Por Nancy Grajeda 

Estamos a  escasos 15 días de que se realicen las elecciones en nuestro país, ejercicio democrático, dicen, en el que todos debemos participar eligiendo al mejor candidato, a aquel que nos haya llegado al corazón con sus propuestas de campaña y  que queramos como representante presidencial por los próximos seis años.

 Sin embargo, ¿nos hemos puesto a analizar acaso que todos estos personajes  presidenciables solo ven los problemas sociales por encima y no se van a la raíz de los ellos? estos señores no quieren nombrar a la innombrable, la causa de todos los males del país que se llama pobreza,  que genera desigualdad y marginación, porque unos cuantos se han adueñado de todo y la inmensa mayoría vive en la tristeza y el desamparo.

 Quiero mencionar que hace unos días por mi trabajo estuve presente en un mitin del señor López Obrador en Chimalhuacán, que es uno de los 125 municipios del Estado de México, ubicado en su zona oriente, y es  que es parte de la zona metropolitana del Valle de México, y su limitaciones son al norte con el municipio de Texcoco, al este con Chicoloapan,  al sur con La Paz y al oeste con ciudad Nezahualcóyotl.

 Es importante decir que aquí desde el año 2000 la victoria de la presidencia municipal por la vía democrática la obtuvo el Biólogo Jesús Tolentino Román Bojórquez, destacado antorchista probado y exitoso en su trabajo. Quien hace labor los 365 días del año para sacar de la pobreza a millones de mexicanos que la padecen.

  Los chimalhuacanos le dieron la confianza a Antorcha, y desde entonces saben que ésa decisión fue la mejor porque cada tres años la ratifican y vuelven a elegir a un presidente antorchista porque saben que él no los va a traicionar, precisamente porque el cambio se vio reflejado a los cien días de haber tomado posesión de su cargo en Chimalhuacán ese líder emanado de las filas de Antorcha, demostrando que nuestra organización sí quiere un cambio verdadero y que los recursos del pueblo bien aplicados, administrados por gente honrada realmente generan beneficios importantes, prueba de ello son las todas la obras de gran impacto  en el terreno de la educación, salud, recreación, cultura, etc., construidas a los largo de 18 años en este municipio, que de ser gobernando por un grupo de caciques que solo propagaban el miedo y la inseguridad Chimalhuacán ahora se ha convertido en un municipio modelo digno de presumirse y ponerse como ejemplo de buen gobierno para vergüenza de muchos que solo saben engordar sus bolsillos.

Era necesario esta remembranza porque en este mitin organizado para recibir al señor López  llegaron aproximadamente  unas 2 mil personas y no precisamente de Chimalhuacán, sino que estas venían  de los municipios de La Paz, Chicoloapan, Texcoco, etc.

 El escuchar al señor López fue una gran decepción porque es una persona que repite como grabadora lo que dice en sus spots, pareciera que lo pusieron a machetear ese discurso donde promete que repartirá dinero a manos llenas, no dice de dónde lo va a sacar pero lo repite y repite. Es triste ver cuantas personas caen en ese juego de palabras y desesperadas por la situación que se vive en el país, auspiciado por el modelo económico en el  que vivimos, el capitalismo,  que ha generado mucha pobreza, piensan que cambiando de partido las cosas también cambiarán como por arte de magia, quiero decirles que esto no será así desgraciadamente, el cambio debe ser de raíz y no solo accesorio, porque es la misma clase económica pudiente la que siempre obtiene un cargo público.

 Es urgente que los señores candidatos o quien gane la presidencia de la república se deje de juegos y analice a fondo que el problema es la innombrable pobreza, que deje ser la innombrable y que se agarre al toro por los cuernos, que se ataque de raíz, ya que la situación para cien millones de mexicanos de los casi 130 que somos ya es insostenible porque todas las consecuencias que se derivan de ella como la delincuencia es un lastre con el que ya no se puede lidiar.

 Ya es casi 1 de julio y “estrenaremos nuevo” presidente, y quiero asegurar que las cosas no van a cambiar si no  adquirimos conciencia de los problemas que nos aquejan, despertemos de ese letargo en que nos tienen sumidos y exijamos que nuestros derechos  fundamentales sean  respetados; debemos involucrarnos en los asuntos del país, no debemos servir  solamente para sentar al monigote en la silla para que luego este empiece como sanguijuela a succionar sangre de todos los mexicanos, debemos organizarnos y luchar por mejores condiciones de vida para millones indefensos que solo ven pasar sus días sumidos en la pobreza y desgraciadamente así morirán, hoy menos que nunca debemos estar  esperanzados en un individuo que sabemos que al final del sexenio terminará repudiado por todos, porque sabemos que no  son verdaderos representantes del pueblo, por lo que no llevan bienestar a él sino a los intereses a los que sirven de los más ricos.

 Los días, las semanas, los meses, los años pasan y el país cada día se va deteriorando más y más en todos los sentidos,  una clase explotadora se lo está acabando y los más pobres ven pasar su tiempo y viven y mueren en la  triste pobreza, el cambio está nuestras manos, organicémonos y luchemos por un país mejor para todos.

 

Deja un comentario