alejandro barreiro

¿Qué pasa? ¿No hay deseo de trascendencia? ¿Nuestros gobernantes actuales no desean trascender por sus obras? ¿No desean un monumento? ¿No desean que alguna calle lleve su nombre? ¿Solo son los gerentes de los nuevos “trust” “corporación” “oligopolio” que llaman república? Creo que la numismática de nuestro país está a pocos años de una crisis por la falta de héroes o estadistas en el acuñado de monedas.

Lo que acaba de pasar en Michoacán es algo, no indignante, es ya la total desolación, la muerte de estos niños es imperdonable y realmente ¡imperdonable!, no sólo como discurso en entrevista para vana gloria y meses después vil justificación.

Tal parece que es cierto, que la diferencia de la democracia y la dictadura, es que en la democracia podemos votar antes de recibir órdenes.

¿Cómo un pueblo que necesita trabajar día a día puede ser responsable de los cambios que se necesitan? No, la responsabilidad de nuestra situación es de aquellos intelectuales y personajes que ya tienen garantizada su subsistencia y no han hecho un cambio. La persona que tiene que sobrevivir día a día, no puede darse el lujo de un acto de rebeldía, no puede replantearse si la vida actual en nuestra sociedad es la que se quiere realmente, no puede rebelarse por un puesto de trabajo en el que no se respetan sus derechos.

Debemos olvidarnos de la idea que circula en medios electrónicos, en que muchos dan la revolución como una solución a nuestros problemas, no, no podemos permitir la revolución armada, no podemos aceptar esta idea ¿por qué?, porque la revolución entendida como cambio en el devenir de una nación es producto de la democracia, las revoluciones que buscan establecer la democracia sólo han sido el cambio de amo por la vía armada.

Las autodefensas son una violación al estado de derecho, pero a qué aspiran las diversas zonas del país que están en un estado de indefensión, los que deben hacer respetar este estado de derecho han sido los primeros en violentarlo, y para prueba está la reciente fuga de Almoloya. La principal amenaza que significan los movimientos de autodefensa es que en ellos puede surgir el nuevo líder natural que amenace los planes del poder económico para nuestro país.

Acabamos de pasar un proceso electoral, los ganadores que entrarán en pocas semanas en funciones, ¿significarán un golpe de timón? Lo dudo, en la democracia los electores tenemos el sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros y que sólo utilizan el dinero de los ricos y el voto de los pobres con la firme promesa de defender a los unos de los otros.

Deja un comentario