GABRIELLA GÓMEZ MONT,

TITULAR DEL LABORATORIO DEL DF:

Leopoldo Mendivil


+El trabajo y la lucha llaman siempre a los mejores

Lucio Anneo Séneca

¿En qué se parecen los taxistas de la ciudad de México a los de la ciudad de París? Casi en todo, casi todos: lo gañanes, lo insolentes, lo ladinos…
… Menos, casi, en la calidad y la higiene de los vehículos que utilizan, mejores, más modernos y cuidados los de la Ciudad Luz que los de la ex Ciudad de los Palacios (pues cada vez hay menos de estos últimos).
Y prácticamente iguales en cuanto a lo sindicalmente protegidos que han estado.
Solo espero que los nuestros no sean tan agresivos como los parisinos; ya supo usted de las agresiones que cometieron, en París y otras ciudades de Francia, hasta el colmo de volcar por lo menos un coche que operaba con el servicio de Uber…


Sean taxistas o de otras ramas laborales, sabemos que los franceses han sido mucho más protegidos por las políticas públicas de sus gobiernos, incluidos los más conservadores, de manera que ahora están de nuevo en los cuernos de la Luna con el régimen socialista de Francois
Hollande, mientras los nuestros deciden si seguir bajo las alas perredistas o cambiarse a las morenas…


La cosa se puso fuerte, como usted lo sabe, el jueves pasado en al menos siete ciudades francesas, contra la firma Uber POP, que ha declarado contar ya con unos 400 mil clientes en ese país y que entraron a operar por la insuficiencia de la oferta de taxis en el país, pero la fortaleza de los sindicatos obligó a una propuesta de que esa firma deje de trabajar por lo menos en París…


Aquí en México, sólo el DF cuenta con el servicio semiestablecido de Uber y de Cafiby, no sé sí porque los sindicatos sean más enérgicos en los estados… Aquí en el DF, los organismos sindicales han aceptado dialogar gracias, entre otros, a los buenos oficios que usted, Gabriella, ha proporcionado a la causa al grado de que el viernes, 24 horas después de las manifestaciones anti Uber POP en Francia, usted anunciara que su laboratorio trabaja ya en un marco regulatorio que integre a las dos empresas que operan a través de aplicaciones de internet para el contacto con clientes, a partir del principio de piso parejo para todos.
El problema que se ve en este negocio específico es la ley de la oferta y la demanda, Gabriella. Los taxistas en casi todo el país han operado desde la comodidad de sus privilegios sindicales y, como los dirigentes de la mafia-Sección 22 de la CNTE en Oaxaca, aunque con mucho menor abuso y agresividad han mantenido el mal servicio que ya, al menos en esta capital, los usuarios del servicio de taxis han descubierto le enorme diferencia entre lo que tenían y lo que ahora comienzan a tener, y les ha gustado la opción de manera que si de ellos dependiera, no regresarían a las carcachas mugrosas, pestilentes vinculadas a la delincuencia que no tenían más remedio que abordar.


Pronto, pues, el tipo de piso parejo será impuesto por el servicio correcto y eficiente, los coches modernos y en buenas condiciones que se les están ofreciendo y la cortesía de los choferes. ¿Qué harán los sindicatos de las tartanas y los choferes indolentes si eso ocurre? Espero, Gabriella, que por la tranquilidad capitalina esté usted ideando las soluciones correspondientes en el nuevo marco regulatorio del servicio de taxis capitalino.

lmendivil@delfos.com.mx,
m760531@hotmail.com

Deja un comentario