Toluca, Méx.- Con modernos equipos de oftalmología pediátrica, la Secretaría de Salud del Estado de México, a través del Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini Sáenz”, opera desde este año el Programa de Retinopatía del Prematuro para evitar ceguera irreversible en bebés que nacieron con lesiones en la retina.

Especialistas adscritos a este programa realizan diagnósticos, tratamientos, intervenciones con láser y revisión médica en bebés prematuros con riesgo de retinopatía ya que, con la estancia prolongada en hospitales, pueden contraer esta enfermedad por infecciones, ventilación prolongada, altas concentraciones de oxígeno y cardiopatías.

Gracias al Programa Seguro Médico Siglo XXI que forma parte del Seguro Popular, este servicio es otorgado a pacientes neonatales que nacieron con menos de 34 semanas de gestación, ya que esta condición provoca que los vasos sanguíneos oculares crezcan de manera anormal, se extiendan al centro del ojo y cicatricen la retina.

En lo que va del año se han realizado 566 revisiones que incluyen 14 intervenciones con láser para destruir afectaciones en la retina y 82 tratamientos con medicamento de última generación que disminuye complicaciones.

La dependencia informa que este hospital cuenta con las RetCam 2 y 3, que son equipos digitales con cámara de video de amplio alcance, que detectan daños en vasos sanguíneos emergentes de la retina y diversos riesgos en el ojo como malformaciones, hongos y síndromes congénitos.

Este nosocomio es un Centro de Referencia Estatal en Retinopatía del Prematuro, además recibe y comparte atenciones en pacientes del Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, Hospital Regional de Valle de Bravo y por los hospitales generales de Atlacomulco y Tenancingo, en donde los nenonatos tienen seguimiento médico.

Deja un comentario