No lenón, sólo obsesivo compulsivo sexual…

 

Leopoldo Mendivil

 

LIC. FERNANDO R. RÍOS GARZA,

PROCURADOR DE JUSTICIA DEL DF:

El amor es emoción, y el sexo, acción: Madonna

Su error, procurador Ríos, fue haber hecho una investigación apegada a la integración del caso por una mente periodística, regida por la necesidad de construir la nota para alcanzar grandes ratings de difusión, como es la de Carmen Aristegui, pero sin grandes precisiones como es obligación del Ministerio Público.


De haber hecho bien el trabajo, usted habría hurgado en la enfermedad mental-sexual de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre sin buscar esa red de prostitución en el PRI capitalino que tarde o temprano sería descubierta y Cuauhtémoc jamás ha sido lenón sino solo consumidor y esa red habría sido el inicio de un negocio que él no necesita.


Hace demasiados años que el río de Cuauhtémoc comenzó a sonar y algunos reporteros actuales relativamente novatos escucharon su rumor hasta el lío del PRI-DF como una gran novedad, una noticia fresca cuando el modus operandi ha sido siempre el mismo: a donde llega, basurator husmea entre el género femenino y selecciona; luego entra en acción por sí mismo y/o a través de sus colaboradores-conseguidores, pero con un sistema bastante primitivo y elemental que es el dinero de este hombre…

Gutiérrez de la Torre, a quien alguno de sus correligionarios priistas apodó hace ya varios años con el mote de el basurator -que lo enfurece y lo digo por experiencia propia, porque este espacio fue el que lo difundió y eso me produjo varias toneladas de mentadas y otros improperios peores…-; Gutiérrez de la Torre, le decía, no puede vivir sin tener al lado a una mujer.

De eso hay evidencias sobrantes y bibliotecas de anécdotas contadas por sus cuatotes y amigotes que suelen participar en sus bacanales o que le ayudan a atraer a ésta o a aquella chava, naturalmente con dinero de por medio, que es su única arma y que, además, le sobra. Para eso sus padres le heredaron los basureros de la ciudad y a quienes viven en y de ellos…

La otra obsesión de larga data del basurator ha sido la dirigencia del PRI capitalino; no más y sin la ambición que animó a Joseph Goebells para convertirse en el gauleitter del Partido Nacionalsocialista alemán en Berlín, sabedor de que ganaba la capital pronto sería llamado al primer círculo de colaboradores de Adolph Hitler. La ambición política de don Cuauhtémoc aparentemente no ha sobrepasado el gusto de sentirse poderoso en la ciudad donde sus padres hicieron poder y fortuna acarreando a los trabajadores de la basura. Es aquí donde se encuentra su poder económico y político y si poco ha hecho para incrementar el primero, porque ese poder crece solo, a medida de que la basura aumenta, el político ha sido como la cereza que él le puso al helado preparado por sus padres; cereza que Gutiérrez compró con los chorros de dinero que produce la basura. Por eso peleó hasta a las trompadas por él y cuando por fin logró comprarlo ya completo, su otra manía, mediáticamente corregida y aumentada, se lo tumbó.

¿Hizo lo mismo con su caso penal que con su caso político y sus múltiples affairs femeninos..? Aquí se lo dejo, procurador…

[email protected], [email protected]

Deja un comentario