Ciudad de México.- “En México se registra una altísima tasa de mortandad a consecuencia de enfermedades cardiovasculares”, aseguró ante medios de comunicación el doctor Jorge Cortés Lawrenz, presidente de la de la Sociedad de Cardiología Intervencionista de México (SOCIME), tras la inauguración del Congreso SOLACI-SOCIME 2018.

Acompañado del doctor José Luis Leiva Pons, presidente de la sociedad de cardiología Intervencionista de Latinoamérica SOLACI, Cortés Lawrenz destacó que los nuevos legisladores deberán de considerar para el 2019 el presupuesto suficiente que permita avanzar en las modificaciones a la Ley que durante los últimos años viene impulsando la SOCIME, con la finalidad de facilitar la atención inmediata a quienes sufren un ataque al corazón.

Cortés Lawrenz subrayó que cada año mueren en México más de 70 mil personas, y que según datos difundidos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México registra el 27% de mortalidad entre los 34 países miembros de esta organización, una de las tasas más altas en la actualidad.

De conformidad con el último reporte de la OCDE, el promedio de mortalidad registra niveles del 7.9%, lo que representa que en nuestro país el riesgo de morir a consecuencia de un infarto es tres veces más elevado.

Hay que recordar que enfermedades degenerativas como la diabetes y la obesidad, tarde o temprano pueden desencadenar en un infarto agudo al miocardio (IAM), por lo que una de las metas a alcanzar durante el Congreso SOLACI-SOCIME 2018, será la de concientizar a los legisladores y a las autoridades federales de la urgente necesidad de trabajar en la conformación de programas de educación preventiva y de esquemas de atención expeditos que faciliten a los cardiólogos una atención inmediata a los pacientes que sufren padecimientos cardiovasculares”.

Para los cardiólogos el paciente es el origen y el centro de nuestra razón en el ejercicio de nuestra profesión”, dijo el presidente de SOCIME, “nosotros sabemos que cada minuto cuenta y cada cinco minutos se incrementa la mortalidad, por ello es muy importante saber hacer el reconocimiento de los síntomas y conocer el lugar de atención más cercana, ya que al registrarse un infarto sólo se cuenta con una hora para destapar la artería y salvar una vida”.

Hay en México suficientes cardiólogos para revertir la tasa de mortalidad en México, lo que falta es un esquema coordinado que nos permita avanzar en medicina preventiva; así como poner al servicio de la población, toda la infraestructura médica con la que se cuenta para la cardiología intervencionista.

Durante la celebración del XXIV Congreso de La Sociedad Latinoamericana de Cardiología Intervencionista (SOLACI) y de la Sociedad de Cardiología Intervencionista de México (SOCIME), SOLACI-SOCIME 2018, participarán más de 3 mil especialistas de todo el mundo, 50 profesores provenientes de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia; así como 150 especialistas latinoamericanos, quienes habrán de “compartir su experiencia de clase mundial y nutrir a los especialistas mexicanos con información de primera mano, lo que nos permitirá mejorar nuestra perspectivas y disminuir la mortalidad por afecciones cardiovasculares”, aseguró el doctor Jorge Cortés Lawrenz.

Entre los temas que se abordarán hasta el próximo viernes 3 de agosto, se encuentra entre los más básicos de la medicina en cardiología, hasta lo más sofisticado de la técnica actual, fundamentalmente lo que llamamos las técnicas no invasivas, porque no agreden al paciente al no ser necesario hacer aberturas quirúrgicas, técnica que ha facilitado considerablemente la recuperación y el diagnóstico de muchos pacientes, explicó Cortés Lawrenz.

Para mayor información de los temas a tratar en el Congreso SOLACI-SOCIME 2018, puede visitar http://solacicongress.org/es/programa-cientifico/ , y para conocer la trayectoria de los expositores visite: http://www.solacicongress.org/en/invitados-internacionales/

Deja un comentario