2017 inicia espiral de inestabilidad social por gasolinazos

Blas A: Buendía

El inicio de este 2017 reflejará una extraordinaria y peligrosa espiral de inestabilidad social que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha impulsado para que la irritación popular se desborde, crear caos en los próximos doce meses y bajo ese impulso de enojo y enardecimiento del pueblo mexicano por el criminal aumento a las gasolinas -motor de movilidad de toda la nación- podrían ocurrir dos vertientes…

Una, que calles y avenidas se llenen de barricadas de la fuerza pública para contener la “calmar” y los ánimos enardecidos de la sociedad; y la otra, esperar el 2018 para que la nación se vuelque en torno a las urnas y darle un merecido castigo con el voto contra los malos y corruptos gobiernos que en las últimas épocas ha presentado el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Si bien los integrantes de la Asamblea Legislativa ha fundamentado crearán un frente común para supuestamente frenar gasolinazo, la decisión del Ejecutivo federal ha delineado cuál será su política económica en contra del pueblo mexicano en 2017, toda vez que al subir el precio de los energéticos, repercutirá en los empobrecidos bolsillos de millones de mexicanos.

Al advertir la Asamblea Legislativa que eEs una irresponsabilidad del secretario de Hacienda José Antonio Meade, y del propio Gobierno federal adoptar medidas que provocarán inestabilidad en el país, lógicamente nadie se quedará callado ya que hasta los empresarios y la iniciativa privada protestaron de forma unánime y paralela por tan impopular medida de Gobierno priista.

Una cosa es hablar y otra es actuar, pero diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), han asegurado que  no permitirán que se afecte a los bolsillos de la ciudadanía, pero las palabras para el gobierno que se las lleva el viento, la perorata demagógica de ambos bandos será una contienda del nunca acabar.

Lo cierto es que todos los partidos realizarán una estrategia para llegar a un acuerdo de estabilidad y gobernabilidad para frenar este atropello, porque si bien forma parte del sistema corrupto de una noble nación que ha dado de sí todo sus esfuerzos, “palo dado ni dios lo quita”, como dice el refrán.

La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la VII Asamblea Legislativa, reiteró su llamado a los diferentes grupos parlamentarios a realizar un frente único en contra del aumento a los combustibles que fue anunciado por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y que entrarán en vigor a partir de este domingo 1 de enero de 2017.

“No permitiremos el aumento a la gasolina, por eso desde la Asamblea Legislativa llamaremos a los diferentes grupos parlamentarios para realizar un acuerdo de estabilidad y gobernabilidad, además de formar un frente único para frenar este abuso que repercutirá en cadena en un aumento de precios, lo que afectará la economía de los mexicanos”, subraya el recinto de Donceles.

“Es una irresponsabilidad del secretario de Hacienda José Antonio Meade y del Gobierno federal, adoptar medidas que provocarán inestabilidad en el país”, avizoró por lo que diputados del Grupo Parlamentario de Sol amarillo, desarrollarán imparables movilizaciones con la finalidad de frenar el gasolinazo que afectará directamente a la ciudadanía.

En breve anunciarán movilizaciones “porque no es posible que suba todo y menos el salario mínimo, cuando en la temporada de fin de año se hizo este anuncio por parte de la Secretaría de Hacienda y de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y no lo vamos a permitir, es un atropello y un golpe duro a los bolsillos de los mexicanos, por parte de José Antonio Meade”, comentó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Asamblea Legislativa, Mauricio Toledo.

El aumento a los combustibles para el 2017 será mucho mayor que el promedio observado a nivel nacional, con precios que llegarán hasta los 18.40 pesos por litro.

Información proporcionada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dada a conocer en el Diario Oficial de la Federación, indica que el precio promedio máximo de las gasolinas en México a partir del 1 de enero de 2017 y hasta el 3 de febrero próximo será de 15.99 pesos por litro para la Magna, 17.79 para la Premium y 17.05 para el diesel.

En la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey el precio de las gasolinas será mucho mayor, de acuerdo con el listado de regiones y precios dado a conocer por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Un ejemplo de esta situación nos marca que en la región 5, conocida como Barranca del Muerto, que incluye a las delegaciones Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Xochimilco, Benito Juárez, Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Tlalpan y Tláhuac, el precio de la Magna será de 16.33 pesos por litro, la Premium costará 18.20 pesos y el diesel, 17.07 pesos.

Un precio apenas un centavo más bajo se centrará en las delegaciones Coyoacán, Iztacalco, Magdalena Contreras, Cuauhtémoc, Milpa Alta y Venustiano Carranza, donde la Magna costará 16.32 pesos por litro, la Premium 18.19 y 17.06 el diesel.

En tanto, el precio más bajo dentro de la CDMX se regsitrará en la región Azcapotzalco, donde el máximo para la Magna será de 16.27 pesos, 18.14 en el caso de la Premium y 17.01 para el diesel.

Toledo Gutiérrez exhortó a los congresos locales, a la Cámara de Diputados, a la Comisión de Salarios Mínimos y al Presidente de la República, tomar la decisión de aumentar el salario mínimo en beneficio de todos los habitantes de este país, “situación que urge, pero ya”.

De modo que 2017 inicia con una espiral de inestabilidad social por los criminales PRI-gasolinazos, toda vez que con esta medida, el Revolucionario Institucional “ya está más muerto que nada”, que pudiera refrendar su estadía en la Presidencia de la República para el periodo 2018-2024.

Aunque la sociedad no le gustaría que debido a la irresponsabilidad del mal gobierno priista pudiera haber estallamientos o turbulencias sociales a lo largo de estos próximos 12 meses, el Gobierno federal ya se blindó bajo la protección e impunidad de las fuerzas armadas constitucionales del país para afrontar cualquier levantamiento sociopolítico, confabulándose actos de terrorismo urbano

Conscientes de evitar una revuelta social, el terrorismo urbano es una forma violenta de lucha política, mediante la cual se persigue la destrucción del orden establecido o la creación de un clima de terror e inseguridad susceptible de intimidar a los adversarios o a la población en general.

En este caso, el incremento al precio de las gasolinas que difieren en mucho, con el mísero aumento a los salarios mínimos, concatenándose otros episodios de crímenes de lesa humanidad en México que infunden terror.

Al respecto, Alejandro Sánchez Camacho, secretario de Acción Política del PRD, explicó que en caso de no detener el alza a los energéticos que afecta a toda la ciudadanía, “se despertará al México bronco”.

“Hacemos el llamado al titular del Ejecutivo del Gobierno federal Enrique Peña Nieto, un exhorto como la última llamada para que con carácter de urgente emita un decreto presidencial suspendiendo la liberalización del costo de gasolinas y diesel; insistir en ello provocará manifestaciones sociales de alto riesgo para la nación”, puntualizó. [email protected]

Deja un comentario