Cambiará el devenir de la justicia en el país con la novedosa “prueba científica”, anuncia Guerra Álvarez

Fecha:

Share post:

 

·        Explicó que con ese nuevo modelo de impartición de justicia, será un instrumento que reformarán todos los proceso que se ventilen en el Poder  Judicial de la Ciudad de México

·        El representante de la embajada estadounidense, Nicholas Durham, subrayó la importancia de la colaboración continua con las autoridades mexicanas, con miras a poner un alto a las organizaciones criminales trasnacionales, frente al compromiso histórico de mantener a ambas naciones seguras

Blas A. Buendía

 

Al formular que en el nuevo modelo de impartición de justicia “la prueba científica” tiene un mayor peso relevante en comparación a otras acciones que han ido reformando el aparato del Poder Judicial de la Ciudad de México, su presidente magistrado Rafael Guerra Álvarez aseguró que con estas cualidades, resaltarán los instrumentos que cambiará el devenir de la justicia en el país.

Precisó que las guías para la valoración judicial —integradas en 403 páginas tamaño media carta—, condensa conocimientos y opiniones de especialistas para que los juzgadores penales mejoren la estimación de sus conclusiones en cada proceso penal, es decir, prácticamente la confesión dejó de ser la “prueba reina”.

En la sede de la Licenciatura en Ciencia Forense de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde se llevó a cabo la presentación de las citadas guías, el magistrado destacó que esos documentos, en su segundo tomo, contienen las materias de identificación humana, odontología forense, psicología forense, análisis de video digital, balística, medicina forense y criminalística de campo.

Destacó que el Poder Judicial de Ciudad de México, comparte sus vivencias, así como el deseo de que se impulse un nuevo paradigma que fortalezca las habilidades para analizar y organizar las probanzas científicas y técnicas que habrán de ser objeto de valoración judicial.

Guerra Álvarez explicó que las guías son producto del esfuerzo conjunto de la UNAM, a través de la licenciatura en ciencia forense; del Consejo de la Judicatura Federal, por conducto de la Unidad para la Consolidación del Nuevo Sistema de Justicia Penal; de la Embajada de Estados Unidos, a través de la Oficina Internacional para el Desarrollo de Sistemas de Procuración de Justicia; de la Fiscalía General de la República, vía su Coordinación de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal, y de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia.

En el actos se contó con la presencia del titular de la Unidad para la Consolidación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, Constancio Carrasco Daza; del coordinador general de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal, Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez, y del representante de la Oficina Internacional para el Desarrollo de Sistemas de Procuración de Justicia de la embajada norteamericana, Nicholas Durham, entre otros.

El magistrado Rafael Guerra subrayó que estas guías guardan uniforme vinculación con las del primer tomo, presentado en mayo pasado, el cual ya se aplica en la actualidad.

En su oportunidad, los jueces del sistema procesal penal acusatorio del PJCDMX, Elisa Vázquez Sánchez y Luis Rubén Escobedo Blanco, reconocieron que estas guías deben ser parte de su trabajo cotidiano, porque permitirán unificar los criterios de los jueces a la hora de tener frente a sí las periciales, toda vez que el Nuevo Modelo de Impartición de Justicia, está planeando para que “la prueba científica” tenga un mayor peso, ya que siempre garantizará mayor seguridad jurídica para las partes.

El representante de la embajada estadounidense, Nicholas Durham, por su lado, subrayó la importancia de la colaboración continua con las autoridades mexicanas, con miras a poner un alto a las organizaciones criminales trasnacionales, frente al compromiso histórico de mantener a ambas naciones seguras.

 

Las guías no fueron producto de generación espontánea: Guerra Álvarez

Antoine de Saint-Exupéry aseguraba que “El tiempo que has pasado con tu rosa es lo que la hace importante”, dijo de entrada el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez.

Así es —afirmó en la presentación de este concienzudo estudio jurídico—, toda vez que las presentes Guías Judiciales de Conducción de Audiencias Penales son transcendentales debido a muchas personas cedieron generosamente su tiempo para su elaboración y pusieron a disposición del proyecto sus conocimientos y talento. Seiscientas horas en promedio tomó la realización de cada guía.

Las guías no fueron producto de generación espontánea, resultaron del proyecto impulsado por la Oficina Internacional para el Desarrollo de Sistemas de Procuración de Justicia (OPDAT), del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, con motivo de la petición que se hizo a la Unidad para la Consolidación del Nuevo Sistema de Justicia Penal (UCNSJP) del Poder Judicial de la Federación, al Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, así como a su homólogo del estado de Puebla, con el fin de autorizar la intervención de personas juzgadoras y magistradas.

En el mes de septiembre de 2019 se consolidaron los grupos de trabajo, y desde entonces la historia atestiguó el esfuerzo, la dedicación y la sapiencia de mentes lúcidas que lograron sintetizar la experiencia empírica y los saberes teóricos, a la luz del marco legal que exige la tradición jurídica mexicana. Durante la elaboración de las guías un enemigo invisible se apoderó poco a poco de muchos de los sueños, esperanzas y salud de los habitantes del orbe; sin embargo, no minó el ímpetu de los grupos de trabajo. De manera remota, las actividades no se detuvieron; como bocanada de aire para superar la crisis, la pluma no dimitió y el derecho no dejó de repensarse.

