Mary Sandoval y Blas A. Buendía

 

[email protected]  / [email protected]com

 

Este 1 de julio se cumplieron dos años del triunfo de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República. Ese triunfo fue legítimo, porque votaron -se supone 30 millones de mexicanos-. Esos 30 millones de mexicanos que depositaron su confianza en alguien que supo dominar a las masas, en un principio, se comportaba como un líder, pero una vez que obtuvo el poder, desgraciadamente sacó su verdadera personalidad: “El rostro oscuro del mesianismo”.

La sociedad pensó, y reiteradamente advertía: “AMLO probablemente si hará un cambio verdadero”, que sin embargo, los escépticos, siguen aclarando no haber votado por él, so pena que en su interior llevaban también esa inquietud siniestra de “quizás las cosas cambien”, pero al paso del tiempo, toda la sociedad se llevó el chasco de su vida.

Con profunda tristeza se ha observado que López Obrador resultó ser más de  lo mismo; resultó que fomenta la corrupción, su gabinete lo conforman gente que no tiene idea de cómo trabajar en el cargo encomendado, o saben pero AMLO les dice cómo hacer las cosas. En fin, se pueden enumerar muchas cosas que no se acabarían mencionar.

AMLO tiene como lema de campaña en su gobierno “Primero los pobres” pero nunca dijo serán los primeros que los iba a perjudicar, a quienes les iba a quitar apoyos que recibían de gobiernos anteriores, a quienes les quitaría el derecho de recibir servicios de salud de calidad, entre otros. Pero eso sí, son de quienes se aprovechó para llegar al poder.

Cuando AMLO tomó posesión del cargo, hizo una serie de compromisos que según se iban a cumplir a lo largo de su gobierno, muchos de ellos ya alcanzaron rango constitucional. Sabemos que esto tiene un interés muy oculto, y ese es el de poder controlar a la gente para manipularla y usarla a su favor, a fin de perpetuarse en el poder.

Uno de los problemas que se supone AMLO combatiría es el de la violencia pero, su manera de hacerlo es por demás estúpida. La sociedad lo considera “estúpida”, porque con dar dinero a los ninis…, que acusemos a los delincuentes con sus mamás y sus abuelitas…, que se les respeten los derechos humanos a quienes cometen delitos, que bajarían los crímenes, asaltos, robos, etcétera.

Todo eso por arte de magia provocó que los índices delictivos hayan aumentado de manera significativa; la sociedad detectó que el año 2019 y lo que va de este 2020, hay muchísimos muertos por diferentes circunstancias. ¿Entonces, de dónde saca AMLO que con sus programas del malestar estaríamos muy bien? No se ve por ningún lado, y mucho menos la sana intención.

Otro de los problemas que se supone se resolvería es el de la salud. Aquí, AMLO miente porque dentro de su estúpida austeridad, quitó programas de apoyo para quienes recibían tratamientos contra el cáncer, no hay recursos para adquirir insumos médicos, equipos de protección para quienes atienden pacientes muy graves. Ahorita que se está enfrentando la pandemia del coronavirus, dice López Gatell que no se requiere de hacer pruebas para detectar la enfermedad del COVID-19. Así que habrá de imaginarse lo tan estúpido que es este gobierno. ¿Creer que esto mejoró? Pues no, al contrario, esto empeoró.

En cuanto a lo económico, AMLO dijo que el crecimiento económico sería del 4%, que no habría deuda, habría empleos, habría apoyo a las empresas, y ¿que pasó? Que ni hubo crecimiento económico, y tampoco que se hayan incrementado los empleos.

Desafortunadamente se perdieron los empleos, y con lo del coronavirus, la economía cayó demasiado; no sabemos que nos espera ahora que pase la pandemia, y con este absurdo todavía de forma cínica, se celebra paradójicamente el triunfo de AMLO. ¡Vamos de mal en peor!

La corrupción, presumía AMLO, que “es el peor mal del país”, que él la combatiría con todas sus fuerzas pero… no hizo nada porque al contrario, la fomenta.

