Manuel Aparicio

Desde el Instituto Electoral del Distrito Federal, le pusieron muy complicada a Xóchitl Gálvez, quien a pesar de contar con la certificación de residencia en la delegación Miguel Hidalgo, emitida por el gobierno del D.F, pero con credencial de elector del Estado de Hidalgo, la instancia electoral le negó el registro como candidata del PAN a jefa delegacional en Miguel Hidalgo. Lo mismo sucedió con Andrés Manuel López Obrador, pero como las autoridades eran perredistas, le facilitaron todo; y, a pesar de las inconformidades fue jefe de gobierno de la capital de nuestro país.

En el PRD, olvidan que Xóchitl Gálvez, “es entrona” como ella misma se define, tiene buena presencia en todo el D.F. derivado de que, en los hechos, y no en el discurso demostró que “vomita la corrupción”, pues cuando fue funcionaria federal durante el sexenio del ex presidente Vicente Fox, metió a la cárcel a funcionarios por haber utilizado recursos destinados a los pueblos indígenas, y esa imagen es la que perméa en el ánimo de los habitantes de la Miguel Hidalgo. Esto puso nerviosos a los perredistas, porque si ella asumiera la titularidad en la delegación Miguel Hidalgo, seguramente destaparía la cloaca de la corrupción.

El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera es el principal interesado en que Xóchitl Gálvez, no llegue a la delegación como titular de gobierno, porque significaría una voz de protesta permanente, y estaría denunciando los actos de corrupción, lo que pondría en tela de duda el compromiso de Mancera, quien siendo hombre de leyes no sepa aplicarlas, porque la impunidad sigue siendo la divisa principal; y, así lo demuestran las múltiples denuncias por los actos de corrupción a niveles de escándalo cometidos por delegados perredistas incluyendo el gobierno del D.F. que encabezó Marcelo Ebrard, con la línea 12 del metro.

Precisamente hace unas semanas, entreviste en Radio Expresión México a Xóchitl Gálvez, y dijo que: mientras no haya castigo ejemplar a los actos de corrupción todo va a seguir igual. Recordó que durante el sexenio del presidente Vicente Fox, impulsaron la creación de 10 universidades interculturales en Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracrúz y Puebla, porque está convencida de que la pobreza se puede vencer únicamente a través de la generación de empleo; y apuntó que aunque hay muchas políticas públicas, sigue habiendo desigualdad.}

Pero volviendo al tema, está más que claro que se siente la influencia de los perredistas en el Instituto Electoral del Distrito Federal, al aplicar una táctica dilatoria para que su permanencia en campaña hubiera sido mínima, pero ahora que se suman de manera solidaria liderazgos femeninos de mucho peso político como Margarita Zavala, Josefina Vázquez Mota y Cecila Soto, la situación se complica para los perredistas.

La decisión del Tribunal Electoral que de manera unánime revoca la del IEDF, que negó el registro a Xóchitl Gálvez, deja al descubierto la sumisión del IEDF al PRD… Así veremos en campaña a Xóchitl.

Publicidad

Deja un comentario