Susana Marquina 

Nací en Pachuca, pero muy joven me vine a trabajar a la ciudad, cuando pude juntar un dinerito, compre un terreno en Nezahualcoyotl, junto con mi primer esposa llegue como en 1970, a vivir a la calle de El pagaré, tuve 10 hijos, cinco mujeres y cinco hombres.

Cuando se fundó el PRD mi esposa y yo participamos en el comité de Juan Colorado del cual era encargado un muchacho, el maestro Alejandro, nos gustaba ir porque nos vendían la despensa y nos gestionaba descuentos en el pago de agua y predio, también participábamos en varias actividades y pues queríamos un cambio. Luego de que murió mi esposa deje de ir, ya no quería saber nada, me puse muy triste había vivido con ella 40 años, ahora estaba solo. A mí siempre me gusto bailar, así que mis hijos me decían que fuera a bailar que saliera, a veces lo hacía y me iba al salón FBI el que está en la López, pero no me sentía completo. Por ese entonces, ya habían pasado 6 años de la muerte de mi esposa. Comencé por ir a unas reuniones de la iglesia donde leíamos la biblia, trataba de distraerme, sé que como hombre no soy ni bueno ni malo, pero me gusta disfrutar de la vida, nada más que la tristeza por la muerte de mi esposa y la soledad me ganaban.

Ahí en las reuniones conocí a mi segunda esposa, yo ya tenía 74 años, pero volví a sentir al amor como en la primera vez, me case y entonces ya tenía con quien ir a bailar ella tenía 64 años, pero supimos que a los dos nos unía el baile. Desde entonces no hemos parado todos los sábados y domingos vamos diferentes lugares como el salón “Los Ángeles y otros en el D.F. hemos ganado premios en concursos que han hecho en el Reloj de Pachuca. Me gusta vestirme como Pachuco con mi traje, mi sombrero, mis zapatos de charol, hasta me conseguí una pluma para mi sombrero, así llego a los bailes, me gusta de todo cumbia, banda, salsa, huaracha , chilenas, pero el Danzón es mi favorito aunque al principio no sabía muy bien los pasos, he llegado a bailar hasta siete horas seguidas, siento que al hacerlo soy feliz, me siento libre y la gente me aplaude y no puedo explicarlo pero eso me gusta.

Un día nos enteramos que en un salón de Pachuca iban a hacer un concurso llamado “pachuco bailarín” nos inscribimos, es un salón donde vamos siempre que podemos, yo le dije a mis hijos, voy a ganar ese concurso, lo voy a ganar; ese día estaban muchos de los conocidos del salón compañeros y compañeras que nos vemos ahí por lo menos cada mes, siempre tuve pegue con las mujeres hasta la fecha. El concurso ahí era que bailáramos sin pareja, para demostrar los pasos que sabíamos, nos tocaron de todos los ritmos. Los que ahí vamos andamos entre los 60 y 80 años, yo tengo 83 acabo de cumplirlos el mes pasado. Esa noche las señoras que ahí estaban traían muchas rosas rojas, cuando entre me dijeron votaremos por ti; una de mis hijas dice que eso que tengo se llama carisma y otro de mis hijos subió un video de otra vez que baile en un parque y me conto que mucha gente lo ha visto . Yo estaba tan contento bailando todo lo que nos ponían pase la primer ronda y que quedo en la final cuando oí mi nombre, y que decían el primer lugar, el corazón se me salía , oí las porras y gritos abrace a mi esposa. Estaba tan contento, ¡pues había ganado el primer lugar del “pachuco bailarín”¡ Iba a representar a este grupo de bailarines a nivel nacional, debía prepararme para ello, ensayar nuevos pasos. Me la pase contándoselo a mi familia.

Ayer me desperté con un fuerte dolor en una de mis piernas, trate de levantarme no pude, y tampoco podía hablar y sostener la cabeza. Mi esposa y uno de mis hijos llamaron una ambulancia, me internaron, los doctores dicen que fue un accidente cardiovascular.

Mi señora se ha quedado a cuidarme en las noches aquí en el hospital, no he podido comer y la cabeza me duele mucho, mis piernas aún no se mueven, estoy en terapia intensiva. Pero si algo me motiva a salir de este lugar es ese concurso quiero ir y participar, mi familia ha estado todo el tiempo al pendiente, pero lo que más levanta es Ella, mi esposa, mi compañera de estos últimos años. Tenemos una canción que nos gusta mucho, ahora que estoy aquí me pone un venda mojada para bajarme la fiebre , me toca el rostro, me mira, no puedo hablarle cierro los ojos y escucho cuando quedito comienza a cantarme: …“ayúdame a vivir para quererte más, ayúdame a vivir, que triste es la soledad, ayúdame a vivir si tienes corazón…entonces sonrío y pienso en los pasos de baile que ensayaremos juntos”. (imagen You tube)

Deja un comentario