Por: Miguel Ángel Casique

¿Qué más sigue en Oaxaca tras el helicopterazo, los daños por sismos y el asesinato del líder cetemista?

Apenas en noviembre del año pasado el gobernador Alejandro Murat Hinojosa presentó su 1er Informe de gobierno, no han pasado más de tres meses de ello y ya se comienza a ver el escenario en el que se podría encontrar para el noviembre próximo al presentar su 2do informe; sería un clima de mucha tensión entre el gobierno estatal y la población, porque aún no termina de salir de una y ya tiene otra encima.

Muchos se preguntan qué seguirá en Oaxaca tras los recientes acontecimientos; el último fue ayer por la noche, el asesinato del líder cetemista Alfredo Ramos Villalobos, que según las primeros detalles varios sujetos desconocidos y armados lo ejecutaron de varios disparos, el hoy occiso fue ex diputado local por el partido tricolor.

Pero antes de esto, y aún no se ha olvidado, estuvo el helicopterazo donde perdieron la vida al menos 13 oaxaqueños y hasta hoy siguen debatiendo entre la vida y la muerte una veintena más, casi todos pertenecientes a una misma familia; ahora se sabe que hubo imprudencia por parte de los funcionarios que ahí viajaban y muy probablemente, pues se ha estado manejando en los medios locales, quien dio la orden de que el helicóptero bajara en esa zona, sin tener los protocolos requeridos, fue el mismo gobernador oaxaqueño.

Si el sismo de ese día solo había ocasionado pérdidas materiales, la tragedia se vio, antes de la media noche, por la imprudencia de bajar el helicóptero, según a revisar la zona de desastre. ¿En serio había tanta preocupación e interés de Alejandro Murat y de Alfonso Navarrete?, ¿Por qué no ir a plena luz del día si ya los reportes de que no había pérdidas humanas estaban dados?. Parece que tampoco hay dudas de que alguien dio instrucción de que tenían que bajar y estar ahí; algo que no era necesario.

Oaxaca ocupa el primer lugar en sismos a nivel nacional, tan sólo en el del 7 de septiembre se habían afectado unas 60 mil viviendas, es decir cerca de 300 mil oaxaqueños damnificados porque sus viviendas quedan en mal estado; y es cierto que el estado se encuentra en un lugar donde se genera el mayor número de sismos, pero también es cierto que la pobreza y la miseria por las que atraviesa la población la hace más vulnerable ante estos fenómenos. La pobreza hace que la gente tenga casas débiles, sin la estructura bien elaborada para soportar los movimientos telúricos.

A los tres problemas ya mencionados se está sumando otro de carácter social. Ayer en la capital oaxaqueña al menos 8 mil personas (obreros, colonos, campesinos, transportistas y estudiantes) realizaron una protesta con el objetivo de exigir al gobierno estatal que encabeza Alejandro Murat Hinojosa, solucione  las demandas elementales del pueblo pobre.

Nos comentan que durante el recorrido de la marcha que se realizó sobre la avenida Universidad seguido por Puente de 5 Señores – Periférico – Central- Valerio Trujano, hasta llegar al zócalo capitalino, se gritaban consignas contra la política de oídos sordos del gobernador actual. Las peticiones nos comentó Gabriel Hernández, líder del Movimiento Antorchista en el estado y quien encabezó la protesta, son obras de pavimentación, drenaje, electrificación, apoyos para mejoramiento de vivienda y para el campo que beneficiaría a más de 45 mil familias, es decir a casi 300 mil oaxaqueños.

“Ya se han expresado las inconformidades ante el gobierno debido a que no quiere entregar mejoramiento a la vivienda, obra social, apoyos para el campo y por eso la gente no puede estar conforme; el gobernador hizo un compromiso con la gente  cuando estaba campaña, en el que dijo que iba a cumplir y cubrir las necesidades de la gente humilde de las localidades más lejanas”; ahora comentó, esas promesas quedaron en el aire.

Y es que la situación política y social en Oaxaca, tanto por la situación electoral actual como por la inconformidad de la gente tras tanto problema, se le puede complicar al gobernador; incluso ya hay rumores de que electoralmente puede ser castigado y es que son al menos 250 comunidades de las ocho regiones del estado que están esperando la ayuda y cumplimiento de la palabra de su gobernador.

Por lo pronto en las redes sociales y entre la población ya circula que el #GobiernoDeOaxacaNoCumple y ya se está alistando otra manifestación para el 20 de marzo con unos 10 mil participantes; pero además, estados como Puebla, Guerrero, Tlaxcala, Morelos y Veracruz pronto serán convocados para respaldar la inconformidad oaxaqueña con una denuncia regional. ¿Qué dice el gobernador ante esto? ¿Cuál va a ser la respuesta ante los estragos de los sismos, la violencia con el asesinato de ayer de Alfredo Ramos y la cada vez más honda y grave situación de pobreza y miseria de los oaxaqueños?

Hasta ahorita, a un año tres meses de gobierno de Murat, no se ve un buen futuro. De paso comentamos que muchas voces en los pasillos políticos del estado dicen que quien lleva las riendas del gobierno no es Murat hijo, sino Murat padre; entonces, ahí la duda sería legítima y salta más arriba. ¿De quién se está recibiendo órdenes para ignorar las peticiones del pueblo de Oaxaca, acaso será de un grupo que le quiere poner no piedritas sino rocas en el camino al candidato José Antonio Meade?. Buen trabajo deben comenzar a realizar Beatriz Paredes Rangel quien es la coordinadora general de la campaña priista en esa tercera circunscripción y Alejandro Avilés Álvarez coordinador en Oaxaca. De lo contrario para todos se aplicara la sentencia de:  Perdónalos señor, sí saben lo que hacen.

El clímax no político.

 En Veracruz, el hijo del actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares es el puntero en las encuestas, pero con menos de un punto de su contrincante, Cuitláhuac García. No obstante, Yunes Linares arrastra también algunas denuncias penales en su contra; en agosto del 2016, a meses de resultar electo Yunes Linares, representantes de la sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) interpusieron una denuncia contra el gobernador electo y sus familiares, entre ellos Miguel Ángel Yunes Márquez, por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. Los docentes que los demandaron expusieron una serie de empresas y terrenos a nombre del gobernador electo, sus hijos y esposa.

Parece que las palabras de Mario Vargas Llosa al señalar que “si AMLO gana será el suicidio de México”, se difundieron rápidamente tanto que hicieron que el tabasqueño respondiera de inmediato y señalara que el escritor peruano es buen escritor pero que es un mal político y dijo que no va a caer en provocaciones, lo cierto es que para gobernar México Andrés Manuel López Obrador no es el menos malo, México sí estaría peor y los mexicanos no necesitan ir tan lejos para ver como ha gobernador, (con PRD o Morena); ahí está como ejemplo la Ciudad de México que en nada mejoró, la delincuencia empeoró y la movilidad está peor; ahí está también Michoacán y Morelos, gobiernos que son del PRD, al que antes él pertenecía; pero más aún ahí está Texcoco en el Estado de México, un municipio mal gobernado y con desvíos de recursos a más no poder. Entonces Morena y López Obrador sí serían un peligro para México y sí sería un suicidio para el país. Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios a Esténtor Político vía mcasiquem@gmail.com y sigue mi cuenta de twitter @MCasiqueOlivos y Facebook:/MCasiqueOlivos

Deja un comentario