La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, emitió un alertamiento a las Unidades de Protección Civil de los Estados de Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Aguascalientes, Zacatecas, Estado de México e Hidalgo para conocimiento de las Autoridades Estatales de Protección Civil e implementación de acciones preventivas de protección a la población, por el robo de un tanque de gas cloro en el pozo de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de JUMAPA, ubicado en calle de la Roca, esquina calle Salvador Ortega, Colonia del Valle de los Naranjos 2, con coordenadas 20°33’31.3″N 100°51’22.7″W, perteneciente al municipio de Celaya, Guanajuato.

Se trata de un cilindro de 68 kilógramos, de color plata, con número de serie 615087, con un 20 % de su capacidad, el cual se utiliza para potabilizar el agua.

La Policía estatal y policías municipales se encuentran en recorridos por chatarreras, baldíos y negocios donde pudiera comercializarse el producto o el material del cilindro, con el apoyo de la Guardia Nacional, se harán revisiones en carreteras que cruzan la entidad.

Se notifica a través de correo electrónico a las Unidades de Protección Civil de las Entidades
Federativas donde podría llegar a localizarse el cilindro.

El Gobierno del Estado de Guanajuato alertó a los 46 municipios de la entidad. A través de medios de comunicación y redes sociales lleva a cabo la difusión de las características del cilindro y de los números telefónicos de emergencia.

Los Servicios de Salud a través de la Comisión Estatal para la Protección de Riesgos Sanitarios y Cuerpos de Bomberos, se encuentran preparados para atender cualquier contingencia potencial que pudiera derivarse de la fuga del gas.

Recomendaciones a las Unidades Estatales de Protección Civil. Solicitar a la ciudadanía que en caso de localizar el cilindro no lo manipule, se aleje de inmediato del mismo y dé aviso a las autoridades.

Notificar el hallazgo al número de emergencias 911 o al 800 7147 911, 472 748 9330, de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Guanajuato.

Reportar a: Centro Nacional de Comunicación y Operación de Protección Civil: 01 800 00 413 00 y 01 55 5128 0000, extensiones 36422, 36428 y 37807 a la 37812.

Implementar las medidas señaladas en la GUÍA 124 de la Guía de Respuesta en caso de
Emergencia (GRE).

EFECTOS ADVERSOS POTENCIALES PARA LA SALUD:
Apariencia: Gas de color amarillo cenizo. Gas venenoso y material comburente. La sustancia puede absorberse a través del cuerpo por inhalación. Causa lagrimeo. La sustancia es corrosiva a ojos, piel y tracto respiratorio.

La inhalación del gas causa edema pulmonar. La evaporación rápida del líquido puede provocar quemaduras en el área de contacto. La exposición por encima de los niveles de
exposición ocupacional puede provocar la muerte. Los efectos pueden ser retardados. Puede causar erosión en los dientes.

La Inhalación, forma ácidos en el organismo. Sensación de quemadura, produce espasmos en los músculos de la laringe, lagrimeo excesivo, tos, náuseas, dificultad respiratoria, dolor de cabeza y del tracto respiratorio y edema pulmonar.

Los síntomas pueden ser retardados. La inhalación de concentraciones mayores de 1000 ppm causa la muerte.

Ingestión: No aplicable para el gas. Un chorro de líquido ocasiona sensación de quemadura. Puede ocasionar vómito posteriormente a la exposición.

Contacto con los ojos: Un chorro de líquido produce quemadura por congelamiento. El gas
produce lagrimeo, enrojecimiento, dolor, visión borrosa y quemaduras. Es corrosivo para los tejidos.

Contacto con la piel: Sensación de quemadura. Mezclado con agua produce quemadura ya que forma ácido clorhídrico el cual es corrosivo. Produce irritación, dolor y enrojecimiento.

Efectos Crónicos: Puede causar erosión de los dientes. Tiene efectos sobre los tejidos y pulmones. Posible bronquitis crónica.

