Constituyente en riesgo

La baja participación de la ciudadanía en los comicios para elegir a los integrantes de la Asamblea Constituyente envió un claro mensaje, el cual ya se había advertido desde la COPARMEX, de que este proceso se ha quedado en una esfera de interés político y no ha aterrizado en el ciudadano, pues éste no identifica cuál será el beneficio de promulgar una Constitución para la Ciudad de México.

A pesar de los esfuerzos y el exhorto a la ciudadanía de autoridades electorales, los partidos políticos -que llenaron el espectro público mediático con spots-, y de la difusión de muchos sectores de la sociedad, incluido el empresarial, para que se asistiera a las urnas, el resultado fue lamentable, pues el 71 por ciento de los capitalinos en pleno derecho y obligación de participar en el ejercicio democrático, mostraron su desinterés absoluto en este proceso.

Ante estos resultados, la COPARMEX consideró que el gasto de 500 millones de pesos en el proceso electoral en la Ciudad de México, fue más un dispendio de recursos francamente alto, pues en términos de retorno de la inversión los resultados no fueron los esperados.

En cambio, el pasado 5 de junio hubo entidades donde los ciudadanos hicieron uso de su derecho a elegir y, en varios casos y contra todos los pronósticos -frente a gobiernos con alto poder de control­­-, lograron conseguir la alternancia en el poder; es decir, el electorado impuso su voluntad y ya ejerce su capacidad de gobernar.

Para la COPARMEX CIUDAD DE MÉXICO afirma que el Constituyente está en riesgo por varias razones:

  • No provocar el interés y la vigilancia ciudadana sobre los derechos, obligaciones y mecanismos de rendición de cuentas que defina dicha Constitución.
  • Que sean 100 personajes de alta capacidad técnica y política, pero al final 100 desconocidos para los capitalinos los que definan la primera Constitución de la Ciudad de México.
  • Crear un ordenamiento absolutamente alejado de la gente, perdiendo la gran oportunidad histórica de diseñar una Constitución que realmente refleje el ideal de convivencia y la visión de Ciudad que queremos para las próximas generaciones.

Si bien la COPARMEX-CDMX agradeció a los 51 mil funcionarios de casilla en las 12 mil 688 mesas de votación, quienes con paciencia y amabilidad recibieron los votos de 2 millones 92 mil 721 capitalinos, todos demostrando gran responsabilidad democrática y una convicción plena por buscar construir una mejor Ciudad de México para todos.

Reconoció a los institutos electorales la organización pulcra y profesional del proceso del pasado domingo y los convocó a que, derivado de la alta confianza ciudadana aún existente en ellos, impulsen mecanismos más eficaces para propiciar la participación ciudadana y un mejor entendimiento del proceso del Constituyente.

Y a quienes legalmente formarán parte de la Asamblea Constituyente, la COPARMEX CIUDAD DE MÉXICO, reconoció por igual, la legalidad, pero su representatividad podría está cuestionada y que por tanto, requerirán hacer lo que quizá no hicieron durante las campañas: generar un mayor trabajo de base para informar, preguntar e identificar qué es lo que realmente quiere el habitante de la capital del país, a fin que sea integrado con realismo en la primera Constitución de la Ciudad de México.

Al Gobierno de la Ciudad le pidió mayor sensibilidad para utilizar los recursos a su alcance e informar a la ciudadanía sobre los avances que contendrá dicha Constitución y lo que, por atribuciones y facultades legales de otros órdenes y poderes, no podrá procesar ese nuevo marco jurídico; es decir, propiciar la plena participación e involucramiento ciudadano, con claridad absoluta sobre los alcances de dicha iniciativa, sobre todo ahora que ha pasado el trance electoral y sus lógicas tensiones.

Finalmente, la COPARMEX CDMX que ahora es comandada por el empresario camionero Jesús Padilla Zenteno, anunció que como cúpula empresarial, hará su parte informando entre nuestras empresas y a los miles de colaboradores en las mismas, de “los alcances y realidades que podemos esperar en dicho Constituyente para que los derechos económicos, la libertad de emprender y los mecanismos de rendición de cuentas y de combate a la corrupción, queden garantizados en la Constitución de la Ciudad de México tal y como nos lo han pedido nuestros agremiados. Estaremos vigilantes y participantes del señalado proceso”, concluyó.

[email protected]

Deja un comentario