Chimalhuacan exige cumplimiento de compromisos en materia de salud

Chimalhuacán, Méx.- Autoridades municipales, médicos, enfermeras y habitantes del municipio, este jueves realizaron un mitin en avenida Reforma, en el Distrito Federal, frente al edificio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y anunciaron una movilización a la ciudad de Toluca el próximo lunes 24 de agosto para exigir al Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) que concluya las obras comprometidas en el Hospital General de Chimalhuacán 90 Camas; además del equipamiento y la contratación de personal médico del Hospital Materno Infantil 60 Camas, Vicente Guerrero.

En conferencia de prensa, el presidente municipal, Sergio Díaz Espinoza, denunció que el gobierno federal está afectando a más de 33 mil familias al no cumplir compromisos relacionados con el equipamiento y dotación de medicamento para 19 consultorios médicos, pago puntual a 32 médicos e igual número de enfermeras; diez de ellos, no lo han recibido desde hace seis meses.

Señalaron que sin ser obligación del gobierno municipal, cubrir las necesidades de salud de la población; desde hace 15 años se han construido centros de Desarrollo Comunitario que ofrecen servicios de medicina general, dental y psicológica, entre otros. En los cuales el IMSS se comprometió a construir nuevos consultorios y equiparlos y a casi un año y esto no ha sucedido; por el contrario, dejó sin salario a 10 médicos y enfermeras y más de 54 no reciben su sueldo de manera puntual”.

Con respecto al Hospital 90 camas, el alcalde denunció que el ISEM mantiene paradas las obras comprometidas para la rehabilitación de las áreas de cunero, quirófanos; la ampliación de la sala de urgencias y la construcción del espacio para hemodiálisis y banco de sangre., dijo “Las obras están a medias lo cual representa un foco de contaminación muy grave para los usuarios; sólo está funcionando un quirófano; aún no entregan 30 camas que supuestamente llegarían antes del 31 de julio”

Por su parte, la presidenta municipal electa, Rosalba Pineda Ramírez, denunció que en el Hospital 90 Camas existe un desvío de recursos, pues para las obras de rehabilitación el ISEM comprometió 105 millones de pesos, mismos que alcanzarían para concluir la primera y segunda etapa de las obras; lo cual no ha sucedido. A los pacientes los mandan a laboratorios particulares para estudios que por derecho les deben hacer en este hospital.

Señaló que situación similar se vive en el Hospital 60 Camas, el cual fue inaugurado en julio de 2011 y aún opera con plantilla de arranque; es decir, sólo cuenta con el 60 por ciento del personal; por lo que es urgente la contratación de 30 enfermeras y 15 médicos de especialidad (8 pediatras y 7 ginecólogos).

Asimismo, se requiere equipamiento y mantenimiento en todo el nosocomio; ya que en temporada de lluvias, el agua se filtra y daña los aparatos, algunos de ellos tienen un valor de 150 mil pesos y requieren 8 mil para su compostura.

Pero citó que en respuesta del ISEM destituyó de su cargo al director y al administrador del Hospital 60 Camas, el doctor Christian Byron Mera Hernández y el contador público Gerardo Olmedo Flores, por manifestar su inconformidad por la falta de personal y las malas condiciones del nosocomio. Pese a la falta de personal y equipamiento, el Hospital Materno Infantil ofrece mensualmente más de cuatro mil consultas médicas de ginecología, pediatría y externas; además atiende 480 partos y mantiene un registro de cero muertes maternas; también realiza 400 ultrasonidos y da 150 terapias de psicología.

Deja un comentario