Comprobado. Dentro de su gabinete tiene a mucha gente corrupta como Irma Eréndira Sandoval, Manuel Bartlett Díaz, Marcelo Ebrad, entre otros.

Un texto de la cibernética Araceli Rodríguez, es contundente: “Miren que respuesta a un chairo, resume lo que es este gobierno de López Obrador”.

“Cuando el PRIAN gobernaba, los señores Ricardo Monreal, Porfirio Muñoz Ledo, Manuel Bartlett Díaz, Esteban Moctezuma Barragán, Olga Sánchez Cordero, Javier Jiménez Espriú, Marcelo Ebrard cassaubon, Napoleón Gómez Urrutia y Ana Guevara, pertenecían al PRI.

En el PAN estaban: Manuel Espino, Tatiana Clouhtier, Gabriela Cuevas y Germán Martínez.  Luego en el PRD estuvieron: Pablo Gómez, Marcelo Ebrard, Rosario Robles, Porfirio Muñoz Ledo, Claudia Sheimbaum, Félix Salgado Macedonio, Layda Sansores Pérez, Gerardo Fernández Noroña, Dolores Padierna, Martí Batres y  Yeidckol Polevsky. Todos ellos eran los que ya  pertenecían al PRD.

Como se puede analizar, los que hoy ya están en MORENA, no son lideres espontáneos.

El supuesto desastre que generó el PRIAN en los últimos años, son también causa de los actores antes mencionados.

Ninguno de todos estos malos y pésimos personajes que hoy son funcionarios del Gobierno de MORENA, tienen la calidad moral de señalar los lastres del pasado sin poder escupir al cielo, ya que lo que escupan, el sapo les caería en la cara. Y no podrán dejar de morderse la lengua.

El hecho de que a ti te engañen y tú quieras seguir creyendo que MORENA está conformado por políticos ejemplares, honestos, incorruptibles como paladines de la honestidad, “es un derecho que sólo tú aceptas para ser timado”.

Es de comentarse que en otras partes del mundo, a todas esas personas les llaman “tránsfuguistas” o “sátrapas”, pero en México les decimos “vulgares oportunistas” o “grillos chapulines”.

Por eso, cuando tú que eres un AMLOVER quieras volver a preguntarle a alguien “¿dónde estabas cuando el PRIAN hacía y deshacía a su antojo el poder en el gobierno?”

No sólo te engañas a ti mismo, sino que apoyas a gente que te usa y que son “cínicos” y “camaleones”, porque se cambian de color y de partido por pura conveniencia.

Mejor deberías de pregúntate a ti mismo: donde estaba yo que no me di cuenta y sigo sin ver, que todos los que hoy están activos operando MORENA, fueron esos de los que precisamente hablo. Sí, esos del PRIAN al que siempre te refieres y que culpas.  Entonces es válido preguntas: ¿A cuál cambio se refería AMLO que iba a mejorar las cosas de los mexicanos? La respuesta sigue siendo la incógnita.

Así que ya despierta querido amigo, porque los que hoy están son los que todo hicieron mal y que ahora lo están haciendo peor, por estar bajo el mando de un solo psicópata que no acepta consejos ni los oye.

Porque lo único que aprendió a hacer bien en su vida, fue subirse a cada tarima y templete que encontraba a su paso, para agarrar el micrófono y echar puro verbo, que es algo que sigue haciendo hasta hoy.

Hay muchos problemas que no se han podido resolver desde hace años, como por ejemplo la violencia en todas sus modalidades, los robos, la economía, los empleos, los servicios de salud, entre otros. Gobiernos van, gobiernos vienen pero ninguno ha dado una solución real para terminar con estos problemas. Así que este gobierno de la 4T, no ha cumplido en nada con tener un país mejor, y ya son años de la debacle de México, un gobierno lleno de mentiras y corrupción. 

 
 
 

Deja un comentario