Toluca, Méx.- El presidente municipal electo de Chimalhuacán, Tolentino Román Bojórquez, y el presidente actual, César Álvaro Ramírez, denunciaron que la empresa española OHL, concesionaria del Circuito Exterior Mexiquense (CEM), durante siete años se ha negado a construir dos puentes vehiculares que serán parte importante del proyecto del Centro Estratégico de Recuperación Ambiental del Oriente (CERAO), que generará 40 mil empleos, con los que Chimalhuacán dejará de ser un municipio dormitorio.

En conferencia de prensa, Román Bojórquez informó que el CERAO, también llamado Parque Tecnológico Industrial, empezó a gestionarse desde el año 2007, cuando aún era gobernador del Estado el licenciado Enrique Peña Nieto y el panista Felipe Calderón era presidente de la República.

El también dirigente estatal del Movimiento Antorchista, Tolentino Román, informó que para llevar a cabo la construcción del CERAO: “es preciso que se construyan dos puentes vehiculares, por lo que el 28 de abril de 2011, la empresa OHL se comprometió a hacer esos dos puentes vehiculares”.

Adicionalmente, dijo que el Circuito Exterior Mexiquense fue concesionado a la empresa española OHL, la cual invirtió 24 mil millones de pesos, inversión que recuperaría en tan solo seis años dada la alta productividad de dicha vialidad. “Así, pues, subrayó Tolentino Román, OHL ya recuperó su inversión, pero el caso es que no ha construido los dos puentes que necesita Chimalhuacán para conectarse con el Circuito y desplazar las mercancías que se generen en el CERAO”.

“Esos puentes de acceso al municipio, abundó, son importantes ya que hoy en día la entrada y salida a este circuito mexiquense es estrecha y peligrosa, toda vez que los automovilistas deben atravesar el Dren Chimalhuacán II: los automóviles y camiones de carga están obligados a transitar por el lomo de este dren de aguas pestilentes que está a varios cientos de metros del CEM.”

No obstante que OHL prometió construir los dos puentes desde hace siete años, “se ha escabullido y el resultado es que no ha realizado esos trabajos.

“Siempre hemos recibido negativas y negativas por parte de OHL, lo que nos obliga a emplear el recurso de la protesta pública. Por eso, junto con la ciudadanía organizada de Chimalhuacán, realizaremos movilizaciones para exigir que la empresa española cumpla su compromiso de construir los dos puentes necesarios para la instalación del parque tecnológico industrial”.

Román Bojórquez informó que la primera manifestación pública, pacífica y dentro del marco de la ley, la realizán este viernes 24 de agosto con 5 mil personas frente a las oficinas centrales de OHL, ubicadas en la avenida Paseo de la Reforma de la Ciudad de México. “Y si no obtenemos respuesta positiva, estaremos obligados a realizar otra protesta pública pero con 10 mil manifestantes y en todo el Estado de México realizaremos denuncias públicas a través de la difusión de propaganda”.

El presidente municipal electo de Chimalhuacán aseguró que también interpondrán una denuncia de carácter jurídico en contra de OHL y que solicitarán la intervención del gobierno del Estado de México, que encabeza el licenciado Alfredo del Mazo Maza, en donde esperan encontrar respuesta satisfactoria.

Cabe mencionar que el proyecto del Parque Industrial es una gestión que realiza el gobierno local desde el año 2007. Su edificación generará mejores condiciones de desarrollo para los chimalhuacanos, ya que creará fuentes de empleo cercanas a los hogares de los trabajadores con lo que se inhibirá la migración de la fuerza laboral y Chimalhuacán dejará de ser un municipio dormitorico, como hasta ahora se le conoce.

El CERAO se está instalando en la zona de los Tlateles en una superficie de 200 hectáreas, de las cuales 150 serán para el Parque Industrial, 30 para una unidad deportiva y 20 para la edificación de la Universidad Politécnica de Chimalhuacán que en la actualidad ya está en función. (imagen La Jornada)

Deja un comentario