Allan preparó “(im) perfecta coartada” para asesinar al Notario Público José Ortiz Girón

Fecha:

Share post:

 

·        El Gobierno del Estado, en cambio, como una “cortina de humo”, reprobó totalmente el acto que privó de la vida al Notario Público 113, José Ortiz Girón, por lo que solicitó a las autoridades competentes “se sancione a las personas responsables”

 

Blas A. Buendía

 

Luego que las autoridades del Estado de México manifestarán su acuerdo para que las instancias correspondientes revocaran la funcionalidad de la Notaría Pública  204, con sede en Chicoloapan, Estado de México, a cargo de Allan de Jesús Corona Romero, éste tuvo el suficiente tiempo para huir del país un par de semanas después de ordenar que tres sicarios asesinaran al Notario José Ortiz Girón, ejerciendo una suplencia por falta temporal indefinida.

El crimen se consumó en el marco de las festividades de La Guelaguetza, en el Estado de Oaxaca, el 18 de julio pasado; los matones habían recibido de manos del presunto asesino intelectual, la cantidad de cien mil pesos.

Fuentes fidedignas de la Fiscalía de Justicia mexiquense, describieron un bosquejo de cómo pudo haber preparado el asesinato para aparentar que él no fuera involucrado, pero las evidencias de las investigaciones ministeriales hacen suponer que Allan —considerado como autor intelectual— preparó una “perfecta coartada”, semanas antes que sicarios mataran al prestigiado Notario Público José Ortiz Girón.

Allan dejó de ejercer funciones como Notario semanas antes de haberse consumado este dramático crimen. El que se dice ser “Doctor en Derecho” por la Universidad Anáhuac, no se le ha vuelto a ver en lo que fue su notaría, toda vez que el asesinato se cometió el 18 de julio, quedando en evidencia que su “coartada” casi le iba a salir “perfecta”.

Según la Ley del Notariado del Estado de México, todo servidor público con esta cualidad profesional, no puede separarse de su cargo por más de quince días porque sería objeto de su inmediata revocación, conllevando al arrastre de la sospecha a las propias autoridades, es decir, el gobierno del Estado de México aduce que “Allan pidió licencia indefinida”, cuando este tipo de trámites son totalmente indebidos, más aún “no avisó cuáles eran los motivos” de su separación.

En el garlito del ““sospechosismo” —como una práctica de presuponer, suponer e interpretar— en los medios de comunicación del Estado de México surgió una tendenciosa acción mediática al tratar de engañar a la Opinión Pública que “el Gobierno del Estado, carece de elementos para constatar que dicho fedatario público esté vinculado a la carpeta de investigación que lleva la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca, por el homicidio del Notario Público 113, José Ortiz Girón”. El descaro  de Allan rebasó los límites de la inteligencia humana, ya que por última vez cuando se le vio, fue el día en que eran velados los restos de Pepe Ortiz.

Pese a ello, el gobierno mexiquense que encabeza la morenista Delfina Gómez Álvarez, insistió carecer de elementos para constatar que dicho fedatario público estuviera vinculado a la carpeta de investigación que lleva la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca, por el homicidio del Notario Público 113, José Ortiz Girón.

A través de un escrito, a la entonces Secretaría de Justicia y Derechos Humanos, el Notario 204 dio aviso de su separación temporal del desempeño de la función notarial por “razones imprevistas”, sin especificar cuáles (…)

En los medios de comunicación y redes sociales, se detalla que debido a un convenio de suplencia publicado en el Periódico Oficial “Gaceta del Gobierno”, el 26 de junio de este año, el titular de la Notaría Pública 79 del Estado de México, José Manuel Huerta Martínez, con residencia en el municipio de La Paz, ejerce la función en la Notaría Pública 204, en su carácter de Notario suplente, salvaguardando el trámite y atención de los asuntos en esa Notaría.

El Gobierno del Estado, en cambio, como una “cortina de humo”, reprobó totalmente el acto que privó de la vida al Notario Público 113, José Ortiz Girón, por lo que solicitó a las autoridades competentes “se sancione a las personas responsables”.

Más aún, como otra aparente “pantalla de humo”, la actual administración estatal, destacó post mortem la labor del Notario José Ortiz Girón, quien promovió la convivencia pacífica en su comunidad, defendió el estado de Derecho y protegió el patrimonio de los mexiquenses.

El Gobierno del Estado de México reconoció el trabajo comprometido de los Notarios que diariamente cumplen con la tarea de dar fe pública a los hechos y actos, así como brindar certeza jurídica a los mexiquenses, bajo la fórmula consciente que “los actos de una sola persona no deben empañar el buen trabajo del gremio notarial”. (La declaracionitis gubernamental no convenció a la sociedad).

