CHIMALHUACÁN DEMANDA URGENTE ATENCIÓN ANTE EL Covid-19

  • Si no actúan de inmediato, los gobiernos estatal y federal serán los responsables de la creciente tragedia.
  • La Zona Oriente de Valle de México tiene el mayor foco rojo de Covid-19 y miles de chimalhuacanos corren peligro.
  • Los hospitales están saturados, no hay respiradores, pruebas y personal suficientes.

 

AL C. Lic. Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

Al C. Lic. Alfredo del Mazo Maza, gobernador del Estado de México

 

En mi carácter de presidente municipal de Chimalhuacán, deseo informar a las autoridades arriba citadas y a la opinión pública, lo siguiente.

Como es del conocimiento del país, la Zona Oriente de Valle de México es el foco rojo más grave del país entero ante el ataque de la pandemia de coronavirus, pues concentra el 43% del total de los casos en el país, razón por la cual, sin ser alarmistas, nuestros conciudadanos corren un grave peligro de contagio de la mortal enfermedad, más aún que se estima que entre el 6 y 10 de mayo se alcanzará el punto más alto de la curva epidemiológica.

En esta Zona se encuentra Iztapalapa (que ocupa el primer lugar de contagios del Covid-19 y de fallecidos en la CDMX) y algunos municipios del Edomex, como Nezahualcóyotl (que se ubica en el primer lugar de contagios del Covid-19 y en decesos en la entidad).

Chimalhuacán, con 800 mil habitantes, se ubica entonces en el epicentro nacional de esta pandemia. Según datos de la Secretaria de Salubridad y Asistencia (SSA), Chimalhuacán presenta 234 positivos, una tasa de contagios del 21.1% por cada 100 mil habitantes, muy por arriba de la tasa nacional que es del 12.8%.

Y aunque la SSA nos contabiliza tan sólo 23 fallecimientos por Covid-19, el H. Ayuntamiento de Chimalhuacán suma 51 decesos, más otros 37 fallecimientos con el diagnóstico de “neumonía atípica”. Sospechoso Covid-19” que, se ha vuelto un secreto a voces, son también casos Covid-19, pero se altera la causa de muerte para maquillar los datos. Para no entrar en polémica con las autoridades estatales y federales, sólo diré que obran en mi poder las respectivas actas de defunción del Registro Civil de Chimalhuacán, datos que estoy dispuesto a cotejar, sin prejuicio alguno, con cualquier autoridad competente.

En tal virtud, y porque he realizado múltiples gestiones ante el Secretario General de Gobierno del Edomex, M.C. Alejandro Ozuna Rivera, y ante el propio Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), desde aproximadamente 50 días, sin haber encontrado nunca, absolutamente nunca, una sola respuesta concreta a mis peticiones, pido y aun exijo al gobierno estatal y federal lo siguiente:

1.- Que el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca (HRAEI), de tercer nivel, amplíe su cobertura en los términos en que los planteó la alcaldesa de esa municipalidad, Lic. Maricela Serrano Hernández, en desplegado público, pues desde hace 10 días no se recibe a ningún enfermo de Covid-19 de Chimalhuacán, porque está saturado; sin embargo, no se ha hecho la reconversión tantas veces cantada por las autoridades estatales y federales. Faltan incluso, hasta 50 ventiladores, en un hospital que les da servicio a 8 estados de la República, incluida la CDMX y el Edomex donde más contagios existen. Este hospital es de competencia estatal y federal.

2.- Chimalhuacán cuenta con dos hospitales de segundo nivel: el Hospital General y el Hospital San Agustín, con 90 y 30 camas censables, respectivamente. Pues bien, el día de hoy las camas del Hospital San Agustín destinados a la atención de Covid-19 ya están todas ocupadas y no existe un solo lugar disponible.  Y en el caso del Hospital General, al día de hoy sólo contaba con 10 camas libres, pero, con el crecimiento de los contagios, llegan a diario 15 a 20 pacientes. Estamos a punto del colapso y el ISEM no dice para cuándo se reconvertirá (ampliará) dicho hospital, volviéndose exclusivamente Covid-19 y alcanzado una cobertura de 120 camas, mediante la suma de 90 camas censables y 30 no censables.

