Comentario político del periodista Raymundo Medellín para el programa radiofónico “Hablando Claro” de abc Radio que conduce Manuel Aparicio.

Nada es gratis en tiempos de la pandemia de Covid-19, nada es gratis y mucho menos los certificados médicos, que aunque en marca de agua dicen este documento es gratuito, tampoco es gratis.
Los certificados médicos en el Estado de México son el gran negocio de funcionarios de la Secretaría de Salud.

                                  (Imagen Plana Mayor)

Resulta que no hay certificados médicos en la tierra que gobierna Alfredo del Mazo Maza, quisiera pensar que se trata de una falta de organización, por lo que no se han mandado imprimir los certificados médicos, que deberían ser entregados a los médicos para a la vez expedirlos para que en el Registro Civil se tramite el acta de defunción de las personas que fallecen.
Para nadie en el medio de las funerarias y los médicos es un secreto que para que le sean entregados los certificados médicos a los doctores, se tiene que pagar una cantidad al funcionario de de la Secretaria de Salud, en el caso de Nezahualcóyotl estado de México, a la jefatura de la Jurisdicción Sanitaria que en este caso el responsable es el Dr. Francisco Portillo.
Ese certificado médico que pudo haber costado al doctor de trescientos a cuatrocientos pesos, en la jurisdicción Sanitaria, cuando el doctor lo extiende a los familiares de la persona fallecida ya aumentó a dos o tres mil pesos, sin embargo, ante la escases del certificado médico llega a cotizarse hasta en siete mil pesos.
Como anteriormente dije, quisiera pensar que se trata de una mala organización por parte del Instituto de Salud del Estado de México, no quisiera creer que en el gobierno que encabeza Alfredo Del Mazo son tan ruines, mezquinos y miserables en que estén haciendo el gran negocio con los muertos por Covid-19.
Hace varias semanas se denunció el hecho, ahora nuevamente vuelven a escasear los certificados médicos y los que hay, se cotizan a muy alto costo para los familiares de fallecidos. Hace unos días escuche al dueño de una firma funeraria que rechazó hacer un servicio porque las plantas de cremación tienen fecha hasta ocho días después y los familiares qué hacen con su familiar fallecido tanto tiempo. Pero ese es otro tema que luego trataremos.
Sería bueno que el gobernador Alfredo Del Mazo, que lo único que hace es recomendaciones, pero que no apoya en el abierto combate a la pandemia, tomara como una recomendación, valga la redundancia, que se impriman los certificados médicos necesarios para que la gente pueda tramitar su acta de defunción, no es mucho pedir si también vigilan que los funcionarios del Instituto de Salud, no cobren esos documentos que presumiblemente son gratuitos, en cuanto al cobro que por honorarios hacen los doctores, seguramente se verá disminuido.
Es denigrante que el gobierno mexiquense haga negocio con el dolor que los fallecidos dejan a sus familiares por la pandemia.

Deja un comentario