Comentario político del periodista Raymundo Medellín para el programa radiofónico “Hablando claro” de abc Radio que conduce Manuel Aparicio.

Obvio, los gritos no se escucharon hasta el pódium en el que Andrés Manuel López Obrador rendía su Segundo Informe de Gobierno; en las afueras de Palacio Nacional, un grupo de manifestantes marchaba exigiendo el compromiso del presidente de “primero los pobres”; los manifestantes exigían una mesa de diálogo con el gobierno federal con el fin de atender su necesidades de vivienda.

Respecto al Segundo Informe de Andrés Manuel López Obrador, se trató de un breve mensaje donde los logros son malos, como malos eran antes de que empezara al frente de la administración, a dos años de iniciado su periodo de gobierno el Presidente muestra claros signos de cansancio, su aspecto no es el de aquél hombre que tomó protesta como Presidente de México; creo que Andrés Manuel no está pensando como un estadista preocupado por sus gobernados y si está pensando en el siguiente gobierno, su discurso es entre conservadores y neoliberales, lo que ha creado un clima de crispación que ha dividido al país.
En redes sociales chairos y Fifis dan una clara muestra de la división que se ha creado.
Y bueno, claro, no se puede hablar de triunfalismo cuando hay más de 60 mil homicidios dolosos, aumento en los feminicidios y ya un gran desempleo; prometió una fuerza civil y creó una fuerza paramilitar, el gobierno se evalúa como corrupto por la falta de transparencia en los contratos que ha dado; muchos de los contratos de la Comisión Federal de Electricidad generarán demandas que seguramente se perderán.
Respecto a las encuestan que evalúan al gobierno de López Obrador como buen gobierno, es resultado del reparto de dinero en varios programas sociales, pero cabe destacar que del dinero que se reparte no existe una real evaluación por la falta de trasparencia.
Se trata de un gobierno que se ha dedicado a repartir dinero y a moralizar, sin embargo, el tema de Ovidio y el tema de Pio López obrador, seguramente serán etiquetas que en el futuro identificarán a este gobierno.

(Fotografía Luces del siglo)

El Segundo Informe no dio expectativas, fue lo que se esperaba, la gran ventaja es que fueron aproximadamente 40 minutos, esos de reconocerse, el Presidente está atrapado en su retórica, ya que por ejemplo la crisis de la pandemia sigue creciendo, cuando él vendiendo un mejor futuro ante la realidad que se impone.
Y bueno este Segundo Informe también llegó con la renuncia de Alfonso Romo, pero ese es otro tema del que hablaremos próximamente.

Deja un comentario