Por eso exijo:

2. a) Que se reconvierta de inmediato el Hospital General hasta alcanzar las 120 camas.

2. b) Tal reconversión implica dotarlo de 30 ventiladores más; adicionalmente, personal médico especializado: tres internistas, tres urgenciólogos y tres intensivistas

2. c) Que al Hospital San Agustín se le apoye con dos ginecólogos, cuatro cirujanos, dos pediatras, seis neonatólogos, tres urgenciólogos y tres internistas.

3.- Pido que los 17 médicos generales y enfermeras que estaban en los Centros de Desarrollo Comunitario de Chimalhuacán, que laboran bajo contrato en el ISEM y que sólo hacían trabajo en el primer nivel de salud, migren de su estatus de contratados a la categoría de personal basificado del ISEM, pues valiente y responsablemente aceptaron el reto de apoyar a los dos hospitales aludidos en el combate al Covid-19, a pesar de que muchos otros médicos que gozan de base en el ISEM (y no son mayores de 60 años ni padecen enfermedades crónicas), han huido, literalmente, de los hospitales por temor a la epidemia con mil subterfugios. La petición es justificada, ética y profesionalmente.

4.- Exijo que se dote a los dos hospitales de las suficientes pruebas Covid-19. Por lo pronto estimamos 1,000 reactivos, pues el número de casos sospechosos detectados al día de hoy es de 820.

El tono exigente en que me dirijo a las autoridades superiores no es, de ninguna manera, una falta de respeto. No. Ello obedece a dos razones plenamente justificadas: primera, a que la enfermedad Covid-19 es muy contagiosa y mortal para una población de 800 mil habitantes. Segunda, debido a la gran insensibilidad, desprecio y hasta autoritarismo que hemos encontrado en las autoridades del gobierno estatal que, con su actitud, despiertan la fundada sospecha de que buscan que le vaya mal a Chimalhuacán, en virtud de mi conocida y orgullosa filiación al Movimiento Antorchista Nacional, y a que, antes de la pandemia, denuncié públicamente la represión económica y administrativa de que éramos (y somos) objeto por el gobierno del estado: la retención de 240 millones de pesos por participaciones municipales; la suspensión desde septiembre pasado de 1,600 becas para discapacitados y de 7 mil canastas alimentarias bimensuales; la retención criminal del pago a 750 maestros estatales de bolsa común; el incumplimiento a 10 mil mujeres con el pago del salario rosa, entre otros muchos compromisos contraídos y no cumplidos, que dañan a miles de familias que viven en la pobreza y la miseria.

Ante esta situación, le recuerdo a las autoridades estatales y federales (que también se han destacado por su fobia antiantorchista cuando se trata de encontrar una respuesta favorable a las demandas de los más pobres del campo y de la ciudad) que con su postura ilegal no sólo agreden a los dirigentes del Movimiento. Eso es lo de menos. Agreden a 1 millón 400 mil habitantes (incluido el municipio de Ixtapaluca que gobierna una distinguida Antorchista) que también son mexiquenses y mexicanos. Y les recuerdo también, que con sus omisiones faltan gravemente al artículo cuarto de la Constitución General de la República.

¡De no tener eco en estas muy precisas y justificadas peticiones, responsabilizo a las más altas autoridades del gobierno estatal y federal de la tragedia, que ya es una realidad, y que amenaza con potenciarse en las próximas semanas! Independientemente de filias y fobias políticas, la terrible contingencia exige que los tres niveles de gobierno actuemos con responsabilidad y apegados a derecho. Quien no lo haga así, el pueblo y la historia se lo cobrarán

 

Muy respetuosamente

 

Jesús Tolentino Román Bojórquez

Presidente municipal de Chimalhuacán

Deja un comentario