Blas A. Buendía  

En su depurado trabajo para niños y jóvenes, más allá de divertir al relatar historias, el actor, músico y cuenta-cuentos Mario Iván Martínez pretende abrir caminos hacia el conocimiento. 2018, a la par de su última producción escénica, Que dejen toditos los sueños abiertos, el histrión celebra 20 años como cuenta-cuentos… como soñador profesional.

Los domingos 8 y 15 de abril, Mario Iván Martínez presenta: Que dejen toditos los sueños abiertos, un segundo homenaje a Francisco Galindo Soler, Cri-Cri, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

La propuesta teatral que ahora nos descubre, gozó de un éxito inusitado durante su temporada 2017 en el Teatro Helénico y encuentra eco en su más reciente producción discográfica, la cual forma parte de su exitosa colección de audio-libros Un rato para Imaginar.

El trabajo se muestra como un segundo tributo al máximo exponente de música y literatura infantil de habla hispana, don Francisco Gabilondo Soler, Cri-Cri (Orizaba, Veracruz, 6 de octubre de 1907-Texcoco, Estado de México, 14 de diciembre de 1990).

A la luz del 110 aniversario y en víspera del 111 del natalicio de quien fuera conocido como el Grillito Cantor, Mario Iván Martínez abandona en esta ocasión el formato unipersonal que caracteriza la mayoría de sus producciones, para compartir la escena con dos jóvenes y talentosos  artistas: Jimena Parés y Luigi Vidal; todos bajo el mando de Pepe Posada en la propuesta coreográfica.

“El video, el cine y la televisión se suscitan fuera de mí. En cambio, como con un buen libro, la obra de Cri-Cri hace que muchas cosas sucedan dentro de mi persona. Para mí, la imagen que creamos, que hacemos nuestra a partir de la música y el lenguaje, resulta mucho más perdurable. De la misma manera las creaciones de don Francisco hechizan el oído, sintetizan y conjuran nuestros sueños. Soy cuenta-cuentos en gran parte gracias al Grillito Cantor. El ser hoy embajador de su obra constituye el mayor privilegio de mi carrera. A través de sus historias y canciones, descubrí que era posible soñar despierto”, afirma Martínez.

“Los recursos imaginativos de Cri-Cri no se concretaban a escribir canciones. Honró asimismo la inteligencia del niño con una inagotable cantidad de textos reflexivos, humorísticos y sorprendentes. Por ello, este nuevo  trabajo teatral pretende volver a la luz parte de su vasta e igualmente ingeniosa producción literaria, la cual otorgaba sentido, contexto y coherencia a las melodías que por tantos años dejó volar por los aires radiofónicos de la XEW. Así pues, si bien incluimos temas famosos como El ratón vaquero, La marcha de las vocales, Che araña, también encontrarán material poco conocido como  Los sueños, El fantasma y  La sirenita. Naturalmente este proyecto no habría sido posible sin contar con la guía, confianza y apoyo de Tiburcio Gabilondo Gallegos, heredero y salvaguarda de la obra perenne de ese músico inusitado de Orizaba”, continúa el artista.

“Concuerdo con el gran pedagogo Elíseo Diego al decir que el trabajo que ofrecemos ‘para’ niños debe aspirar a convertirse en trabajo ‘de’ los niños, pues crear para ellos es meritorio, pero lo verdaderamente difícil radica en que nuestras propuestas los llenen de gozo y las hagan suyas por iniciativa propia, justo como ocurrió con la música y los cuentos del inolvidable don Pancho y su entrañable Grillito Cantor”, considera Mario Iván, quien dedica este trabajo a la memoria de su madre, Margarita Isabel (1941-2017).

“Cri-Cri, el Grillito Cantor, es un conocido de todos. Surgido de la confabulación imaginativa de Francisco Gabilondo Soler, Cri-Cri pasa por alto los años que se ha dedicado a escribir cuentos y canciones para niños (aunque la vecina ya le cuenta alrededor de 83). Muy aficionado a la lectura y aprender a tocar instrumentos raros -para deleite de la misma vecina-, este Grillito amiguero y alegre comparte sus aventuras, emociones y sorpresas que da la vida a través de su obra, que incluye 226 canciones, más de 500 personajes y muchas ganas de seguir entreteniendo. Si su alter ego, Pancho Gabilondo, no se hubiera ido a vivir al País de los Sueños, Cri-Cri le cantaría Las Mañanitas por su aniversario 110”, afirmó Tiburcio Gabilondo Gallego en octubre 2017.

Mario Iván Martínez presenta: Que dejen toditos los sueños abiertos se llevará a cabo los domingos 8 y 15 abril, a las 13:00 horas, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, colonia Centro Histórico, cerca del Metro Allende).

Boletos en el sistema Ticketmaster y en la taquilla del recinto. Localidades: 100 y 250 pesos con descuentos limitados de 50 por ciento a estudiantes de nivel básico, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente.

Para consultar completa la programación de Teatros CDMX, visite: www.teatros.cultura.cdmx.gob.mx. Asimismo, se puede consultar en aparatos móviles (sistemas operativos Android e iOS) al descargar la aplicación TeatrosCDMX.  blasalejo@yahoo.com

Publicidad

Deja un comentario