 101 aniversario de la promulgación de la Constitución, aseguró que desconocer los avenes del país significaría degradar la política y desinformar a la ciudadanía. En ese famoso Teatro de la República de Querétaro, aseguró que México entrará en una etapa de confrontación de ideas, en alusión al proceso electoral, cuyas campañas para renovar la Presidencia iniciarán en las próximas semanas. Nos comentan que ante un nutrido público recordó que hace cinco años, al inicio de su gestión, se consolidó el Pacto por México y que tras varias negociaciones se derivaron 13 reformas constitucionales y que con eso se demostró que hay que anteponer la unidad y el interés de la nación a las ventajas particulares y partidistas. 

En Chimalhuacán hay Carnaval, una tradición sin fronteras. Esta famosísima fiesta popular forma parte de las tradiciones e identidad de los chimalhuacanos, por ello el Gobierno municipal, desde el año 2000, impulsa acciones para preservar esta festividad.  Este año participan más de 100 comparsas y andancias dando vida a las calles del  municipio, pues según la titular de Cultura municipal, Lorena González Trinidad, el desfile anual realizado el pasado fin de semana fue exitoso. La fiesta seguirá, las comparsas y andancias continuarán recorriendo las calles de Chimalhuacán llevando alegría y diversión a niños, jóvenes y adultos. La cultura sí importa en ese municipio y no es un buen clímax político para los gobiernos antipopulares como el de Mancera. Por el momento, querido lector, es todo. 

Envía tus comentarios a Esténtor Político vía mcasiquem@gmail.com y sigue mi cuenta de twitter @MCasiqueOlivos y Facebook:/MCasiqueOlivos

Publicidad

Deja un comentario