Con la calidez y seducción de los trabajos, en la ciudad de Puebla (enero de 2020), de Oaxaca (febrero de 2022) y de Campeche (marzo de 2022), se recobraron bríos para la sistematización de las guías que hoy tenemos entre las manos. El largo y muchas veces sinuoso camino transitó por la definición de temas, los primeros borradores, el “peinado” de guías, una revisión cruzada y, desde luego, la socialización.

Los propósitos que motivaron la elaboración de las guías fueron:

 

a) la generación de modelos uniformes en la actuación de los operadores del sistema (fiscales, defensores y asesores jurídicos), pero especialmente para los juzgadores, sin distinción de fueros;

b) la disminución de tiempos de audiencia a través de orientaciones y criterios sencillos;

c) el ahorro de costos en la administración de salas de audiencias; y

d) el mejoramiento en los procesos de actuación del sistema en su conjunto.

 

Cuando se convocó al Poder Judicial de la Ciudad de México para formar parte en la elaboración de una serie de guías de utilidad jurídica dirigida a las personas juzgadoras, sin dudas aceptamos. Lo hicimos XVI porque compartimos el postulado de que la administración de justicia requiere transformar sus usos con base en la metodología de audiencias que priva en el novel sistema penal acusatorio y oral. Pero, sobre todas las cosas, para la Casa de Justica de los Capitalinos, lo que nos motivó a incorporarnos en tan loable esfuerzo es la pasión, el compromiso y el amor con la causa penal, pues en ella radica que el bien se imponga al mal.

Como presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México, y principalmente como juzgador, es un gusto compartir el presente proemio con tan apreciable foro, distinguidas instituciones y en razón de la presentación de las Guías Judiciales de Conducción de Audiencias Penales. La pieza escritural de las presentes guías es de primordial importancia. Lo es porque en el modelo de enjuiciamiento penal que mandató el legislador con las reformas constitucionales del año 2008, se modificó el método en la impartición de justicia, apartándose del tradicional para incorporarse al acusatorio.

En el procedimiento penal acusatorio y oral prevalece una metodología de audiencias donde las peticiones de las partes y las resoluciones del órgano jurisdiccional son a través de la palabra hablada. Por lo que se requiere de muy poca obra manual, pues, como decía Platón, toda su acción y eficacia se da verbalizando las razones.

En la elaboración de las Guías Judiciales de Conducción de Audiencias Penales reconozco especialmente el trabajo desarrollado por las personas juzgadoras del Poder Judicial de la Ciudad de México. En el grupo 1, para la elaboración de las guías correspondientes a Control Judicial, participó la jueza Sandra Karimi Chanán Velarde.

En el grupo 2, para la elaboración de las guías correspondientes a etapa de enjuiciamiento, intervino el magistrado Paul Martín Barba; y el grupo 3, lo integraron las personas juzgadoras Mónica Jasso Hernández, María Guadalupe Valenzuela Velarde, Cristóbal Urrutia Fernández y Héctor González Estrada.

Para todos, mi gratitud y reconocimiento que, desde luego, extiendo a todas las personas que sumaron esfuerzos y mostraron una vez más que el trabajo hombro a hombro, multiinstitucional y binacional, garantiza imprescindibles resultados.

Las guías representan también el espíritu de fraternidad, hermandad y fortalecimiento de los lazos que hacen de las causas comunes de nuestras naciones un único rumbo: el desarrollo, la paz y la justicia.

Agradezco a la Embajada y al Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América por los esfuerzos y confianza concretizados. Las presentes guías constituyen la vocación de tener novedosos lazos de intercambio y preocupación binacional y regional que nos permitan establecer la comunidad académica que ninguno de nuestros países puede construir por sí solo.

El resultado del trabajo en equipo refleja que no hay fronteras para el conocimiento. Que, como lo dice Taruffo, conocer otros ordenamientos es la mejor forma para entender el propio.

Así, estamos seguros de que, a corto plazo, la obra cumplirá con la finalidad para la que fue concebida: constituir verdaderas guías en la actividad de los intervinientes, fundamentalmente, de las personas juzgadoras y, con ello, coadyuvar en el proceso de fortalecimiento del sistema penal acusatorio y desde luego con la justicia, puntualizó el Doctor Rafael Guerra Álvarez, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la Ciudad de México.

Premio México de Periodismo Ricardo Flores Magón-2021

[email protected]com

Deja un comentario

Relacionados

Con el pueblo o con la oligarquía: AMLO a Cuauhtémoc Cárdenas

Comentario político del periodista Raymundo Medellín para el programa radiofónico “Hablando Claro” de Radio Expresión México, que conduce...

En Amecameca Consultas Gratuitas de Medicina General

Tu salud y la de los tuyos nos importa. El Gobierno de #Amecameca y la coordinación de salud invita...