Desde el inicio de esta administración —trascendió— la Consejería Jurídica ha instruido a la Dirección General de Procedimientos y Asuntos Notariales reforzar las acciones de supervisión a la actuación de los fedatarios para que continúen con su desempeño en apego a la normatividad, para ofrecer un mejor servicio a la sociedad. Esta acción ha sido respaldada por el Colegio de Notarios del Estado de México, siendo sensibles al reclamo de la sociedad de tener siempre un servicio notarial de alta calidad.

La Ley del Notariado del Estado de México establece que el nombramiento de Notario será cancelará por sentencia ejecutoriada que imponga una pena privativa de libertad por la comisión de delito patrimonial o grave, por lo que Allan levantó sospechas desde el mismo momento en que tres matones que presumiblemente contrató y a quienes adelantó un pago de cien mil pesos para consumar el ignominioso asesinato en contra de José Ortiz Girón, parecería que quedaría bajo el paraguas de la impunidad. Tres de los cuatro que participaron en este crimen, ya están detenidos rindiendo sus declaraciones ante la figura del Ministerio Público, solo restando la detención de Allan, para poder clarificar cuáles fueron los verdaderos móviles de semejante ejercicio inhumano.

El caso, calificado como el de una “novela de conspiraciones”, tiene diferentes lecturas, dos de ellas radican en que Allan asechó a la víctima a quien conoció dos meses antes del homicidio, hizo amistad con el hoy occiso al grado que lo invitó al estado de Oaxaca para estar presente en las conmemoraciones de la tradicional Guelaguetza de Oaxaca, que se celebra en el mes de julio, la cual forma parte de los cultos populares a la Virgen del Carmen. Pepe era oriundo del estado oaxaqueño.

Otra de las vertientes se centra en que Allan sentía celos de su víctima porque pretendía apropiarse ilegalmente de la Notaría Pública 113 cuyo titular era José Ortiz Girón, a quien dos de los tres sicarios que actuaron criminalmente, le arrebataron la vida acuchillándolo por la espalda, así como atentar contra la vida de su pareja sentimental Rocío Cuevas Maldonado.

Otra línea de investigación, presumiblemente pudo haber sido un “crimen pasional”, toda vez que el hoy occiso tenía muchos problemas con su esposa Patricia Palafox e hijas, mismas que lo maltrataban por despecho por la nueva relación amorosa que sostenía con la mujer que lo acompañaba el día de su trágica muerte.

Debido a lo aterrador del asunto, y por tratarse de un caso relevante que ha causado conmoción social a nivel nacional e internacional, Notarios independientes demandaron al gobierno federal, dé cause a los trámites necesarios para que a través de las Fiscalías tanto del estado de Oaxaca, el de la Ciudad de México, del Estado de México y la General de la República, soliciten por la vía diplomática a través de la Secretaría de Relaciones Pública, emitan una Ficha Roja para que México-Interpol rastree a nivel mundial el paradero del C. Allan de Jesús Corona Romero, para que cumpla con los requerimientos y protocolos de ley que se siguen en esta investigación policiaca que obran en su contra.

Por otra parte, el 17 de octubre, en el Colegio de Notarios del Estado de México, sin autorización de la Asamblea del Colegio de Notarios de dicha entidad, invitaron a comer a la gobernadora Delfina Gómez, cuya mandataria finalmente canceló pero los convocó a otra reunión con los Notarios mexiquenses, acudiendo la esposa de Pepe, Patricia Palafox, quien por cierto, está como indiciada en la Carpeta de Investigación en Oaxaca por el homicidio de Pepe Ortiz Girón.

Conforme van avanzando la investigación, sobresale la hipotética deducción que al parecer existe encubrimiento por parte del Colegio de Notarios del Estado de México, en la que sobresale Juan Castañeda Salinas, Notario número 29 del Edomex y Consejero en el Colegio de Notarios.

Antonio Reyes Duarte, Notario 29 del Edomex, —según informantes que pidieron se reservara su identidad para evitar represalias en el futuro inmediato—, sostenía buena relación con Pepe, quien en sus pláticas personales, se quejaba que su esposa Patricia y una de sus tres hijas, lo agobiaban con amenazas de que “lo iban a matar”, al grado que la cónyuge hasta le chocó y destrozó un vehículo ante la presencia de elementos policiacos, huyendo impunemente del lugar de los hechos.

Cabe resaltar que los beneficios económicos de una Notaria, son tan exitosos como la de Pepe Ortiz Girón, con sede en Ciudad en Nezahualcóyotl, misma que sostenía a cuando menos 40 abogados.

