*Si la oposición no corrige a tiempo, se resignará a padecer errores del pasado

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

De que se sorprende el inútil Presidente Consejero del INE, Lorenzo Córdova Vianello y sus testaferros (Consejeros) porque Ricardo Anaya, (Frente) López Obrador (Morena), Meade (PRI) no hayan reportado y dado cuentas de los gastos de pre campaña electoral, que debieron informar desde el 17 de diciembre, si el sistema politizado del país, fue, es y será así, porque no tenemos autoridad moral para exigir el cumplimiento de las leyes.

Si el propio multimillonario jefe del INE muestra incapacidad, indiferencia, desprecio e irracionalidad en su quehacer, cómo puede exigir que aquellos sean responsables, si la autoridad sólo vela por los intereses financieros del Instituto.

Esto ha sido así desde que dejó de ser Comisión Federal Electoral, en manos de la Secretaría de Gobernación, para convertirse en IFE y luego INE, quienes nunca metieron al orden, disciplina y responsabilidad a partidos y candidatos, quienes siempre se han ido “por la libre”.

A Córdova Vianello sólo le interesa “lo suyo”: el dinero, el presupuesto para regentear elecciones, valiéndole un comino la situación social, económica, financiera del país, bajo el pueril argumento de que la “democracia tiene que ser cara, para justificar los gastos”.

El ejemplo más severo es el actual, cuando luego de los sismos del 7 y 19 de septiembre y los torrenciales aguaceros de agosto/septiembre destrozaron patrimonios de los electores en varios Estados del país, los mentirosos dirigentes partidistas, políticos, burócratas electorales, etc. prometieron que no habría despilfarro para campañas y comicios. Pasada la emergencia, los tres entes padecieron de amnesia y más rápido que pronto, el inútil, anunció que para 2018 el INE despilfarrará 28 mil millones de pesos  para la elección federal.

Ante tal indiferencia a las víctimas de la naturaleza, que a 90 días sigue padeciendo los estragos de la ignorancia gubernamental, el valemadrismo burocrático y el desinterés generalizado por resolver las consecuencias de los impactos, el inútil acusa a tres aspirantes presidenciales de “no hacerle caso” y amenazó con castigarlos –más dinero- con multas millonarias por su omisión.

En el iris de Lorenzo Córdova se aprecia, en cada parpadeo, el signo de pesos ($) como único remedio para los males electorales.

Esta debilidad por el dinero es una situación maquiavélicamente maquinada por él, pues sus compinches del Consejo General, no hacen su trabajo manteniendo, supervisando, vigilando, notificando, advirtiendo a partidos y aspirantes los tiempos fatales para reportar gastos, incidencias y/o vicisitudes.

Tal parece que “hacerse de la vista gorda” a Lorenzo Córdova le da extraordinarios dividendos pecuniarios que se traducen en ingresos para las arcas personales y del Instituto, las cuales, los mexicanos jamás nos enteramos. Si el Instituto lo hace a la autoridad competente, esta información nunca llega a la gente. Tal es el caso de las millonarias multas que aplica el ente a partidos y/o candidatos. Sólo se hace mediáticamente, una vez expuesto, nadie sabe (hablo del pueblo, del elector) en dónde para, quién la administra, cuántos son los intereses que genera y los más importante, a quién o en dónde se destina ese dinero público.

Por ello, el INE, Hacienda, Fepade, partidos y aspirantes tienen la obligación de informarnos qué se hace con nuestro dinero: cómo se gasta, cuánto, en dónde, por qué, y quienes son los verdaderos beneficiados… porque la ciudadanía no lo es.

La palabra favorita del inútil, es “multa”, acción que representa quitar de la nómina (prerrogativa) del partido X cantidad, es decir, el afectado no paga de “su bolsillo” o  hace entre la dirigencia y militancia “una coperacha” para pagar la sanción. No es así.

El ente fiscalizador del “elefante blanco” aplica “la quita” del presupuesto partidista, con lo que se reducen los “haberes” pero siempre hay dinero digno (presupuesto) que éstos prostituyen con sus actividades administrativas, políticas, de campaña, electorales y gasto corriente; es decir, como personas nunca pierden, somos los mexicanos a quienes roban, además del SAT, dilapidando dinero que merece otro destino social y no para mantener a zánganos y vividores de “nuestra democracia”

Por eso la amenaza del inútil a Anaya, AMLO y Mead, no les preocupa y menos ocupa, porque de su riqueza personal no saldrá el pago de la multa.

