alejandro barreiro

 

Estamos en un verdadero estado de emergencia, las colonias de abejas están en franco descenso.

En los últimos años hemos visto a nivel mundial una caída en la población de abejas ¿En que nos puede afectar? Sencillamente en condenarnos a nuestra extinción. Las abejas son parte fundamental en la polinización de las plantas, de hecho son las responsables de más del 30% de los alimentos que consumimos.

Hay varias teorías sobre el descenso de la población mundial de abejas, algunos lo involucran con el cambio climático, otros con las enfermedades propias de las abejas, pero gran parte de los agricultores responsabilizan este fenómeno al uso de pesticidas.

Uno de los pesticidas que está siendo responsabilizado es el glifosato, que es el principio activo del herbicida Roundup, producido por Monsanto. El Roundup es un herbicida que mata todo lo que esté donde se aplique, salvo las plantas transgénicas que son resistentes.

El uso de este producto ha desatado una gran controversia ya que algunos lo responsabilizan de la desaparición de insectos indispensables para la vida en el mundo, como lo son las abejas, otros han presentado estudios en donde han mostrado que Roundup altera el sistema nervioso central de las abejas, y otros han presentado los problemas que genera el polen transgénico en la miel, de igual forma personas que han mostrado los efectos cancerígenos así como problemas hepáticos y renales que ha producido en humanos.

Hace dos años en Colombia, se presentó un gran escándalo agrícola, una disposición del gobierno que prohibía al campesino colombiano guardar las mejores semillas que cosechaban, para ser utilizadas en la siembra del siguiente período agrícola. ¿Porqué? Sencillamente para que el campesino tenga que comprar a empresas como Monsanto las semillas a utilizar.

¿Qué es lo alarmante?, que si bien la manipulación genética es algo que la humanidad ha hecho durante siglos, de forma natural, por selección. Ahora hay empresas que han hecho afectando genéticamente a la planta, es decir, si se va a cultivar en un clima frío, se manipula genéticamente la semilla con proteínas de “bacalao”, (es sólo un ejemplo), para que esa planta sea resistente al frío, si bien podemos ver esto por el lado positivo, la realidad es otra, se están haciendo plantas con semillas estériles, lo que significa que el campesino siempre tenga que comprar semillas, no podrá guardar sus mejores semillas, por lo que está ya siendo privatizada la comida y peor aún, el derecho a la comida.

Deja un comentario