A fuerza, ni los zapatos entran

Fecha:

Share post:

 

*Plan C, lo mismo que el A y el B

Por Luis Repper Jaramillo*

[email protected]

 

Dice una frase coloquial mexicana, arraigada en la idiosincrasia azteca “a huevo, ni los zapatos entran”, cuyo significado, según el populacho, se entiende como “no quieras, a fuerzas, imponerme tu deseo, voluntad, capricho, porque sencillamente no tiene que ser”.

Pero insisto en la idea y consulto el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, para darme la versión diseccionada dentro de la razón, la cultura y el idioma correcto:

“La soberbia con la que hemos sido educados nos ha hecho fácil tragarnos la idea de que todo lo podemos controlar y que podemos y debemos incluso, forzar las cosas. Pero lo que no fluye por sí solo en mayor porcentaje de los casos es porque no tendría que ser

Se amplía el concepto “queremos aplicar nuestra voluntad en las demás personas. Tenemos que entender que todos somos entes libres y soberanos, con conciencia propia y que nuestro actuar no puede ni debe estar coartado por la voluntad de otro

¿En dónde padecemos esto? Ah, desde luego, en las decisiones y acciones que surgen del hocico viperino que cada mañana nos receta el merodeador de Palacio Nacional, que cohabita, sobrevive y usurpa un recinto histórico a fuerzas.

Sigo con el desglose cultural de la frase que nos ocupa. “querer que otro (YSQ) imponga que nos comportemos como quiere, hagamos lo que desea y sigamos su voluntad, es como pretender meter un calzador en el cerebro de aquel (que tiene pocas neuronas) intentando moldearnos a su forma, eso es algo que no debemos permitir

Hasta aquí el razonamiento de lo académico.

Por lo tanto, no debemos permitir (pese a que han transcurrido 4 años 4 meses del fallido gobierno de la T4a –léase Andrés Manuel López Obrador-) que alguien intente moldearnos a su “modo” de ser, Ya lo decía Descartes “cogito ergo sum”: dudo, hasta de cómo me dice alguien que debo ser

Recurro también al Refranero Mexicano, que no es más que la cantidad de dichos simples que llevan consigo sabiduría popular. Como decía el “Chafofas”, un joven de la calle, en mi colonia de la infancia, La Obrera, cuando “choteaba” a un señor soltero, guapo, con lana, misteriosito, que “no rondaba” con nosotros. Se ganó a pulso este refrán, (se cuenta solo) soltero maduro, puto seguro

Para concluir con los refranes, que aplicaré a las decisiones y acciones del Peje, que regularmente o casi siempre son erróneas, ocurrentes, impuestas, torpes. El propio Refranero Mexicano nos detalla “A huevo ni los zapatos entran”: nos dice que las cosas a la fuerza no se pueden hacer, que, si quieres obligar a algo o alguien a hacer “algo”, no se va a poder”

Así ha actuado a lo largo de este fallido sexenio el inquilino de Palacio Nacional. Desde su capricho –por sus tanates- anuló la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y a fuerzas obligó a Morena inventarse una Consulta Popular, espuria fue, pues no tuvo rigor, ni respaldo oficial, ni aval del INE. Todo lo operaron sus chairos, amlovers, pejezombies, botts, y se salió con la suya. Su terquedad costó al erario público (dinero de los mexicanos) 5 mil 692 millones de dólares (minuta oficial de la Auditoría Superior de la Federación ASF) por pago de indemnización a los inversionistas,

Son decenas de decisiones equívocas que a fuerzas impone el señor López, como aquella en que pretendió alargar por 2 años (anticonstitucional e ilegal) la presidencia de la SCJN, en su personero y larva agusanada, Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, (por tintes transexenales), pero los Ministros dignos –no alineados a Morena- rechazaron la iniciativa de Andrés. Se le peló

Otro refrán de vox populi, encaja a la perfección en el tema “lo que menos quieres ver, en tu casa lo has de tener” y justo eso padecemos millones de mexicanos al tener que soportar, tolerar, sufrir, penar a un Coordinador General de México (porque no gobierna, menos sabe cómo se come eso, además, lo hace mal), pues sus decisiones y acciones afectan, dañan, perjudican a la población quienes hemos visto alejarse la posibilidad (al menos en este infierno de sexenio) de mejorar nuestra calidad de vida. Somos aspiracionistas, lo que a él enfada.