Y esta situación, de precampaña, degenerará en el proceso oficial, ¡¡porque siempre ha sido así!! Sobregiro del presupuesto, no reporte de gastos, ingresos extra oficiales. Excesiva presencia en medios de comunicación, saturación publicitaria, pautas  inequitativas en radio y televisión, pues regularmente el candidato oficial (PRI) tiene el “apoyo” de las televisoras y radiodifusoras oficiosas o leales al Sistema, como Televisa, TV Azteca, Imagen TV, Milenio TV, Tele y Radio Fórmula, en horarios estelares, en detrimento de sus rivales.

Cree Córdova Vianello que no lo sabemos o nos engañan, pero de siempre las televisoras abiertas han tenido predilección –intereses económicos oscuros- por el candidato priista, al grado de que en 1982, el entonces Presidente y dueño de Televisa, Emilio Azcárraga Milmo, acompañando al  aspirante presidencial del PRI, Miguel de la Madrid Hurtado a un acto de campaña, dijo tajante “Televisa es un soldado del PRI y del Presidente”, más claro, ni el agua.

Ahora su hijo Emilio Azcárraga Jean, sigue el designio de su padre y puso al servicio del Partido Revolucionario Institucional, sus gobernadores, candidatos y presidentes de la república, no sólo la empresa, sino la programación, horarios, conductores –nada gratis desde luego- pero la firma de Chapultepec 18, ha sido desde todos los tiempos el arma mediática más importante para ganar elecciones, encumbrar a gobernadores, para habilitarlos como presidentes de la república.

También para ocultar o ignorar información de yerros oficiales y como herramienta para influir o desviar realidades nacionales.

Una frase más de Azcárraga Milmo que evidencia el entreguismo  a su eterno “General”. En el mismo evento dijo: Si se da más tiempo al partido oficial y al gobierno, es porque ellos tienen más necesidad de comunicación, y nosotros somos evidentemente soldados del presidente de la República y no de los demás; cuando hay necesidad de comunicar algo, pues lo hacemos con mucho gusto   

Por eso no extraña, que en precampaña “Pepe Toño”, en los canales de Televisa, TV Azteca, Milenio TV, Imagen Televisión, Radio y Tele Fórmula,  esté al 2 y hasta 3 por 1 en spoteo respecto a Andrés Manuel y Ricardo Anaya. A esto el INE calla.

El inútil pretendió sorprender a los mexicanos acusando a los precandidatos de omitir en tiempo y forma el reporte de gastos, pero no somos ingenuos. Fue sólo una declaración mediática más, porque además del dinero a Córdova Vianello, le fascina la apología de su imagen personal, por encima de sus obligaciones electorales por las que cobra una millonada anual de salario –no merecido-.

Es un hecho que habrá INEquidad mediática durante las campañas, especialmente la presidencial, porque el “soldado del PRI” está obligado a mantener la máxima del padre. Y por el lado del Ajusco, la situación  es similar, el gobierno federal lo favoreció con la concesión de la televisora y las otras pequeñas, deben fidelidad por la misma causa.

De ahí que el aspirante oficial tendrá a su disposición gran cantidad de espacios en televisión abierta, restringida, cablera, sus Portales, diarios, noticiarios radiofónicos, conductores, comentaristas, columnistas, “especiales” y spoteo.

Esto lo sabe, de sobra, el INE, pero al fin parte del Sistema se irá con la “cargada”

Lo importante será que los equipos de campaña de Comunicación Social, imagen, monitoreo, síntesis informativa, logística, representantes ante el INE, institutos electorales locales, etc. de Ricardo Anaya y de Andrés Manuel, tengan suficiente capacidad, habilidad, destreza, convicción para debatir, interponer, reaccionar y demandar la eventual parcialidad mediática y electoral que frene los excesos gubernamentales e informativos en favor de José Antonio Meade.

La oposición lo sabe, si no actúa y denuncia a tiempo, sucederá lo que dice el adagio popular “si no corregimos los errores del pasado, estarán condenados (a aceptarlos) a repetirlos”

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)

Deja un comentario