Por: Miguel Ángel Casique

Del “Si hoy fuera las elecciones…” al no hay quien gane hasta hoy.

Este domingo 11 de febrero terminaron las precampañas para los partidos y candidatos que contenderán el próximo 1 de julio, luego de esta primer etapa habrá un par de semanas y el 30 de marzo arrancará lo que muchos consideran la verdadera campaña, verdadera porque ahí todo mundo piensa y cree que es donde el candidato, su partido político o coalición echará toda la carne al asador para lograr el voto ciudadano, sobre todo en aquel 60 por ciento que está indeciso y, si se puede, robarle algunos votos a su contrincante.

Pero resulta que aunque aún no se sabe quién es el ganador, porque no siempre por el hecho de que en estos momentos alguien vaya a la cabeza significa que vaya a ganar,  también el famoso “Si hoy fuera las elecciones…” y con su respuesta de que quien ganaría es tal o cual candidato, siempre tiene y tendrá un poro por el que se puede filtrar algo que modifique el mapa político electoral para el verdadero resultado.

Se ha dicho en este espacio que la base real de votos de cada partido o lo que conocemos más como el famoso voto duro no es el 100 por ciento, y es que en estos tiempos, en donde ningún partido y menos su candidato tienen la suficiente credibilidad. Asegurar dentro de su misma base los suficientes votos es complicadísimo; según estudiosos señalan que ninguno de los partidos tienen asegurado ni el 50 por ciento de su base electoral o voto duro, y que tanto José Antonio Meade como Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador, tienen asegurado sólo entre el 30 ó 40 por ciento. ¿Entonces con quién se está identificando el electorado? Los indecisos que son 6 de cada 10 mexicanos aún podrán mover la balanza y sólo faltaría que un verdadero candidato se identifique y haga propuestas reales hacia los ciudadanos, tanto de su base real como con el resto de la población, pero esto parece estar muy lejos. Tendrán los candidatos y sus asesores, luego del próximo domingo, unos días para pensarlo. 

Nos comentan que el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, hizo un llamado a conducirse con civilidad política en el proceso electoral de 2018, tras advertir que la descalificación entre partidos políticos fomenta el voto antisistémico de los jóvenes. El responsable de la política interior del país explicó que los jóvenes que ejercerán por primera vez su derecho al voto son el segmento de población más propenso a emitir un sufragio antisistémico. Navarrete dijo que la confrontación política en el proceso electoral tiene que ser de proyectos e ideas, para que los electores tomen una decisión informada y emitan un voto razonado en las urnas en las elecciones del 1 de julio

Morena sigue atravesando por una profunda crisis en Toluca y en la zona oriente del Estado de México. Aunque casi inexistentes en la geografía mexiquense y cuyas raquíticas estructuras están más confiados en la fuerza de arrastre de Andrés Manuel López Obrador, los grupos morenistas protagonizan una severa crisis en importantes municipios como Toluca, Ixtapaluca, Chalco y otros municipios. Mientras que hay acusaciones de boicot a la asamblea de Morena en Ixtapaluca e imposición en Toluca, en Chalco, la coordinadora de organización, Rosario Rosas Martínez, enfrenta una denuncia ante el partido por actos de corrupción. Y es que en redes sociales se ha difundido la imagen de la virtual candidata de Morena a ese municipio presuntamente negociando una regiduría y la Dirección de Desarrollo Económico a cambio de apoyos en efectivo para su campaña, en caso de ganar la contienda el 1 de julio. Aun no escala esta situación a nivel nacional, pero tiene la misma relevancia de una Eva Cadena, pero en tierras mexiquenses.

La cifra para que un candidato pueda convertirse en gobernador del estado de Puebla en las elecciones del próximo 1 de julio es conseguir 1.2 millones de sufragios, cifra que significaría superar 50 por ciento de las votaciones promedio de los últimos comicios. De acuerdo con las más recientes cifras del Instituto Nacional Electoral, el padrón electoral en Puebla, es de 4.3 millones de electores. Sin embargo, en promedio, 44 por ciento de los ciudadanos poblanos acuden a emitir su sufragio el día de los comicios. En otras palabras, solo uno de cada dos poblanos acudió a las urnas en los comicios de los últimos 20 años.

Y es que en las elecciones para nombrar a los últimos siete mandatarios, la participación más baja en las urnas se registró en 1992, cuando ganó Manuel Bartlett Díaz, año en el que se presentó a votar 39.5 por ciento de los electores. En el resto de las elecciones, la participación superó el 49 por ciento. De acuerdo con los registros del Instituto Electoral del Estado de Puebla, en las elecciones pasadas, las de 2016, se registró una participación de 44.67 por ciento.

El Clímax no político…

Será que a unos días que termine las precampañas en la Ciudad de México el panorama para Alejandra Barrales se le comienzan a poner bonito, porque dicen algunas encuestas que se está acercando mucho a Claudia Sheinbaum, quien al inicio parecía ser la puntera, pero ahora dicen que le ha afectado la imagen tan negativa de muchas de las acciones de Morena; bueno pues hay le va otra ayudada a doña Alejandra con Rosario Rosas Martínez de Chalco. Pero también quien sigue juntando algunos puntos es Mikel Arreola, pero esta muy lejos de lograr lo suficiente para tener la victoria.

Algo le preocupa ya en serio al equipo de asesores del precandidato del PRI-PVEM-PANAL, pues nos comentan que se encuentra muy encerradito tratando de ver qué se hace en las próximas semanas y en los meses de campaña; pero aunque suenan algunos nombres entre esos asesores como Arturo Tellez, Emilio Suárez o Eduardo del Río, son personajes que siempre han acompañado al ex secretario y aunque han adquirido una visión de política pública similar a la del precandidato, lo cierto es que a Meade la hace falta un equipo más profesional, por ahí no comentan que hasta ahorita el candidato tricolor no está transmitiendo la más mínima seguridad y confianza entre la población.

Según el Observatorio Nacional Ciudadano durante el 2017 cada 18 minutos mataron a una persona y es que en ese año una persona perdió la vida cada 18 minutos producto de un homicidio doloso en México y esto equivale a  una tasa de 23.61 afectados por cada 100 mil habitantes. El Director de Observatorio comentó que se abrieron 25 mil 339 carpetas de investigación que responden a 29 mil 168 víctimas, 22.08 por ciento más respecto al 2016. ¿Y cómo va a estar el 2018 que recientemente se inauguró? Un clímax no político para este día. Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios a Esténtor Político vía mcasiquem@gmail.com y sigue mi cuenta de twitter @MCasiqueOlivos y Facebook:/MCasiqueOlivos

Deja un comentario