Comentario político del periodista Raymundo Medellín para el programa “Hablando claro” de abc Radio que conduce Manuel Aparicio.
19 de octubre de 2020.

“He sido informado por el Embajador Christopher Landau de los Estados Unidos que el ex Secretario de la Defensa Nacional, General Salvador Cienfuegos Zepeda, ha sido detenido en el Aeropuerto de Los Ángeles, California”; así de escueto fue el mensaje del canciller Marcelo Ebrard para dar a conocer la noticia.
No se trata de un personaje más de los funcionarios cuya relación con el narco los ha llevado a ser extraditados o, como es el caso, detenidos en los Estados Unidos, fue secretario de la Defensa en el gobierno anterior, esa detención pone en entredicho a una de las instituciones que han sido consideradas respetables.
El presidente López Obrador ha sido duro en cuanto ante el hecho, dijo que: “La vida pública estaba podrida en México, aunque el país es fuerte”, también afirmó: “Siempre dije que no se trataba de una crisis, sino de una decadencia, un proceso de degradación progresivo en el periodo neoliberal. “No permitiremos la impunidad, se castigará a quienes cometan delitos, tanto de delincuencia organizada como los de cuello blanco. No vamos a encubrir a nadie. Ese tiempo pasó”. A preguntas de los periodistas, sin embargo, López Obrador aseguró que no hay investigaciones sobre el general Salvador Cienfuegos en México. Su proceso lo enmarcó por completo en las investigaciones y la detención en Estados Unidos.
No obstante sus opiniones, Andrés Manuel López Obrador ha depositado su confianza en el Ejército y la Marina, en su campaña electoral prometió regresar a los militares a sus cuarteles, pero en la actualidad el Ejército tiene actividades en la seguridad pública, construcción de obras, capacitación policiaca, apoyo a programas sociales, control de puertos y aduanas, además los hizo responsables de las 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar, entre otras muchas actividades.

          (Fotografía Infobae)

La detención del general Cienfuegos en los Estados Unidos deja dudas en lo que respecta a la lucha contra la corrupción que el actual gobierno dice estar llevando a cabo, por ejemplo a ese nivel ¿el actual secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval desconocía esas actividades del ahora detenido? ¿Cuál será la reacción de los generales ante esta detención? ¿Si un secretario de la defensa estuvo relacionado con el narco, hasta donde llegó esa criminal relación? ¿Podrán ir más funcionarios a los Estados Unidos sin el temor de ser aprehendidos? ¿Hasta dónde ha llegado el crimen organizado en cuanto a cohechar funcionarios de alto nivel? ¿Habrá alguien en el gobierno mexicano que se sienta libre de culpa?
Seguramente como dice López Obrador la vida pública estaba podrida en México, pero esa pudrición no terminó en el periodo de Enrique Peña, tal parece que continúa.

Deja un comentario