Chimalhuacán.- Atendiendo las medidas sanitarias para disminuir el riesgo de contagio por coronavirus como el uso de cubrebocas, vecinos de la colonia Acuitlapilco celebraron el vigésimo cuarto aniversario de la lechería ubicada en avenida Arca de Noé.

Con pancartas en mano, porras y muestras de solidaridad, las familias agradecieron al gobierno municipal de Chimalhuacán las acciones emprendidas en esta colonia para mejorar la calidad de vida de los habitantes, incluida la lechería, la cual no tenía un espacio establecido para el suministro del producto.

“Fue en la primera administración del biólogo Jesús Tolentino Román Bojórquez, cuando se realizaron las gestiones necesarias para contar con el espacio de esta lechería, la cual es de vital importancia en la comunidad; ya que además de suministrar un producto de primera necesidad y de calidad, también se hace a un costo accesible para las familias”.

Agregó que en los supermercados el litro de leche tiene un costo superior a los 16 pesos; mientras que en las lecherías Liconsa, el precio es de cinco pesos con cincuenta centavos.

“Estamos muy conscientes de las necesidades de las familias de escasos recursos; por ello, el Proyecto Nuevo Chimalhuacán y el Movimiento Antorchista desde hace más de dos décadas luchamos y gestionamos la apertura de lecherías, para contribuir en la alimentación de los habitantes de este municipio. Nuestro compromiso es seguir velando por los intereses del pueblo humilde y trabajador”.

Como parte del festejo, las familias recibieron su dotación de leche Liconsa y una cubeta, gracias a la gestión y participación del secretario particular, Saúl Torres Bautista, quien estuvo en el evento en representación del alcalde Jesús Tolentino Román Bojórquez, ambos de extracción antorchista. 

En compañía de dirigentes sociales y representantes del gobierno local, habitantes de la segunda y tercera sección de Acuitlapilco celebraron un aniversario más de la lechería comunitaria que inició funciones en el año de 1998, y que hoy día abastece a más de dos mil familias que habitan en dichas colonias.

“Nuestra lucha empezó entre 1996 y 1997 cuando nos unimos al Movimiento Antorchista para obtener este apoyo. En el año de 1998 logramos la gestión y las dotaciones comenzaron a entregarse desde diferentes casas porque no había establecimiento fijo, pero para el año 2000 cuando arribó a la presidencia el biólogo Jesús Tolentino Román Bojórquez, donaron el espacio y construyeron el local”, recordó la responsable de la lechería, Gabriela Cortés Gutiérrez, tras dar un mensaje de bienvenida a los presentes.

En representación de las autoridades municipales, acudió el secretario particular Saúl Torres Bautista, quien destacó la combatividad del pueblo organizado con Antorcha, en las diferentes acciones que han dignificado las condiciones de vida de los chimalhuacanos.

Asimismo, reiteró el compromiso del gobierno local para encabezar diversas gestas de beneficio colectivo, especialmente, ante los constantes recortes al presupuesto que la federación impone a los ayuntamientos y por la amenaza de eliminar programas sociales.

“Lucharemos en unión y fraternidad, como lo hemos hecho desde hace más de 20 años. De esa forma logramos progreso y bienestar para las comunidades y así continuaremos pese a las trabas que la federación interponga; con el pueblo consiente y organizado, y con el apoyo de las autoridades locales, saldremos adelante”.

Finalmente, Torres Bautista encabezó la entrega de dotaciones diarias a los beneficiarios, que en su conjunto representan 800 litros de producto lácteo que contribuye a una alimentación balanceada para las familias, sin que ello represente altos costos.

Deja un comentario