Por: Miguel Ángel Casique

¿Traerán algo nuevo esta semana los candidatos a la Presidencia de México?

Luego de un fin de semana no tan “tranquilo”, donde incluso la misma Secretaría de Gobernación (Segob) pidió rechazar cualquier llamado a la violencia y cualquier insinuación a que desde el gobierno federal se pretende interferir para inclinar la balanza en el proceso electoral, veremos como en estos días las campañas electorales subirán de tono, en primer lugar se verá cómo el priista José Antonio Meade, seguirá con su relanzamiento a partir de este lunes 14 con la idea de que en el segundo debate del próximo domingo 20 de mayo, no salga con sus “pérames” y con el “no me acuerdo”.

La idea quizá para el abanderado de la coalición Todos por México y para todo su equipo de campaña será que logre colocarse en segundo lugar después del debate y que se acerque al puntero; pero hasta ahora todo parece indicar que eso sólo es la idea y se ve muy difícil que en una semana haya grandes cambios y que se vea reflejado en el debate; aunque también hay quienes platican que José Antonio Meade, está dispuesto aún a demostrar que sí sabe cómo resolver los problemas de México y que no es con ocurrencias como se saldrá adelante.

Es cierto que ya vimos, la semana posterior al nombramiento de René Juárez Cisneros, como el PRI quiere entrarle con todo y cobijar a su candidato, y éste, por su parte, vestirse de verde, blanco y rojo; es más ya se comenta que si su estrategia de último momento no le funciona y no logran colocarse en las encuestas, que son como medidores de cómo van las campañas, en un segundo lugar, al menos esperan que su votación se incremente y sea mayor a nivel nacional y, así, no sufran un descalabro tan fuerte tanto en el Congreso Federal o en los estados.

Las campañas electorales seguirán recrudeciéndose, se va a enrarecer más por lo que cada candidato o sus equipos difundan esta semana; con todo esto se llegará a un debate de incertidumbre y casi a la mitad de la campaña con la misma percepción que ya se generalizó, que será triunfo no de un voto razonado y reflexivo por parte de los ciudadanos, sino por un voto de castigo hacia quienes no se han puesto a la altura del pueblo de México. Pero las cosas, pueden empeorar y el 1 de julio, sólo será el comienzo. Por lo pronto la encuestadora “Numerus” que dice que la contienda se puede cerrar con AMLO a la cabeza y Meade en segundo lugar; el primero con un 35 por ciento de preferencias y un 29% para el segundo, mientras que Ricardo Anaya estaría en 27%.

Y hablando de debates, en Chiapas se llevó a cabo el primero entre los candidatos a la gubernatura del estado, todo indica que la contienda será muy cerrada con el morenista Rutilio Escandón, el frentista José Antonio Aguilar Bodegas y el priista Roberto Albores, quienes presentaron sus propuestas de campaña; dicen quienes le saben, el proceso electoral en el estado será una elección de tres.

El clímax no político…

En donde si las cosas parecen ponerse peligrosas es en Puebla con la actitud de Miguel Barbosa Huerta, candidato a gobernador por Morena, que ha estado insistiendo en criminalizar a los antorchistas de esa entidad, pues ha querido desacreditar a los candidatos antorchistas inventando delitos que no se han cometido y qué él mismo candidato morenista no demuestra, lo que lo deja mal parado, como un calumniador y mentiroso político. Es más, dicen, que si no fuera porque cada vez que va su inspirador morenista a levantarle la mano en algún evento, sería un político que estaría arrinconado en el bote de la basura histórica poblana.

Pero lo preocupante de esas declaraciones y de su discurso es que se le ve odio, que “prepararía” nuevos atentados políticos y hechos de sangre contra candidatos antorchistas, así lo dejan ver sus recientes declaraciones en Xicotepec, en la Sierra Norte; a poco Barbosa no tiene presente que al morenista Alonso Aco Cortés, se le acusa de ser uno de los presuntos autores intelectual y de planear el asesinato de Manuel Hernández Pasión que por cierto este 10 de mayo se cumplió otro mes sin que la Fiscalía poblana, a cargo de Víctor Carrancá, dé otro paso en las investigaciones. Las autoridades políticas, judiciales y electorales deben estar al pendiente con lo que Barbosa dice y hace en Puebla y cada palabra que dice debe demostrarla; pero qué se puede esperar de Barbosa si sólo es una mala copia de la política morenista a nivel nacional; recuerda querido lector como López Obrador dijo que todos los mexicanos son “cómplices de la corrupción” si no votan por él; Barbosa no pasa de ser un perico, pero mal adiestrado. Mejor, el candidato morenista poblano debería explicar las 10 propiedades que tiene en Puebla y en la Ciudad de México valuadas en alrededor de 25 millones de pesos, cosa que en nada coincide con la declaración 3de3 que presentó él y su esposa el pasado 16 de abril donde dijo que tenía sólo seis propiedades.

Donde también las cosas no pintan nada bien es en Zacatecas con el candidato a la alcaldía del municipio de Trancoso, César Ortiz Canizalez, pues aparentes seguidores de la actual alcaldesa orquestaron una agresión contra él y su planilla, en el barrio de El Refugio, en un evento festivo por el día de las madres. Uno de los agresores dijo que “no podrán ganarle a la maestra”, en clara referencia a que era enviado de la alcaldesa. Por lo pronto ya se levantó una denuncia ante la Fiscalía para la Atención de Delitos Electorales para que se aplique la ley; el llamado oportuno hacia las autoridades de la Procuraduría de Justicia para que se investigue, el hecho ahí está. Por el momento, es todo.

Envía tus comentarios o sugerencia a Esténtor Político en [email protected] o en twitter @MCasiqueOlivos y Facebook: /MCasiqueOlivos

Deja un comentario