*Moreira entre los 10 mexicanos más corruptos de 2013: Forbes

Luis Repper

[email protected]

 

Cayó (bueno… se entregó) a la justicia texana, el primero, pero no el más corrupto y responsable de la desgracia de los coahuilenses, Javier Villarreal, Tesorero del Gobierno priista de Humberto Moreira Valdés, quien junto con su jefe desfalcó a la entidad que gobernó de 2005 a 2011, por más de 35 mil millones de pesos, a través de documentación falsa para autoprestarse recursos bancarios de manera irregular.

Desde 2012 Villarreal era fugitivo de la justicia mexicana y del Estado de Texas, cuando fue detenido en posesión de 67 mil dólares en efectivo, que no pudo comprobar su procedencia, sin embargo la libró pagando una fianza de 20 mil dólares.

Un año después, al ex tesorero de Humberto Moreira, las autoridades texanas le dan otro golpe más a su bolsillo, al incautarle  2.2 millones de dólares depositados en cuentas bancarias personales a su nombre. Ese mismo año Javier Villarreal es acusado judicialmente por corrupción, detenido en México, pero en octubre, gracias a las linduras de la justicia nacional paga una fianza (nunca se supo de cuánto) y huye.

En Coahuila, la gente sorprendida no dio crédito a un dato legal, el ex tesorero estatal, siendo un burócrata de primer nivel, le detectaron una fortuna personal de más de 30 millones de dólares ¿de dónde?

El gobierno norteamericano no se conformó con que en Texas al huidizo mexicano le hayan requisado dinero, fue más allá, al expropiarle dos propiedades en San Antonio y en Valle del Río Grande, valuadas en más 20 millones de dólares,  a nombre de Lorenzo Shussler y Teresa Botello, concuño y esposa de Don Javier. Hábil el hombre ¿no?, consiguió prestanombres, pero lo cacharon.

Le recuerdo que nuestro personaje fue un simple empleado público, con un salario modesto, pero  triplicó su fortuna con la anuencia y complicidad de su jefe.

El señor ya está tras las rejas en una prisión de San Antonio, Texas, en espera de ser juzgado.

Pero como dice el refrán mexicano, la mano derecha siempre sabe lo que hace la siniestra, es decir, si Villarreal era corrupto, Humberto Moreira, no sólo lo sabía, sino lo encubría.

Por eso digo que se hizo justicia contra uno, pero aun no contra el corrupto número uno de Coahuila, quien luego de “merecida beca” de postgrado que le otorgara la Maestra Elba Esther Gordillo, aun lideresa del SNTE, Moreira cursó el Máster Internacional de Comunicación y Educación en la Universidad Autónoma de Barcelona, la segunda más importante de España, a un costo mensual de 3 mil 960 euros.

La historia política de Humberto Moreira Valdés está plagada de trampas, corruptelas e impunidades. La más lamentable es la que cometió contra los coahuilenses, a quienes desfalcó y dejo casi en la insolvencia al Estado, por más de 35 mil millones de pesos, que aun no  aparecen.

Luego de este desastroso pasaje, el CEN del PRI lo “premia” o rescata, sacándolo de la entidad y nombrándolo Presidente Nacional, en donde vuelve a demostrar su ADN, cuando en las elecciones federales de 2012 a través de dos herramientas: la Tarjeta Soriana y el Monedero Electrónico Monex, los priistas compraron no sólo conciencias, sino votos para ganar la elección.    El actor principal fue Humberto Moreira.

Pero esta pésima visión sobre Moreira Valdés no sólo la tienen los coahuilenses, los mexicanos, los panistas, perredistas, el pópulo; NO, su fama, bien ganada, la expuso la prestigiada Revista Forbes en su edición de diciembre de 2013, cuando publica la lista de los 10 mexicanos más corruptos del año, con información proporcionada por la Organización Transparencia Internacional, sobre el Índice de Percepción de la Corrupción 2013, año en que ubicó a México en el lugar 106 de 177 naciones.

Entre los 10 deshonestos, todos vivos y gozando impunemente su riqueza mal habida, se encuentra el profesor Humberto Moreira Valdés. La lista completa es:

1.     Elba Esther Gordillo: Ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)  acusada de malversar 200 millones de dólares (mdd). Actualmente,  se encuentra encarcelada y con un proceso que continua abierto.

2.     Carlos Romero Deschamps. El líder del Sindicato Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, envuelto en sospechas por tráfico de influencias y enriquecimiento personal.

3.     Raúl Salinas de Gortari. El hermano del ex presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari pasó 10 años en la cárcel por una acusación de homicidio de alto perfil, pero fue absuelto en 2005. Un juez mexicano lo exoneró de los cargos por enriquecimiento ilícito, y ordenó que le fueran devueltos 19 mdd depositados en 12 cuentas bancarias, así como 41 propiedades. Actualmente se encuentra libre.

4.     Genaro García Luna. Como titular de la Secretaria de Seguridad Pública  federal, en el gobierno de Felipe Calderón, fue una de las dependencias con el mayor presupuesto del sexenio. Fue blanco de críticas por el uso de recursos públicos para la autopromoción y el abuso de poder expuestos por la prensa mexicana. Nada se sabe de él.

5.     Andrés Granier Melo. El ex gobernador de Tabasco detenido en 2013 por cargos de corrupción, malversación de fondos, evasión de impuestos y lavado de dinero. En una conversación filtrada a los medios de comunicación, Granier se jactaba de ser dueño de 400 pares de zapatos, 300 trajes y 1000 camisas, compradas en tiendas de lujo de Nueva York y Los Ángeles.

6.     Tomás Yarrington. El ex gobernador de Tamaulipas acusado por cargos de crimen organizado y lavado de dinero en Texas. Según las acusaciones  recibía  sobornos de los principales grupo del narcotráfico en Tamaulipas, entre ellos el Cártel del Golfo.

7.     Humberto Moreira. Como gobernador de Coahuila, la deuda del Estado aumentó en más de un centenar de veces, pasando de 200 a 35 mil millones de pesos, la peor crisis en la historia del Estado. Hasta el momento no pesa  acusación alguna en su contra.

8.     Fidel Herrera. Como gobernador de Veracruz las denuncias en su contra por supuestas conexiones con el grupo delictivo de los Zetas no prosperaron. No tiene ninguna investigación formal en su contra.  

9.     Arturo Montiel. El ex gobernador del Estado de México y miembro del Grupo Atlacomulco del PRI, se encuentra acusado  por su ex esposa, Maude Versini, de secuestrar a sus tres hijos. Fue blanco de acusaciones por la posesión de mansiones millonarias y transacciones bancarias en México y Francia. No se encuentra bajo investigación oficial.

10. Alejandra Sota. Ex vocera del ex Presidente Felipe Calderón, está en  investigación por las autoridades mexicanas por presunta malversación de fondo y tráfico de influencias. Es acusada de favorecer a amigos y antiguos compañeros de clase con contratos gubernamentales cuando se desempeñó como funcionaria. Cursa un posgrado en la Escuela Kennedy de Harvard, a pesar de  no tener título universitario.

Pero aun falta que la espada de la justicia caiga sobre el ex gobernador de Coahuila, porque defraudar por más de 34 mil millones de pesos a un Estado no puede quedar impune. Cayó el operador financiero, pero el autor intelectual aun goza de cabal libertad. Y esto no se vale.

 

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) 

Deja un comentario