Fin a la discrecionalidad presupuestal porque representa un enorme riesgo de corrupcion

BLAS A. BUENDÍA

En la Constitución de la Ciudad de México se debe establecer un porcentaje máximo de presupuesto para el Congreso local, ya que en 18 años pasó de 329 millones de pesos a 2 mil 20 millones de pesos, lo que representa un incremento acumulado de más de 500 por ciento, dijo el Partido Acción Nacional de la Ciudad de México (PANCDMX).

Durante el ciclo de foros Hacia el Constituyente con el tema: Congreso, el líder blanquiazul Mauricio Tabe Echartea, dijo que a esta propuesta de Acción Nacional se suma la de replantear la composición de la Asamblea Legislativa del DF para reducir el número de diputados.

Informó que mientras en el Congreso de Jalisco hay 39 diputados, en la Ciudad de México hay 66, por lo que se pide atender al criterio constitucional federal para tener el mismo número de distritos locales y federales.

“Tenemos que acabar con estas subvenciones que se otorgan a los diputados, todo recurso destinado o utilizado por la Asamblea Legislativa debiera ser completamente transparente”, dijo.

También destacó que al Poder Legislativo local se le deben dar más facultades para controlar la acción gubernamental.

Señaló además la necesidad de crear una unidad de finanzas públicas para darle más peso al funcionamiento del Poder Legislativo.

Dijo también que se debe acabar con la discrecionalidad con la que participan los diputados en la modificación del presupuesto, ya que representa un enorme riesgo de corrupción.

Tabe Echartea aseguró que los proyectos asignados por los diputados deben ser sometidos al más alto escrutinio público y se someta a licitación pública para que no haya adjudicación directa.

Fortalecer el papel de la Auditoría Superior de la Ciudad de México, consulta pública en los procesos de dictaminación, y transformar la Comisión de Gobierno de la ALDF en Junta de Coordinación Política, son otras propuestas de Acción Nacional, destacó Tabe Echartea.

“Hay que seguir introduciendo los mecanismos de transparencia y el parlamento abierto para hacer del funcionamiento del próximo Congreso de la ciudad ejemplo de parlamento”, enfatizó.

El ex Consejero del Instituto Federal Electoral, Luis Carlos Ugalde, señaló que la Asamblea Legislativa del DF se caracteriza por el gigantismo burocrático y presupuestario, ya que tiene 66 comisiones, mientras que el promedio de comisiones en congresos locales es de 31.

“No sólo se trata de un problema presupuestario, cuesta más, sino sobre todo, se trata de un asunto clientelar, la idea de que los diputados requieren órganos a su servicio para hacer política o grilla, distorsiona la función legislativa”, criticó.

Señaló además que se debe regular la reelección legislativa y definir sus alcances; evaluar la posibilidad de reconocer la omisión legislativa a nivel constitucional para que pueda ser sancionada y disminuir el número de comisiones.

blasalejo@yahoo.com

Deja un comentario