Por: Manuel Aparicio.

            Como si se tratara de una consigna crece el rumor entre propios y extraños: “Antorcha no ganará en las próximas elecciones, va a perder Chimalhuacán e Ixtapaluca y no le darán oportunidad en otros municipios”. De ahí que se antoja pensar que hay ruptura entre el gobierno del Estado de México y los liderazgos del Movimiento Antorchista en la entidad. Parece que la organización ha sido infiltrada y están utilizando todos los recursos para sacarla de la jugada apoyándose en el PRD y Morena.

            Para contextualizar un poco: En 2005, durante su campaña al gobierno del Estado de México, ante 60 mil potenciales electores antorchistas, que garantizarían su triunfo, Enrique Peña Nieto, se manifestó admirador del liderazgo de esa organización. Esa relación se mantuvo durante su sexenio en el que destaca la celebración del 35 aniversario de esa organización realizado en el Estadio Azteca, donde refrendó su apoyo al Movimiento Antorchista, y deseó que se destierre el escenario donde muchos tengan poco y pocos tengan mucho, y admitió coincidir con los proyectos de la organización.

            Es difícil identificar dónde se perdió la relación, pues en la campaña de Eruviel Ávila Villegas, se signaron compromisos importantes. Todo hacía pensar que la buena relación continuaría, pero después con el triunfo de Maricela Serrano a la presidencia de Ixtapaluca, se dio una severa confrontación con Armando Corona, que se recrudeció después del asesinato del padre, de la en ese entonces, alcaldesa de Ixtapaluca. Armando Corona fue acusado reiteradamente de ser el autor intelectual del asesinato, pero al parecer es una pieza muy importante para el gobierno estatal. 

Así es que entrevisté a Tolentino Román Bojórquez, le cuestioné sobre la posible ruptura con el gobierno del Estado de México, y respondió: “De parte nuestra no, pero hay señales agresivas contra el movimiento desde la campaña de Alfredo del Mazo. Nombraron a Armando Corona como coordinador del PRI; y, fue significativo que Alfredo no haya querido ir a Chimalhuacán e Ixtapaluca. Además de que ya no nos dan audiencias, lo cual da coherencia a las versiones que surgen de labios de propios y extraños respecto a que “van por antorcha” y que el próximo candidato sería Armando Corona.

Sin embargo, es posible que morena sea el ariete que utilice el PRI, para quitarle el poder a Antorcha, pues se sabe de la compra de votos que el PRI hizo en favor de morena y del PRD. Lo cual demuestra que el gobierno que encabeza Alfredo del Mazo, busca cómo eliminar toda posibilidad de que antorcha conserve las alcaldías de Chimalhuacán e Ixtapaluca, lo que incluye que no le den la menor oportunidad de conquistar el voto de otros municipios como Texcoco y los Reyes la Paz. Habremos de esperar a ver qué harán los antorchistas.

Deja un comentario