La notaría de José Antonio Reyes Duarte, está ubicada enfrente de las Oficinas de Tránsito y del Registro Público del Estado de México, sucursal Nezahualcóyotl a un local de la que fuera la notaria de su amigo Pepe Ortiz, sobre la calle de Sor Juana Inés de la Cruz, 85, de dicha entidad.

Frente a todo este complot, la red de complicidades y de encubrimientos deja al descubierto que el Sistema de Notarios Públicos, requiere ser estudiado y analizado para hacer una profunda depuración, siempre y cuando la gobernadora Delfina Gómez apruebe este tipo de iniciativas que corresponden al Jefe del Ejecutivo del Estado de México, en funciones, que se engloban en la continuación de la Cuarta Transformación del movimiento de MORENA.

NOTARIO ASESINO

Un escándalo a nivel nacional e internacional se ha suscitado por la sospechosa e infundada impunidad que se le concede al asesino del notario público del Estado de México de nombre José Ortiz Girón, quien fuera cobardemente apuñalado por la espalda en las fiestas recientes de la Guelaguetza.

El responsable aún impune de tan cobarde acto, resulta ser también otro fedatario de la referida Entidad Federativa y, cuyo nombre lo es Allan de Jesús Corona Romero.

El despreciable homicida, aún libre, al parecer, hasta la fecha está siendo protegido por la Asociación Nacional del Notariado Mexicano y por el propio Colegio Nacional del Notariado Mexicano que, tomando en consideración la elevada peligrosidad, falta de ética y nula probidad, guardan silencio y connivencia por tan artero atentado, al grado de pudiera quedar archivado y englobar la impunidad que reina en el país.

En los medios policiacos ahora se sabe que “el notario intelectual asesino”, no tuvo empacho en abrir las generosas arcas de sus caudales, para hacer posible con la ayuda de sicarios y policías del Estado de México que hoy gobierna Delfina Gómez Álvarez, para encontrar el medio fácil a fin de que se designe en esa notaría a una persona de su confianza y dar inicio con ello a un Cartel de Fedatarios cuyo objetivo será primordialmente lavar dinero en la jurisdicción del notario que fue privado de la vida.

 

LA HISTORIA

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca, en cabal investigación del crimen perpetrado en contra del Notario Público José Ortiz Girón, detuvo en breves horas a los homicidas materiales, los cuales previamente ya andaban a la caza de la víctima y de su pareja sentimental y uno de los criminales confesó haber recibido cien mil pesos de Allan de Jesús Corona Romero para llevar a cabo el homicidio. Valga hacer notar que dicha confesión la efectuó con previo respeto a sus derechos humanos, según lo ordenan los cánones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El Notario Público propiciador de este acto abominable, no merece consideración alguna por parte de las autoridades del Estado de México para que se siga manteniendo su patente de fedatario.

Los sicarios autores materiales de ese oprobio, actualmente se encuentran privados de su libertad y confesos de haber co-participado directamente en el crimen por el cual recibieron  cien mil pesos pagados por el asesino intelectual.

La falta de probidad que deviene por ese acto cometido por un fedatario público, presupone una severa gravedad relacionada con la honestidad notarial, ya que distorsiona los elementos que integran la adecuación de la buena conducta de aquellos que dan fe en sus protocolos.

Por lo pronto, la Academia de Derecho Penal del Colegio Nacional de Abogados Foro de México, elevó su voz de protesta ante las instancias gubernamentales correspondientes a fin de que se le revoque al criminal de marras la patente que lo faculta para dar fe.

Premio México de Periodismo Ricardo Flores Magón-2021

filtrodedatospoliticos@gmail.com

Deja un comentario

Relacionados

YAMILKA ATZIMBA DE IXTAPALUCA SE DEDICA A LA JOYERIA HUICHOL Y ELABORACIÓN DE ARTESANIA EN MIMBRE

Por Erika Sánchez Gutiérrez/ Reportera #RadioExpresiónMéxico Ixtapaluca, Estado de México.--- Yamilka Atzimba del municipio de Ixtapaluca, y su mamá son...

CASI CIEN PERSONAS SE DAN CITA EN LA PLAZA DEL SOL BICENTENARIO DE SAN MATEO TEPOPULA PARA SER TESTIGOS DE UN ECLIPSE TOTAL

Por Erika Sánchez Gutiérrez/Reportera #RadioExpreciónMéxico Tenango del Aire, Méx.--- Vecinos del poblado de Tenango se dieron cita el 8 de...

El Titular Noticias Radio 08 de abril de 2024

El Titular Noticias Radio. Información que impacta, noticias que importan. Con Gisela Ramírez e invitados. En la entrevista...

Sexenio de AMLO termina con pendientes en educación: FNERRR

*Estudiantes denuncian nula solución a las demandas estudiantiles A meses de que terminen las funciones laborales de las...