Comentario político del periodista Raymundo Medellín para el programa radiofónico “Hablando Claro” de abc Radio que conduce Manuel Aparicio.

En este tercer viernes de diciembre hay muchos temas que comentar, por ejemplo el ataque de risa que causó en el parlamento de Dinamarca, el motivo de la compra de cuatro elefantes rescatados y un camello por parte del gobierno; podríamos hablar también de las causas que provocaron el cambio del secretario de Educación, Esteban Moctezuma, como embajador sin experiencia diplomática alguna, sin embargo me centraré en un problema que seguramente será motivo de primeras planas en los próximos días.
Los Cuerpos de Seguridad Auxiliares del Estado de México, que comúnmente es conocido como CUSAEM, es un cuerpo de seguridad que creció con el gobierno de Enrique Peña Nieto en el Estado de México, luego fue promovido por el mismo ex presidente para que operara en gran parte de la república con contratos millonarios,
Se trata de una empresa que ni es pública ni es privada, no se le puede solicitar información vía transparencia y fue manejada por gente de Luis Miranda Nava y Alfonso Navarrete Prida; Peña Nieto pagó a CUSAEM más de 3 mil 300 millones de pesos en 5 años.

     (Fotografía López-Dóriga Digital)

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación al respecto de cómo se maneja CUSAEM; dijo que ha trabajado por años en el “limbo” legal, pues cuando les conviene se ostentan como privados o como cuerpos auxiliares de seguridad del Estado.
La Recomendación de Derechos Humanos, de octubre de 2019, fue dirigida a los gobernadores, Alfredo del Mazo Maza, del Estado de México; Marco Antonio Mena Rodríguez, de Tlaxcala, y a los fiscales generales de Guanajuato y de Querétaro, Carlos Zamarripa Aguirre y Alejandro Echeverría Cornejo, respectivamente.
La causa fue por violentar el derecho de acceso a la justicia, por tres elementos de CUSAEM –que brindaban protección y vigilancia a una empresa ferroviaria— que mataron a tiros a dos personas migrantes, que viajaban a bordo del tren, e hirieron a dos más.
La CNDH advirtió la opacidad en que opera y la negativa por parte del Gobierno del Estado de México para rendir cuentas sobre el actuar, el número de elementos y los marcos legales con que se rigen.
El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene en la mira a CUSAEM y seguramente en estos días, antes de que finalice el año, la Unidad de Inteligencia Financiera y la Fiscalía General de la República, darán nota al respecto de una empresa, a la que le fueron contratados 50 mil efectivos para que cuidaran a las instalaciones de 10 mil policías federales.
Indiscutible, eso es una aberración que debe tener culpables tras las rejas, porque a dos años de gobierno no hay corruptos presos por parte del gobierno de López Obrador… aunque sí hay muchas acusaciones de corrupción.

Deja un comentario