Los efectos de sus ocurrencias, traiciones (a México), blasfemias, cobardías, insensateces provocan impacto negativo en la población. Tan es así que las escalas sociales se han movido a la baja. Desde el inicio de la administración (2019) abandonó sus promesas de campaña (primero los pobres). En efecto, por sus torpezas, como “austeridad republicana”, los pobres del peñato bajaron a pobreza extrema. Su lugar ahora lo ocupa la clase media (aspiracionistas, Clasemedieros, traidores, inescrupulosos, inmorales, etc.) porque para este sujeto tener historias de superación personal y profesional nos hace individualistas, indiferentes al prójimo. Se atrevió a etiquetarnos como “si no transamos no avanzamos”

Otra historia perversa de López Obrador que costó (al menos hasta 2021) la muerte de más de 3 mil 500 niños con cáncer, cuando en febrero de 2020 ordenó al Sector Salud, aplicar su peregrina austeridad república. Por ende, suspendió la distribución y entrega de medicamentos pediátricos oncológicos, frenó la aplicación de quimioterapias y anuló la atención especializada en proceso a los pequeños, porque argumentó esas acciones utilizan mucho dinero, son muy caras, estamos ahorrando

Ante la protesta generalizada de los medios de comunicación dignos, decentes, profesionales (no como los que centavea el vocerillo de Palacio, Jesús Ramírez Cuevas), de los padres de familia, grupos sociales, asociaciones independientes, etc. en una emisión televisiva de Canal 11, del IPN, el vocero de la pandemia y subsecretario de salud, Hugo López Gatell, blasfemó al decir “que esas protestas e inconformidades de los padres, provocarían un golpe de estado al gobierno de López Obrador”… Woow, de ese tamaño es el larvismo pestilente en la T4a.

Lo más reciente e insensato de Andrés Manuel López Obrador. Cuando en la Cámara de Diputados, por mayoría (sin Morena, PT, Verde) los legisladores del PAN, PRD, PRI, MC, rechazaron, “batearon”, desecharon su Reforma Constitucional a la Ley Electoral, que contemplaba la desaparición del INE, TEPJF e INAI, proponía instituciones “a modo” integradas por morenistas. Fue tal su encabronamiento que se inventó el Plan B, que consiste en convocar “a la ciudadanía” para inscribirse como aspirantes a la presidencia del Consejo General del INE y 3 consejeros electorales, pues Lorenzo Córdova y Ciro Murayama concluyen su gestión de 9 años al frente del Instituto.

La “oferta” del señor López se judicializó y pasó a decisión de la SCJN, que, en acto de soberanía, independencia, autonomía, el Ministro encargado de la propuesta oficial, Javier Laynez Potisek, ordenó la suspensión indefinida del Plan B. Por segunda vez “batean a López Obrador.

Cómo dice el tema central de la Entrega, el necio, testaduro, irracional, locuaz, tras dos fracasos, por sus cataplines se inventó el Plan C, que consiste en meter –a producto de gallina- a 5 mujeres (por cuestión de género) como aspirantes a 4 cargos consejeros del INE, entre ellos la presidencia.

Causalmente desde la salida de la convocatoria 5 larvas, fieles, manipulables, sometidas, leales a ciegas, a Andrés Manuel, se fueron colando (incluso les pasaron las respuestas de las 80 preguntas del examen) … y Woow, ¿qué creen? Las 5 morenistas encabezan la lista de nominadas. Transa, trampa, corrupción, imposición, dedazo, ¡vaya usted a saber!, pero ahí están.

Este Plan C, le salió bien al Peje, pues la última oportunidad de Morena y T4a para imponer a la presidenta del Instituto le resultó. Ya no se judicializó, es decir, no fue la Corte, sino la Cámara Baja quien decidió a través de una “tómbola”, sí, como en la feria, utilizó el recurso de insaculación (meter en un costal lo que se rifa), colocó en la urna los papeles con el nombre de los 20 aspiracionistas al cargo.

Una “mano santa” (tratándose de diputados infernal) sacó una a una las papeletas y decidieron que la última sería la nueva presidente del INE… ¿Y qué creen? Que fue una morenista ¿raro? No, imposición del Peje, la “afortunada” de presidir de abril de 2023 a abril de 2032 el Instituto.

Afloró, con la complacencia de los diputados de todos los partidos, incluidos PAN, PRD, PRI, MC y la basura de Morena, PT y Verde, el nepotismo, pues Guadalupe Taddei Zavala, flamante titular del INE tiene filiación en Morena, su familia es íntima amiga del Peje. Ahí le va su árbol genealógico: fundó en Sonora, su estado natal, Morena. Es tía de Pablo Daniel Taddei, Director de Litio MEX (empresa pública que explotará el litio) impuesto por AMLO.

Guadalupe, es prima José Luis Taddei, superdelegado de la T4a en Sonora.

Los Taddei, López Obrador, Morena, T4a se convirtieron de facto en el prototipo del Nepotismo en México. ¿Qué tal? No fue una Alcalde Luján (nepotas) sino los Taddei.

(Fotografía Hoy BCS)

Con la Taddei Zavala se dará “el poder tras el trono” (YSQ) para la elección presidencial de 2024. ¡¡Esto es el conflicto de interés!! ¿Lo entiendes Andrés?

 

*Colaborador de los Grupos Editoriales Digitales revistapeninsular.com.mx, aldeadigital.mx, bajosello.org, agencialibertad.com, endirecto.mx, algrano.mx

Deja un comentario

Relacionados