Morena

Blas A. Buendía

Según los teólogos, la soberbia es un “pecado” capitular del Demonio y a Morena no le permite ver que tiene un problema real y grave, sentenció el diputado perredista Raúl Flores García.

El vicecoordinador del GPPRD en la ALDF, lamentó que Morena llame “linchamiento, persecución, show mediático y hasta circo político” a los embates del crimen organizado que miles de personas están padeciendo en la delegación Tláhuac, por lo que llamó al partido de Andrés Manuel López Obrador a comportarse de manera seria, digna, sensible y responsable ante los presuntos vínculos de su instituto político con el narcotráfico porque pues ni el narcomenudeo, los asesinatos, la desaparición de jóvenes y mucho menos el sufrimiento de las víctimas pueden ser considerados un asunto menor.

“Es verdaderamente lamentable que esta soberbia se haya apoderado no sólo de Andrés Manuel, sino de todos los morenistas y de todos los que los siguen y defienden ciegamente a capa y espada. La soberbia no les permite ver que hoy tienen un problema real y grave, un cáncer en su partido.

“A tan solo tres años de su nacimiento, el partido Morena ya está penetrado por el narcotráfico. Y ¿qué vemos mientras tanto? Un show de medios que están dando Claudia Sheinbaum, Martí Batres y Ricardo Monreal, ¿en verdad estos personajes no pueden mostrar un poco de prudencia y sensibilidad y pausar por un segundo sus ambiciones políticas?”, comentó.

Si bien la sociedad en su conjunto alerta que si así está ocurriendo este tipo de gravísimos problemas sociales en las diversas demarcaciones de la Ciudad de México, ¿cuál sería el destino de todo el país si el ahora “capo” Andrés Manuel López Obrador llegara a la Presidencia del país?, la nación caería en un vacío y en la ruindad afectando dramáticamente la paz social de la República.

Con López Obrador, si de por sí el país ya es ingobernable porque nos hallamos con un Estado fallido que encabeza el priista Enrique Peña Nieto, México entraría a una espantosa espiral de crímenes y asesinatos en aras de marcar los narco-territorios.

Para el también líder del PRD en la Ciudad de México, las acusaciones, señalamientos y cuestionamientos que se le han hecho y que se le plantearon al delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, durante su comparecencia en la Asamblea Legislativa del Centro Histórico, se traten de un linchamiento, circo o show.

Enfatizó que en esta ocasión López Obrador y los morenistas tienen que reconocer que la verdadera mafia está dentro de su propio partido, y que un grupo criminal y su infiltración en la estructura delegacional de ninguna manera pueden ser un montaje con fines electorales.

“No veo como ‘El ojos’ (Felipe Jesús Pérez Luna) podría ser parte de alguna estrategia política cuando hay una vinculación directa, nadie le dijo a Rigoberto Salgado que se vinculara a este delincuente y a su grupo criminal. Morena tendría que tratar este asunto de manera más reflexiva y no con la soberbia que se han conducido”.

Cabe hacer hincapié que ya está confirmado por el propio Renato Sales, Comisionado Nacional de Seguridad, que las procuradurías General de la República (PGR), General de Justicia de la Ciudad de la Ciudad (PGJCDMX) y la Policía Federal, realizan una investigación conjunta sobre las operaciones ilícitas y vínculos del  llamado Cártel de Tláhuac.

“Insistimos antes de la muy lamentable exposición que tuvo Rigoberto Salgado ante la Asamblea Legislativa, que el morenista debía pedir licencia a su cargo y dar oportunidad a que las investigaciones fluyeran sin problema. Ahora el tiempo de una postura digna, ética o medianamente decente ya se le pasó al delegado, pues hoy tuvo la oportunidad de presentar ante el órgano legislativo argumentos y pruebas para deslindarse de “El Ojos” y su grupo criminal;

…De contestar por qué tiene a familiares del delincuente en su nómina; de explicar con qué se construyó su “casita blanca”, pero evidentemente le resultó imposible sostener sus dichos respecto a que no conocía a “El Ojos” y ni siquiera se atrevió a mencionar al llamado cártel.

Peor aún tuvo la osadía de decir que se estaban magnificando los hechos en Tláhuac, y simplemente no contestó ninguna pregunta de ningún partido de manera puntual.

El camarada afirmó que el silencio de Salgado acredita su culpabilidad, por lo que la semana que entra la Comisión de Gobierno y la Comisión Jurisdiccional de la ALDF tendrán que evaluar y determinar si se debe iniciar el proceso de remoción de su cargo, porque Tláhuac no puede seguir en esta condición de ingobernabilidad y de riesgo con una máxima autoridad omisa, incompetente y todo parece indicar que coludida con la delincuencia, puntualizó.

En el marco de la comparecencia del delegado de Tláhuac, un grupo de seguidores perredistas exhibió una serie de pancartas alusivas consignando el gravísimo problema que enfrenta Rigoberto Salgado López, y que pareciera que los delitos que solapó quedarán en el paraguas de la impunidad.

“Rigoberto Salgado López, asesino de la paz comunitaria en Tláhuac”, se leía en una gigantesca pancarta que se inscribía en letras rojas semejando el derramamiento de sangre que ha sufrido ese sector de la Ciudad de México, incluso en ese mismo llamamiento, disfrazaron una gigantesca fotografía del delegado con una gabardina al muy estilo “Don Corleone”, luciendo un sombrero de ala amplia y una metralleta.

“El verdadero crimen organizado se llama Morena”, fue otra de las cartulinas plasmadas con plumín y que portaba uno de los diputados del Grupo Parlamentario del PRD en el recinto de donceles y Allende.

Diputados locales y federales, consideran que si el partido morenista de Andrés Manuel López Obrador no se alinea y se deslinda de toda responsabilidad en su presunto narco-vinculamiento, sería severamente sancionado no solo por las leyes electorales, sino se promoverían enjuiciamientos que pondrían en riesgo su propio registro como partido político.

“La simpatía de miles de sus seguidores deberán, asimismo, tener mucho cuidado en no inmiscuirse en el peligroso mundo de las drogas, ni escudarse con el ‘remedo ideológico’ de Morena, porque de lo contrario darían motivo de hasta meter a la cárcel a un líder político que ha arrasado las masas a su favor, y la respuesta sería hasta desfavorable porque muchos sería un atentado en contra de las libertades, pero no del libertinaje”, pronunciaron. blasalejo@yahoo.com

Publicidad

Deja un comentario