MEDIDAS DE PRIMEROS AUXILIOS

Contacto Ocular: Lave bien los ojos inmediatamente al menos durante 15 minutos con abundante agua. Levantar y separar los párpados para asegurar la remoción del químico. Si la irritación persiste repetir el lavado. Busque atención médica inmediata.

Contacto Dérmico: Lave la piel inmediatamente con abundante agua por lo menos durante 15 minutos mientras se retira la ropa y zapatos contaminados. Si la irritación persiste repetir el lavado. Busque atención médica inmediata.

Inhalación: Trasladar a la víctima al aire fresco. Si la respiración es difícil, suministrar oxígeno. Si la respiración se ha detenido, dar respiración artificial (evitar el método boca a boca). Mantener a la víctima abrigada y en reposo. Buscar atención medica inmediatamente.

Ingestión: ¡No induzca el vómito!. Lave la boca con agua. Administre grandes cantidades de agua si la persona se encuentra consciente. Nunca administre nada por la boca a una persona inconsciente. Buscar atención médica inmediata.

Nota para los médicos: Después de proporcionar primeros auxilios, es indispensable la
comunicación directa con un médico especialista en toxicología, que brinde información para el manejo médico de la persona afectada, con base en su estado, los síntomas existentes y las características de la sustancia química con la cual se tuvo contacto.

MEDIDAS PARA EXTINCIÓN DE INCENDIOS

Peligro de incendio y/o explosión: No combustible pero facilita la combustión de otras sustancias. Muchas reacciones pueden producir incendio o explosión. Riesgo de incendio y explosión en contacto con sustancias combustibles, amoníaco y metales finamente divididos. Durante un incendio se pueden formar gases altamente tóxicos y corrosivos.

Medios de extinción: En un incendio donde está involucrado el cloro, no utilizar agua como medio de extinción (forma ácido clorhídrico el cual es tóxico y corrosivo). En los alrededores todos los agentes extintores son permitidos.

Precauciones para evitar incendio y/o explosión: Mantener alejado de materiales incompatibles. No exponer al calor y no realizar cerca trabajos con soldadura. Mantener adecuada ventilación.

Instrucciones para combatir el fuego: Evacuar o aislar el área de peligro. Restringir el acceso a personas innecesarias y/o sin la debida protección. Ubicarse a favor del viento. Usar equipo de protección personal, incluyendo protección respiratoria. Detener la fuga y retirar los contenedores si no hay riesgo. Manténgalos refrigerados con agua en forma de rocío siempre y cuando los contenedores estén herméticamente cerrados y por lo tanto no exista la posibilidad del contacto del agua con el producto. Debe realizarse desde una distancia segura.

MEDIDAS PARA FUGAS ACCIDENTALES
Evacue y aísle el área de peligro. Evite la entrada de personal innecesario y/o no protegido. Ubíquese a favor del viento. Usar equipo de protección personal. Ventilar el área. No permitir que caiga en fuentes de agua y alcantarillas. Consultar a expertos. No usar agua. Dispersar los vapores por medio de una buena ventilación.

Detectar la fuga con un trapo impregnado de solución amoniacal, atado a un palo largo, acérquelo al punto de sospecha, en caso afirmativo se forma un humo blanco. Detener
la fuga si no hay riesgo. Puede conducir el gas que escapa a través de una manguera a una solución de soda cáustica o lechada de cal. No sumergir el cilindro en la solución. Colocar los cilindros con la fuga hacia arriba para que escape el gas en lugar del líquido.

EQUIPOS DE PROTECCION PERSONAL
Protección de los ojos: Usar gafas protectoras contra productos químicos Protección de la piel: Guantes resistentes, overol y botas.

Protección respiratoria: Si la concentración en el ambiente es inferior a 25 ppm, usar respirador con filtro químico. Protección en caso de emergencia: Equipo de respiración autónomo (SCBA) con máscara completa, traje cápsula y botas resistentes a este tipo de material.

 

Deja un comentario