Por: Gloria Brito Nájera

 

Un revolucionario que me merece respeto y admiración por sus conocimientos y por su práctica de la ciencia política dijo con mucha claridad hace un siglo: “que solo la historia puede decidir quién o quienes se mantienen toda su vida en la defensa de los intereses de las clases proletarias”. El Movimiento Antorchista Nacional, en sus cuatro décadas y media de vida activa por los derechos de las clases más pobres en México, ha seguido y practicado fiel y puntualmente esa orientación, jamás ha olvidado sus orígenes, eminentemente popular, ni se ha separado de ellos. 

Nacida en México hace 45 años, dentro del campesinado más pobre y necesitado de nuestro país, Antorcha Campesina es, desde entonces, ejemplo de los mexicanos conscientes que formamos este movimiento. Campesinos antorchistas de todo el país mostraron, en el plantón que duró 11 días llevado a cabo alrededor de la Cámara de Diputados, su decisión de lucha en defensa de sus demandas más sentidas al lado de sus compañeros colonos y estudiantes que participaron en esta última movilización.

El tiempo no ha pasado en vano para la organización, fundada por nuestro Secretario General el Ing. Aquiles Córdova Morán, que con sabiduría y capacidad teórica ha sabido guiar la lucha del pueblo pobre en nuestro país; con una larga vida entregada por completo a la lucha de los menos favorecidos, nuestro líder y fundador, sigue al frente de la organización que representa el futuro de nuestra patria. Antorcha agrupa actualmente a más de dos y medio millones de mexicanos, es la organización del pueblo más numerosa y mejor estructurada, lista para lo que los habitantes de este país requieran. 

El reconocimiento de nuestra organización crece gracias a los éxitos que ha logrado en el mejoramiento material, educativo, deportivo y cultural en millones de seres humanos de lugares y rincones más olvidados de nuestro país. Los gobiernos pasados nos habían atacado por nuestra labor, pero ahora el régimen de la 4T desde el primer día de su gobierno, ha desencadenado una feroz campaña de calumnias y amenazas en contra Antorcha, en voz del propio presidente de la república.

El país, ya de por sí lastimado e indignado por la herencia que dejaron los gobiernos anteriores, mira ahora con preocupación el aumento de la pobreza y la inseguridad ante el crimen organizado, lastres que nos avergüenzan ante el planeta entero. No se ve por ningún lado el paraíso que prometió López Obrador. Es bastante grave y real el peligro de que el país se nos vaya de las manos por el ineficaz y represivo gobierno morenista.

Los 45 años de vida de nuestra organización que celebraremos el próximo 21 de diciembre en el Estadio Azteca en el corazón del país, uno de los más grandes del mundo, representan la fecha histórica en que Antorcha, en la voz de su más importante y autorizado líder, el Maestro Aquiles Córdova, diga al país entero desde esa tribuna, las tareas que tenemos los mexicanos conscientes y preocupados por el destino de nuestra patria.

El 21 de diciembre próximo, los antorchistas del centro de la república, de Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Morelos y Ciudad de México, cerraremos con broche de oro en el Estadio Azteca, las celebraciones por los 45 años de fructífera vida del Movimiento Antorchista Nacional.

 

Deja un comentario