• “Nos hemos propuesto que la fotografía sea mejor pensada, mucho más buscada y que quien la está haciendo sea un fotógrafo preocupado por el periodismo, por la estética y por la información”.


no hay crisis de periodistas

CU, CDMX.- (GARDIJA), SIMEX.- El maestro fotoperipodista Pedro Valtierra ofreció una conferencia en el auditorio Ricardo Flores Magón, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de CU, sobre tres décadas de periodismo a partir de la imagen. En esta retrospectiva inició el debate sobre la importancia del fotoperiodismo para mostrar la realidad y crear conciencia. Exhibir lo que no queremos ver más allá del poder, “porque no hay una crisis de periodistas, hay una crisis de periódicos”.

no hay crisis de periodistas002

En un auditorio lleno por estudiantes de periodismo y ciencias políticas, Pedro Valtierra externó su preocupación por el trascender de la tecnología dentro del ambiente periodístico y social a partir de la “fotonota”.

Retomando el caso de Aylan Kurdi, el niño sirio de 3 años que perdió la vida en una embarcación, y que golpeó en la conciencia de todo el mundo a una velocidad record gracias a las redes sociales, Valtierra analizó la imagen y la comparó con otros hechos fotografiados que también cambiaron la concepción del mundo: “La muerte de un miliciano” de Robert Capa, “El buitre y la niña” de Kevin Carter, “La niña del napalm”, en Vietnam, de Nick Ut; todas ellas repercutieron en la vida de miles de personas y sobre todo en la vida misma de los fotógrafos.

Sin embargo, Pedro Valtierra dio un contexto diferente de México en el que vivió los hechos posteriores a 1968, cuando el país no tenía una corriente legalizada de oposición al gobierno -el PAN recién formado y el PC ilegal- se tenía un grupo de jóvenes que buscaban cambiar al país y el periódico Unomásuno brindó la oportunidad “ya que comienza a dar crédito a las fotos, se preocupa de hacer crónicas, reportajes y recupera de manera importante lo géneros periodísticos”, dijo.

De esta forma, el fotoperiodista zacatecano hizo una reflexión acerca de la “foto del poder” y señaló que desde siempre el fotoperiodismo se ha encargado de exaltar el poder de las autoridades “una tradición que se rompió gracias a los inicios del diario Uno Más Uno, ya que desde 1971 se mostraron fotografías visto de una manera irreverente y se abandona esta fotografía oficial en la que el político tiene que salir bien, moviendo la mano o hablando al micrófono. Se permite darle más oportunidad a los fotógrafos jóvenes, al punto de vista de los fotógrafos, porque otra de las cosas es que por primera vez envía fotógrafos a trabajar fuera del país, lejos de esa visión conservadora de no brindar recursos”.

[Hay que recordar que Pedro Valtierra recibió recientemente el Premio Nacional de Periodismo 2015 y se lo dedicó al periodista asesinado en la Colonia Narvarte, Rubén Espinosa, “quien fue perseguido y hostilizado; por lo que estamos tristes y pedimos que se esclarezca el asesinato”.

Incluso señaló que “hay una enorme impunidad por parte del estado mexicano, que no tiene capacidad para resolver un problema como los asesinatos mismos y hemos llegado a un situación de tanta violencia porque nosotros mismos nos hemos olvidado de la situación del país”.]

De esta forma se llegó a nombrar a Martha Zarák, quien fue fotógrafa de guerra y jefa de fotografías en el diario dirigido en 1977 por Manuel Becerra Acosta; “era una época en la que era difícil concebir que una mujer estuviera al frente de fotógrafos machos y esa era la impresión que Becerra Acosta quería dar del periódico y dar muestras de hacia dónde se quería dirigir con él; algo que marca la diferencia del apoyo por el saber y trabajar con los reporteros”.

Por otro lado, sobre el devenir de la agencia Cuartoscuro y los nuevos públicos se llegó al punto de señalar el respeto a los lectores, “ya que los lectores no son personas inútiles, son personas que tienen la necesidad de saber y a ellos no los puedes tratar despectivamente; por lo que nos hemos propuesto que la fotografía sea mejor pensada, mucho más buscada y que quien la está haciendo sea un fotógrafo preocupado por el periodismo, por la estética y por la información”.

Por ello, Pedro Valtierra reiteró que “el periodismo, que tiene que ser rápido, debe buscar que la foto pueda hacerse bien, estéticamente bella”.

Sin embargo, ahora hay un gran universo digital y virtual de imágenes que carecen de sentido periodístico y que llegan a ser noticia por el entramado de las redes sociales; incluso le quitan peso histórico a las fotografías.

Paralelamente a la desgracia de la imagen periodística por las nuevas tecnologías, hay que señalar la nefasta iniciativa del PAN que trataba de censurar las fotografías por el hecho de porque según los diputados pensaban -ojala que ya no lo piensen- que las fotografías de los hechos violentos en el país generaban más violencia y que por ello habría de no publicarlas; cuando en realidad se tendrían que revisar los programas de televisión para ver donde se genera más violencia, si en los hechos transmitidos por periodistas o en los creados por grandes cadenas de entretenimiento.

Ahí está la deuda de las reformas estructurales, sobre todo en la educativa y de comunicación.

Deja un comentario