DIP. RICARDO ANAYA Y SEN. JAVIER CORRAL,

PRECANDIDATOS A LA PRESIDENCIA DEL PAN

 

Leopoldo Mendivil


+Cuando la culpa es de todos, la culpa es de nadie. Concepción Arenal

Quizá sean los únicos finalistas de la carrera para nuevo jerarca panista, pero si surge otro u otros, a todos presento atentamente las preguntas siguientes:
¿De veras creen que su partido perdió Los Pinos por una mala campaña armada en Coyoacán y José María Rico, sin que el resultado electoral ya estuviera contaminado por las farsas y las cuentas de las dos administraciones federales panistas?


¿De veras creen que su partido perdió la elección intermedia de este mes sólo por las transas y demás gañanadas de algunos legisladores federales suyos y algunos gobernadores y ex gobernadores panistas, sin que pesara el recuerdo del fracaso al que Calderón y su gobierno llevaron al país por su guerrita contra el narcotráfico, siempre de acuerdo con los dictados de Washington y su DEA, sin importar el número de víctimas, mexicanas todas, que costó?

¿De veras piensan contar con la solvencia moral de sus siglas partidarias cuando la mayor parte de los panistas que han ejercido cargos de poder en el curso del siglo patearon, con sus conductas, los principios ideológicos, políticos e incluso religiosos que sostuvieron durante mucho más de medio siglo y se sirvieron de ellos para hacerse del poder?


¿De veras creen que con exhibir las debilidades éticas del priismo en el mando nacional y demandarle que establezca una politica anticorrupción, la ciudadanía olvidará todas las porquerías que sus correligionarios cometieron tan pronto como se hicieron del gobierno federal; y que sus compañeros en el aparato legislativo actual han practicado con singular alegría como para no perder ninguna oportunidad de enriquecimiento injustificable mientras el fuero les proteja?


¿De veras creen ustedes que los escasos correligionarios que les quedaron luego de la limpia al padrón realizada en 2013 son tan desmemoriados como para olvidar ese triste pasado compuesto por quienes iban a representar la decencia, la eficiencia, la constancia y la buena conciencia panistas en el mando gubernamental?


¿Ya comprobaron ustedes, con los resultados electorales del domingo 7 pasado, que los electores mexicanos se han hecho, a fuerza de palos políticos y crisis económicas, de una memoria que antes, o no teníamos o no utilizábamos para ejercer nuestro derecho de seleccionar a nuestros gobernantes; y que ya aprendimos a defendernos y a mandar al diablo a los que nos fallen?


Quien de ustedes entienda todo lo que hay tras de estas preguntas, cambiará sin duda su discurso porque entenderá que el PAN, como el PRD -y el PRI en alguna medida- pisan las mismas aguas pantanosas, pestilentes por lo que todos ustedes le han hecho a la vida y a la actividad política mexicana.


Nadie puede ocultar los daños que el PAN, como los demás partidos, le ha hecho a México; y si no quieren un torrente de candidaturas independientes que los vayan desbancando antes, incluso, de la batalla del 2018, sean los primeros en cambiar la manera hacer las cosas como antes, cuando el PAN era un buen partido…

lmendivil@delfos.com.mx, m760531@hotmail.com

Deja un comentario