alejandro barreiro

Hace algunos días se presentó en las inmediaciones del aeropuerto de la Ciudad de México un hecho vergonzoso, me refiero a la agresión de taxistas a choferes de la empresa Uber.

En este caso podemos ver un claro caso de resistencia a la competencia.

Es obvio que la reacción de los taxistas sería esta, pero más aún debemos entenderla con todo el sistema que engloba lo que ha sido el transporte concesionado que conocemos como taxi.

¿Podemos imaginar lo que significa la amenaza de Uber para el negocio de coyotes?

¿El negocio de ventas de placas?

¿El negocio que tienen los líderes de los diferentes sitios?

Era obvio que estos líderes se ven amenazados, pero no sólo por Uber, sino la amenaza que significa esta empresa a las diferentes organizaciones en el sentido que muchos choferes de taxi se deben estar pensando seriamente el cambiarse a una empresa como Uber.

Esta nueva opción de transporte será incluso seriamente cuestionada por el cártel que controla el servicio de taxis en el aeropuerto de la ciudad.

En el caso de un grupo de taxistas en Guadalajara, el sitio Águila, en lugar de atacar y agredir este nuevo servicio, se han incorporado a la competencia, desarrollando su propia aplicación y realizando cambios en sus unidades para dar un mejor servicio.

Deja un comentario